Un par­ti­do que se­rá bi­sa­gra en el fu­tu­ro in­me­dia­to

Mundo D - - Fútbol + Superclásico Cordobés - Pa­blo Ocam­po po­cam­po@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Los clá­si­cos son par­ti­dos es­pe­cia­les por don­de se los mi­re, pe­ro por el la­do de Al­ber­di el de es­ta tar­de es mu­cho más es­pe­cial que de cos­tum­bre, por­que tie­ne to­da la pin­ta de ser bi­sa­gra pa­ra el fu­tu­ro in­me­dia­to del en­tre­na­dor.

Có­mo ha­cer pa­ra sos­te­ner al DT si el re­sul­ta­do le es ad­ver­so, es la gran pre­gun­ta de los di­ri­gen­tes, quie­nes sa­ben que el ojo de la tor­men­ta los tie­ne a ellos pues­tos allí, por­que si el “fu­si­ble” del pre­sen­te es Ber­nar­di, la res­pon­sa­bi­li­dad del fu­tu­ro es to­da de ellos.

El fút­bol vi­ve por los re­sul­ta­dos y lo de­más sue­na siem­pre a “ver­so”, más aún cuan­do la ta­bla de los promedios ha­ce su­dar las ma­nos ca­da vez que se la mi­ra. En­ton­ces, no pue­den mi­rar pa­ra el cos­ta­do nin­guno de los res­pon­sa­bles del mo­men­to que vi­ve el Ce­les­te, co­mo es­pe­ran­do que el rum­bo se en­de­re­ce por sí mis­mo.

Na­da es de­fi­ni­to­rio hoy, pe­ro es­te par­ti­do sí tie­ne to­da la pin­ta que pue­de dar o qui­tar cré­di­tos im­por­tan­tes a to­dos los ac­to­res. No es el tiem­po del “to­do pa­sa”. Es el mo­men­to de ha­cer­se car­go y los que jue­gan de­be­rán ha­cer­lo por los de la tri­bu­na y el DT, pa­ra que el bar­co si­ga su mar­cha fue­ra de la tor­men­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.