PSI­CO.

¡Exá­me­nes!

Mia - - NEWS -

Una de las cla­ves prin­ci­pa­les es que hay que ¨es­tu­diar por el co­no­ci­mien­to¨, es de­cir, el ver­da­de­ro se­cre­to de es­tu­diar es ha­cer­lo por la ra­zón co­rrec­ta, ello te va a per­mi­tir for­mar­te co­mo pro­fe­sio­nal y mar­car una di­fe­ren­cia re­la­cio­na­da con la pa­sión y el in­te­rés ge­nuino por el sa­ber. Tam­bién, es im­por­tan­te que ames lo que es­tás ha­cien­do. Mu­chas ve­ces su­ce­de que no to­das las ma­te­rias son de tu agra­do, en­ton­ces, lo que te­nés que sa­ber es que la elec­ción so­bre lo que te gus­ta o no, es per­so­nal y la po­dés cam­biar. Apren­dé a amar eso que te to­có ha­cer por­que así se vuel­ve más sen­ci­llo, pla­cen­te­ro y dis­fru­ta­ble. En­con­trá el la­do po­si­ti­vo y ami­ga­te con ese te­ma qu eno te gus­ta. De to­dos mo­dos, lo vas a te­ner que es­tu­diar, en­ton­ces es me­jor ha­cer­lo con una sonrisa y no enoja­do. ¨La for­ma es que en­ca­rás esa obli­ga­ción es tu elec­ción. En la vi­da siem­pre vas a tran­si­tar si­tua­cio­nes di­fí­ci­les; có­mo las atra­vie­ses es tu de­ci­sión¨, ex­pli­ca Mar­tín Ce­re­zue­la, ins­truc­tor de me­di­ta­ción de la Fun­da­ción El Ar­te de Vi­vir y coor­di­na­dor de La­ti­noa­mé­ri­ca del Pro­gra­ma ¨Yes Plus¨ para es­tu­dian­tes y jó­ve­nes pro­fe­sio­na­les.

Al mo­men­to de es­tu­diar: sen­ta­te, ce­rrá tus ojos y rea­li­zá 10 res­pi­ra­cio­nes sua­ves y pro­fun­das, in­ha­lan­do y ex­ha­lan­do, sin ha­cer nin­gún es­fuer­zo men­tal. La cla­ve para la con­cen­tra­ción es que la men­te es­té relajada y eso se lo­gra, en gran me­di­da, con las téc­ni­cas de res­pi­ra­ción.

Eli­mi­ná los es­tí­mu­los ex­ter­nos: apa­gá la ra­dio y/o la te­le­vi­sión para que tu men­te no se dis­trai­ga. Re­cor­dá que el sis­te­ma ner­vio­so se es­ti­mu­la a par­tir de los sen­ti­dos. Por ejem­plo, si es­tás es­cu­chan­do la ra­dio (au­di­ti­vo), tu ce­re­bro pres­ta aten­ción a 3 co­sas a la vez: lo que es­tás le­yen­do, es­cu­chan­do y lo que es­tá pa­san­do por tu men­te.

Dor­mí bien: Lo ideal es en­tre 6 y 8 ho­ras por día. Con la men­te des­can­sa­da, el tiem­po de es­tu­dio rin­de mu­cho más. ¨Si te sen­tás a es­tu­diar a las 22, lue­go de to­do un día de tra­ba­jo y fa­cul­tad, te va a cos­tar com­pren­der y re­cor­dar mu­cho más los tex­tos. En cam­bio, por la ma­ña­na tem­prano con la men­te fres­ca, en­fo­ca­da en ello, con una so­la vez que lo leas ya te va a al­can­zar”.

Co­mé sano: una ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble in­cre­men­ta tu ni­vel de ener­gía y ha­ce que tu men­te es­té más con­cen­tra­da. ¨Por ejem­plo, re­em­pla­zá el ca­fé por el té con jen­gi­bre por­que la ca­feí­na te des­pier­ta, es­ti­mu­la el sis­te­ma ner­vio­so y ello ha­ce que tu men­te se dis­per­se”. Ter­mi­ná lo que em­pe­zas­te: Es im­por­tan­te no aban­do­nar una ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria para que eso no se trans­for­me en un pa­trón de com­por­ta­mien­to en la vi­da, es de­cir, hoy es una ca­rre­ra, ma­ña­na pue­de ser una pa­re­ja, un tra­ba­jo, un pro­yec­to, un sue­ño, etc.

¨Sea cual sea el ti­po de pre­sión que ten­gas (familiar, la­bo­ral o so­cial) acor­da­te que es­tás en es­te mun­do para vi­vir TU vi­da y ser fe­liz. Si hay al­go que real­men­te amás, ha­ce­lo. A ve­ces hay que ju­gár­se­la aun­que no sea có­mo­do¨, ma­ni­fies­ta el ins­truc­tor.

"Ter­mi­ná lo que em­pe­zas­te para que eso no cree un pa­trón de com­por­ta­mien­to"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.