Homenaje a Al­ber­to Che­jo­lan en la Vi­lla 31 a 40 años de su ase­si­na­to si­gue pre­sen­te

Mundo Villa - - Sociedad - Step­hie San­do­val, Ta­ller de Pe­rio­dis­mo Vi­lla 31.

Al­ber­to Che­jo­lan ve­cino de la vi­lla 31, miem­bro del cen­tro ve­ci­nal y del Mo­vi­mien­to Vi­lle­ro Pe­ro­nis­ta, fue ase­si­na­do cuan­do es­ta­ba par­ti­ci­pan­do de una mar­cha con ve­ci­nos de la vi­lla 31 que se di­ri­gían ha­cia la Pla­za de Ma­yo re­cla­man­do al go­bierno po­pu­lar del Gral. Pe­rón que no erra­di­ca­ran las vi­llas y ade­más pe­dían por la ur­ba­ni­za­ción con vi­vien­das dig­nas ba­jo la con­sig­na “Que­re­mos ca­sas sin tram­pas”. Du­ran­te la mar­cha pa­cí­fi­ca, a mi­nu­tos de lle­gar a la Ca­sa Ro­sa­da, la policía in­ten­ta de­te­ner­los y en ese ins­tan­te es­cu­chan un dis­pa­ro que le dio a Al­ber­to Che­jo­lan, ve­cino del Ba­rrio Gue­mes, a quien le dis­pa­ron con una Ita­ka a dos me­tros de dis­tan­cia por or­den de Lo­pez Re­ga y Vi­llar. Che­jo­lan mue­re en el ins­tan­te mien­tras al res­to de los ve­ci­nos los dis­per­san con ti­ros y ga­ses la­cri­mó­ge­nos. Un ra­to despues los ve­ci­nos de­ci­den lla­mar al Dipu­tado Leo­nar­do Bet­ta­nin a quien tam­bién in­ten­tan me- ter pre­so. Al día si­guien­te apa­re­ce en los dia­rios la no­ti­cia de que: “Ha­bía un gru­po de vi­lle­ros bo­rra­chos que ha­cían dis­tur­bios y de gol­pe cuan­do se des­pe­jó to­do apa­re­ció un vi­lle­ro muer­to”. Ese día en la mo­vi­li­za­ción ha­bía un fo­tó­gra­fo del dia­rio No­ti­cias que hi­zo to­do el re­gis­tro fo­to­grá­fi­co com­ple­to y to­mó cuan­do apun­tan a Al­ber­to, es­to fue pu­bli­ca­do pe­se a las pre­sio­nes re­ci­bí­das. Ha­ce se­ten­ta años que se vie­ne lu­chan­do por la ur­ba­ni­za­ción, pe­ro los ve­ci­nos no ba­jan los bra­zos “si que­re­mos cam­biar las es­truc­tu­ras in­jus­tas que opri­men a nues­tro pue­blo de­be­mos cam­biar no­so­tros pri­me­ro” re­pi­ten in­can­sa­ble­men­te. To­dos los com­pa­ñe­ros de aque­lla épo­ca de Al­ber­to tie­nen una opi­nión en co­mún es que se tra­ba­je mu­cho por la unión, la so­li­da­ri­dad, el com­pa­ñe­ris­mo, el com­pro­mi­so, que sea­mos mas her­ma­nos y po­der com­ba­tir con­tra es­ta sociedad in­sen­si­ble y es­tig­ma­ti­zan­te que cons­ti­tu­ye el es­pe­jo en don­de no quie­re ver­se la gran ciu­dad por­que allí ven sus pe­ca­dos ma­yo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.