Dos bom­ba­zos, y a otra co­sa

En Al­ta Cór­do­ba, Ins­ti­tu­to no pu­do con San­ta­ma­ri­na, que con dos go­la­zos le ga­nó 2-1.

Mundo D - - Página Delantera - Her­nán Lau­rino hlau­rino@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Cuan­do un hincha pa­ga una en­tra­da pa­ra ver a un equi­po de Da­río Franco sa­be que es co­mo ir al ci­ne a ver un “clá­si­co”. Es­tá cla­ro el me­nú, lo que se va a en­con­trar.

Fút­bol ofen­si­vo, una pro­pues­ta se­duc­to­ra pa­ra el pa­la­dar glo­rio­sos y des­equi­li­brio. Acá no hay “man­ta cor­ta”. Va a ser siem­pre así: se va a des­cui­dar los pies (su ar­co) pa­ra ir al fren­te.

Y es­te clá­si­co que es el Ins­ti­tu­to de Franco ano­che mos­tró un ca­pí­tu­lo de los que me­nos gus­ta.

Esos don­de ha­ce to­do pa­ra ga­nar, pe­ro el ri­val (ama­rre­te, opor­tuno, efi­caz) se lle­va to­do.

Fue en la de­rro­ta 2-1 de lo­cal an­te San­ta­ma­ri­na de Tan­dil, por la sex­ta fe­cha de la B Na­cio­nal 2018/19. Y mo­les­ta, due­le.

Aun­que el aplau­so de su gen­te de­mues­tra que hay ban­ca a la idea y hay tiem­po. Pe­ro, cla­ro, de lo­cal hay que ga­nar…

Una mon­ta­ña ru­sa

El Al­bi­rro­jo tu­vo un co­mien­zo do­mi­nan­te, co­mo lo exi­ge Franco. Con te­nen­cia de pe­lo­ta, cir­cu­la­ción y con mu­cha pre­sión, arrin­co­nó a San­ta­ma­ri­na que sa­bía que se iba a en­con­trar con es­to.

A los 15, se in­vir­tie­ron los ro­les y Brai­da le ba­jó de ca­be­za una pe­lo­ta bár­ba­ra a Ve­get­ti. El “9” de­fi­nió arro­ján­do­se al pi­so, por arri­ba del tra­ve­sa­ño. Fue un anun­cio de in­ten­cio­nes.

Pe­ro co­mo el equi­po de Franco tie­ne esos vai­ve­nes en los que se va de par­ti­do y le cues­ta ho­rro­res sos­te­ner su ar­co en ce­ro (le hi­cie­ron go­les en to­dos los par­ti­dos del cam­peo­na­to), el con­jun­to de Tan­dil tu­vo su chan­ce. Y la apro­ve­chó.

Una ti­je­ra de Fran­cis­co Gon­zá­lez Men­ti­lli, a los 27 del pri­mer tiem­po, se clavó en un án­gu­lo sin que Chia­ri­ni (ex­tra­ña­men­te in­se­gu­ro an­tes y des­pués de esa ju­ga­da) pu­die­ra sa­car­la.

Así, co­mo an­te De­fen­so­res de Bel­grano en el re­cor­da­do triun­fo 4- 3, arran­ca­ba otra vez en des­ven­ta­ja.

En aquel vier­nes por la no­che se pu­do po­ner en par­ti­do nue­va­men­te con dos pe­lo­tas paradas. Ano­che no le se­ría tan sen­ci­llo. San­ta­ma­ri­na se pe­gó con­tra su ar­que­ro y de­ci­dió re­sis­tir. Ce­rró los ca­mi­nos y se abro­que­ló.

Pa­ra for­tu­na del lo­cal, an­tes que con­clu­ye­ra esa pri­me­ra eta­pa, Ve­get­ti re­sol­vió to­dos los pro­ble­mas, o al me­nos los más ur­gen­te. Cen­tro me­di­do de Af­fran­chino pa­ra un ca­be­za­zo del “9” de esos que odian los ar­que­ros: bien aba­jo, de pi­que al sue­lo. Fue el 1-1 y el lo­cal res­pi­ró.

El em­pa­te le da­ba al­go de cal­ma a un Ins­ti­tu­to que sa­be bien lo que quie­re y res­pe­ta a ra­ja­ta­bla el plan de su en­tre­na­dor.

Pe­ro ese Ins­ti­tu­to ideal que an­he­la Franco to­da­vía es­tá “ver­de”, le fal­ta tiem­po de ma­du­ra­ción.

Y, pa­ra col­mo, es es­pe­cia­lis­ta en re­ci­bir go­la­zos.

Por­que Men­ti­lli ape­nas co­men­za­do el se­gun­do tiem­po vol­vió a adue­ñar­se de la no­che y clavó un zur­da­zo se­co, de ai­re y des­de afue­ra del área, con­tra un pa­lo de Chia­ri­ni, que fue el 2-1. Otra vez el es­ce­na­rio cues­ta arri­ba pa­ra el lo­cal.

Ins­ti­tu­to si­guió yen­do, hi­zo fi­gu­ra al ar­que­ro Ro­drí­guez y ti­ró mil cen­tros aun­que las ideas ca­da vez fue­ron me­nos.

En esa idea de arries­gar to­do pa­ra ga­nar, aun­que sea “ha­cien­do un gol más que el ri­val”, no siem­pre po­drá dar vuel­ta los mar­ca­do­res. No siem­pre se­rá un 4-3.

Con es­ta idea de jue­go Ins­ti­tu­to ga­na­rá mu­cho más de lo que per­de­rá. Pe­ro aún le fal­ta acei­te en al­gu­nos en­gra­na­jes pa­ra ser un equi­po de fiar.

(NI­CO­LÁS BRAVO)

Apor­te go­lea­dor. Ve­get­ti con­vir­tió el gol de Ins­ti­tu­to y lle­va cin­co en el tor­neo. Pe­ro su efi­ca­cia no le sir­vió a la Glo­ria. Gon­zá­lez Men­ti­lli anotó los dos de San­ta­ma­ri­na.

(NI­CO­LÁS BRAVO)

El pri­mer go­la­zo. Fran­cis­co Gon­zá­lez Men­ti­lli hi­zo una pi­rue­ta pa­ra me­ter una pe­lo­ta inal­can­za­ble pa­ra Ju­lio Chia­ri­ni. Era el 1-0 pa­ra la vi­si­ta y el “8” ya se mos­tra­ba co­mo la fi­gu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.