“Ar­gen­ti­na cam­bió la ma­ne­ra de com­pe­tir de Es­ta­dos Uni­dos”

Ho­ra­ce Grant, le­yen­da de los Bulls de Mi­chael Jor­dan, ha­bló con Mun­do D de la es­tir­pe del ju­ga­dor ar­gen­tino.

Mundo D - - BÁSQUET - Sebastián Rog­ge­ro srog­ge­ro@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

s el hom­bre de los an­te­ojos, el que los aman­tes del bás­quet al­gu­na vez vie­ron en TV e identifican co­mo uno de los com­pa­ñe­ros cla­ve de Mi­chael Jor­dan y de Scot­tie Pip­pen en aque­llos Chica­go Bulls que mar­ca­ron la his­to­ria del bás­quet a ini­cios de los ‘90. “Ja, ja, só­lo usa­ba los an­te­ojos por­que no po­día ver bien, no por una mo­da. Me ayu­da­ron a ju­gar, a ser me­jor, aun­que lue­go sin du­da fue mar­can­do mi iden­ti­dad co­mo ju­ga­dor”, bro­mea Ho­ra­ce Grant en la no­ta te­le­fó­ni­ca con

La ma­gia de la NBA es­tá en Bue­nos Ai­res. La li­ga más im­por­tan­te del mun­do pre­sen­tó en la Ca­pi­tal Fe­de­ral una di­ser­ta­ción so­bre su mo­de­lo de ne­go­cios de ex­pan­sión y, en­tre esas ac­ti­vi­da­des, es­ta­ba la di­ser­ta­ción de Grant, quien ga­nó cua­tro tí­tu­los (tres en los Bulls y uno en los La­kers de Los An­ge­les) y que hoy, con 52 años, tra­ba­ja co­mo em­ba­ja­dor de la NBA.

pu­do ha­blar cin­co mi­nu­tos con Grant gra­cias a la ges­tión de Ju­lio Man­tei­ga, An­drés La­ban y Emi­lio Gar­cía Díaz, tres de los en­car­ga­dos de co­mu­ni­ca­ción y mar­ke­ting pa­ra la NBA pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca.

Grant de­vuel­ve un “¡ni­ce!” cuan­do le cuen­ta que es­tá lla­mán­do­le des­de Cór­do­ba, la tie­rra de Ate­nas, el club más ga­na­dor de la li­ga na­cio­nal. Lo­cuaz y agra­da­ble, el ala pí­vot em­pie­za a ha­blar del bás­quet ar­gen­tino.

“Cuan­do en Es­ta­dos Uni­dos ha­blas de un ju­ga­dor de bás­quet de Ar­gen­ti­na lo pri­me­ro que se te vie­ne a la ca­be­za es Ma­nu Gi­nó­bi­li. Él es un gran em­ba­ja­dor, pe­ro es evi­den­te que Ar­gen­ti­na tie­ne mu­chos gran­des ju­ga­do­res a lo lar­go del mun­do”.

–¿Es Gi­nó­bi­li con­si­de­ra­do una le­yen­da en la NBA?

–Cla­ro. Pe­ro no es una le­yen­da só­lo por lo que ga­nó, sino por­que tra­jo a la NBA una nue­va ma­ne­ra de sen­tir el jue­go. Su in­ten­si­dad se des­ta­có. Lo de ju­gar ca­da par­ti­do de esa ma­ne­ra es al­go que es va­lo­ra­do no só­lo en los Spurs de San An­to­nio.

Grant, co­mo la­de­ro de Jor­dan, pue­de ha­blar de aque­llos tiem­pos fe­li­ces en los im­ba­ti­bles Chica­go Bulls. “He te­ni­do la suer­te de com­par­tir los me­jo­res años con Mi­chael. En ese equi­po de los Bulls crea­mos una di­nas­tía de la que to­do el mun­do es­tá ha­blan­do has­ta hoy. Jor­dan te­nía un gran li­de­raz­go, que lo cons­truía con su ma­ne­ra de tra­ba­jar du­ro. Na­die tra­ba­ja­ba más du­ro que él en los Bulls. Mi­chael se preo­cu­pa­ba por to­do y por to­dos. No fue al­go da­do que él ga­na­ra, él tra­ba­jó pa­ra ga­nar­lo to­do”.

Ha­bien­do si­do com­pa­ñe­ro de Jor­dan es im­po­si­ble no pre­gun­tar­le so­bre la com­pa­ra­ción de es­tos tiem­pos: si LeB­ron Ja­mes, la gran es­tre­lla de la NBA, tie­ne al­go de MJ23. “Na­die se pue­de com­pa­rar a Mi­chael. Ellos (por Leb­ron y Jor­dan) es­tu­vie­ron en di­fe­ren­tes eras y do­mi­na­ron sus eras. Hay ju­ga­do­res que no se pue­den com­pa­rar y que pue­des ver que son ge­nia­les por sí mis­mos. No pue­des com­pa­rar a Ma­gic John­son o Larry Bird con otros ju­ga­do­res. Son ge­nia­les. Lo mis­mo pa­sa con Leb­ron”, ar­gu­men­ta.

La agen­da de en­tre­vis­tas de Grant es­tá a pleno y que­da tiem­po pa­ra dos pre­gun­tas más.

Y hay una que me­re­ce una re­fle­xión de Grant. Ar­gen­ti­na fue el pri­mer equi­po en ven­cer a un se­lec­cio­na­do de Es­ta­dos Uni­dos in­te­gra­do por ju­ga­do­res NBA. Fue en In­dia­ná­po­lis 2002. Pa­ra Grant, esa de­rro­ta cam­bió pa­ra siem­pre la ma­ne­ra de ser del ju­ga­dor es­ta­dou­ni­den­se pa­ra com­pe­tir.

“En mi opi­nión esa de­rro­ta del USA Team fue una en­se­ñan­za. Ar­gen­ti­na le mos­tró a Es­ta­dos Uni­dos que en una can­cha de bás­quet se pue­de ser un equi­po y una na­ción a la vez. Ellos (por los ju­ga­do­res ar­gen­ti­nos) se trans­for­ma­ron en ejem­plo a se­guir, cam­bia­ron la ma­ne­ra de com­pe­tir y de ga­nar de Es­ta­dos Uni­dos, que in­ten­tó apren­der y que apli­ca has­ta hoy”.

Esa ma­ne­ra de com­pe­tir es lo que ha lo­gra­do que los equi­pos es­ta­dou­ni­den­ses do­mi­nen to­do des­de el oro ar­gen­tino en Ate­nas 2004, don­de en se­mis se dio el se­gun­do triun­fo de Ar­gen­ti­na so­bre un equi­po in­te­gra­dos por NBA. Al fi­nal del con­tac­to con Ho­ra­ce Grant lan­za un men­sa­je pa­ra los mi­les de ju­ga­do­res de bás­quet en Ar­gen­ti­na que sue­ñan con lle­gar a la NBA.

“Los ju­ga­do­res ar­gen­ti­nos son pa­sio­na­les, tie­nen gran ca­pa­ci­dad pa­ra apren­der y han de­mos­tra­do en el mun­do que son ju­ga­do­res con­fia­bles y de ni­vel pa­ra es­tar en la NBA. Siem­pre que ves a un ju­ga­dor de Ar­gen­ti­na, sa­bes que tie­ne al­go pa­ra dar. Se­gu­ro lle­ga­rán más a la NBA”.

Así lo ve Ho­ra­ce Grant, el hom­bre de los an­te­ojos.

(TWIT­TER BO­CA)

En La Bom­bo­ne­ra. Grant es­te jue­ves vi­si­tó el estadio de Bo­ca, don­de se fo­to­gra­fió con el plan­tel del úl­ti­mo cam­peón del fút­bol ar­gen­tino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.