Bos­sio y la chan­ce ar­gen­ti­na

Car­los Bos­sio tie­ne mu­cha con­fian­za en el equi­po que di­ri­ge Sam­pao­li y apues­ta a que “Ar­gen­ti­na es Ar­gen­ti­na” a la ho­ra de ju­gar­se el pa­se a Ru­sia 2018 en Ecua­dor.

Mundo D - - PÁGINA DELANTERA - Pa­blo Ocam­po po­cam­po@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Car­los Gus­ta­vo “Chi­qui­to” Bos­sio vi­ve en Buenos Aires y atien­de su em­pre­sa fa­mi­liar jun­to con su es­po­sa. Se en­cuen­tra ale­ja­do del fút­bol en lo pro­fe­sio­nal, pe­ro no en lo pa­sio­nal: “Cuando jue­ga Bel­grano, veo los par­ti­dos to­man­do unos ma­tes o un fer­ne­ci­to, je. Y pa­san­do ner­vios co­mo siem­pre”.

El ex ju­ga­dor de la “B”, Es­tu­dian­tes y otros clu­bes fue in­te­gran­te de la se­lec­ción ar­gen­ti­na que en la eli­mi­na­to­ria rum­bo a Fran­cia ‘98 ju­gó en 1996 en la al­tu­ra de Qui­to en el re­cor­da­do en­cuen­tro en el que el en­tre­na­dor, Da­niel Pas­sa­re­lla di­jo: “La pe­lo­ta no do­bla”. Con una do­ce­na de par­ti­dos en el se­lec­cio­na­do mayor, don­de se in­clu­yen eli­mi­na­to­rias y Co­pa Amé­ri­ca, más otros en ju­ve­ni­les dispu­tan­do los Pa­na­me­ri­ca­nos del ‘95, Preo­lím­pi­co 1996 y los Jue­gos Olím­pi­cos de Atlan­ta’ 96.

Más allá que hoy vi­va el fút­bol co­mo un afi­cio­na­do, su ex­pe­rien­cia en un cam­po ha­ce que sus pa­la­bras se­rán siem­pre im­por­tan­tes: “Es im­pen­sa­do lle­gar a la úl­ti­ma fe­cha de la eli­mi­na­to­ria y no te­ner al equi­po aún cla­si­fi­ca­do. Más si se tie­ne en cuen­ta la ca­li­dad de los ju­ga­do­res que bri­llan en sus equi­pos, pe­ro que aún en la se­lec­ción no se han po­di­do amal­ga­mar co­mo con­jun­to”.

“Por suer­te aún te­ne­mos una chan­ce más de lle­gar al mun­dial y creo cie­ga­men­te que la se­lec­ción va lo­grar el pa­sa­je. Des­pués si lo me­re­ce­mos o no, es otra co­sa, pue­de que sea que no lo me­re­ce­mos por to­do lo que ha pa­sa­do en AFA y por ha­ber cam­bia­do tres en­tre­na­do­res en la eli­mi­na­to­ria”, di­ce.

Bos­sio fue arquero del equi­po na­cio­nal en Qui­to el 2 de ju­nio de 1996, cuando el com­bi­na­do na­cio­nal fue ven­ci­do por los lo­ca­les 2 a 0 en la fe­cha de eli­mi­na­to­rias.

“Es di­fí­cil ju­gar en la al­tu­ra por­que hay co­sas que no son nor­ma­les y no se dan cuando ju­gás en el llano, por­que la pe­lo­ta via­ja más rá­pi­do y hay que aga­rrar­le la mano a có­mo se com­por­ta, por­que por allí que­rés me­ter un pa­se y se te va lar­ga o no le po­dés dar el efec­to que que­rés”, cuen­ta el exar­que­ro de Bel­grano.

“La in­ci­den­cia en el ren­di­mien­to fí­si­co de­pen­de mu­cho de ca­da uno. En mi ca­so no me afec­tó en eso del aho­ga­mien­to o el can­san­cio co­mo le pa­sa a los ju­ga­do­res de cam­po. Sí no­té que via­ja más rá­pi­do la pe­lo­ta, que cues­ta cal­cu­lar en una sa­li­da y se di­fi­cul­ta en los cen­tros o, tam­bién, sa­cás con la mano y lle­gás a la mi­tad de la can­cha”, con­ti­núa Bos­sio.

La idea de con­tra­rres­tar el sín­dro­me de la al­tu­ra es to­do un te­ma: “No­so­tros no pu­di­mos y per­di­mos 2 a 0”, se­ña­la el exar­que­ro mien­tras se son­ríe.

“Era otro tiem­po, Ecua­dor era muy po­ten­te en su es­ta­dio y no­so­tros no pu­di­mos con­tra­rres­tar eso, per­di­mos bien y nun­ca es­tu­vi­mos cer­ca de com­pli­car­los”, re­cuer­da el fut­bo­lis­ta de aquel par­ti­do que fue uno de los dos que per­dió el equi­po de Pas­sa­re­lla en to­da la fa­se cla­si­fi­ca­to­ria al mun­dial en la cual ter­mi­nó pri­me­ro. Car­los Bos­sio com­par­tió equi­po con al­gu­nos ju­ga­do­res em­ble­má­ti­cos co­mo Die­go Si­meo­ne, Jo­sé Cha­mot, Her­nán Cres­po, Ro­ber­to Sen­si­ni, Ja­vier Za­net­ti, Ro­ber­to Aya­la, Omar Ba­tis­tu­ta, Ariel Or­te­ga y Clau­dio Ca­nig­gia, en­tre otros. Ade­más, en su eta­pa de ju­ve­nil con­si­guió la me­da­lla de pla­ta en los Jue­gos Olím­pi­cos de Atlan­ta 1996.

Tam­bién re­cuer­da la fa­mo­sa fra­se de “la pe­lo­ta no do­bla” y la acla­ra re­cor­dan­do que “qui­so de­cir que era di­fí­cil me­ter­le un efec­to... no la en­ten­die­ron o la en­ten­die­ron mal, y que­dó para la his­to­ria”.

En es­tos tiem­pos pen­sar que la al­tu­ra es una di­fi­cul­tad in­sal­va­ble es com­pli­ca­do y para Bos­sio tam­bién pa­sa por­que “los ac­tua­les ju­ga­do­res de la se­lec­ción en su ma­yo­ría, ya sea en los clu­bes o con la se­lec­ción, han es­ta­do en la al­tu­ra ju­gan­do. En aque­lla épo­ca, en mi ca­so, fue la primera vez que me to­có ha­cer­lo en esas con­di­cio­nes”.

So­bre el par­ti­do del mar­tes en don­de el equi­po de Sam­pao­li de­be con­se­guir neu­tra­li­zar la al­tu­ra, ha­cer go­les y ga­nar, que no es po­co, “Chi­qui­to” sos­tie­ne: “Ar­gen­ti­na es Ar­gen­ti­na... an­te Pe­rú de­bió ga­nar có­mo­do y ju­gan­do bien o no, siem­pre tu­vo si­tua­cio­nes cla­ras y no en­tró. Por eso, creo que el mar­tes con que en­tre una va­mos a es­tar to­dos con­ten­tos. Se­gu­ro que no se­rá un par­ti­do fá­cil, pe­ro hay que sa­ber so­bre­po­ner­se y su­pe­rar­lo. Na­die pen­só lle­gar con la so­ga al cue­llo a es­ta al­tu­ra, pe­ro es lo que nos to­ca”.

“Lo más com­pli­ca­do es en­fren­tar a un equi­po que no jue­ga por na­da, por­que es­ta suelto no tie­ne presiones y su úni­co ob­je­ti­vo es com­pli­car­le la vi­da al ri­val. Me hu­bie­se gus­ta­do que sa­lie­ran con al­gu­na obli­ga­ción, por­que eso se­gu­ro te da chan­ces”, pro­si­gue.

Bos­sio di­ce que los par­ti­dos los ob­ser­va co­mo un sim­pa­ti­zan­te y que no tie­ne in­ten­cio­nes de li­gar­se al fút­bol de nin­gu­na for­ma, apues­ta to­do por la se­lec­ción y no ima­gi­na un mun­dial sin Ar­gen­ti­na.

LO MÁS COM­PLI­CA­DO ES EN­FREN­TAR A UN EQUI­PO QUE NO JUE­GA POR NA­DA, POR­QUE ES­TÁ SUELTO, NO TIE­NE PRESIONES.

Cus­to­dios de lu­jo. “Chi­qui­to” Bos­sio, se­cun­da­do por Die­go Si­meo­ne y Her­nán Cres­po. El exar­que­ro de Bel­grano ju­gó la eli­mi­na­to­ria para el Mun­dial de Fran­cia 1998 en la al­tu­ra de Qui­to, Ecua­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.