Las obras de ur­ba­ni­za­ción que or­de­na la ley ten­drán que es­pe­rar en el Ba­rrio Ca­rri­llo

Har­tos de la fal­ta de res­pues­ta de las au­to­ri­da­des del Go­bierno de la Ciu­dad, los ve­ci­nos se reunie­ron pa­ra re­cla­mar la pues­ta en mar­cha de la obras y la apli­ca­ción de la Ley 1.333. La si­tua­ción del ba­rrio que pa­re­ce ser tie­rra de na­die se ha­ce ca­da vez m

Mundo Villa - - Sociedad - Ines La­ra, Ta­ller de Pe­rio­dis­mo Los Pi­le­to­nes. por Ines La­ra.

UNA CAU­SA JU­DI­CIAL OR­DE­NÓ LA REA­LI­ZA­CIÓN DE LAS OBRAS DE IN­FRA­ES­TRUC­TU­RA PA­RA EL BA­RRIO, CO­SA QUE TO­DA­VíA NO HAN CUM­PLI­DO DES­DE EL GO­BIERNO DE LA CIU­DAD.

El día 11 de ju­lio a las 17 hs. se lle­vó a ca­bo en el sa­lón Ce­fe­rino de la ca­pi­lla Vir­gen In­ma­cu­la­da una asam­blea de ve­ci­nos del Ba­rrio Ramón Ca­rri­llo pa­ra in­for­mar so­bre el es­ta­do de la cau­sa ju­di­cial que or­de­nó la rea­li­za­ción de las obras de in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra el ba­rrio. Muy bre­ve­men­te de­ta­lla­mos los años y años de lu­cha que lle­va­mos pa­ra po­der lo­grar que se cum­pla es­ta ley. La ley 1.333 se san­cio­nó en el 2004, y lue­go fue pro­rro­ga­da por cua­tro años más en 2005, 2006, 2008 y 2011. Al día de hoy no es­tá vi­gen­te ya que no se vol­vió a pro­rro­gar, pe­ro en ju­nio del 2006 un gru­po de ve­ci­nos pre­sen­tó un amparo pa­ra que el Go­bierno de la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res cum­pla lo que or­de­na­ba la ley. Tras es­to, un juez de pri­me­ra ins­tan­cia ex­pi­dió una sen­ten­cia a fa­vor de los ve­ci­nos en mar­zo de 2010, lue­go, en sep­tiem­bre del 2013, la Sa­la ter­ce­ra ra­ti­fi­có lo ex­pues­to en la ins­tan­cia an­te­rior y de­cre­tó que se de­be lo­grar el co­rrec­to fun­cio­na­mien­to de: * Las re­des de desagües cloa­ca­les * Las re­des de desagües plu­via- les * La red sub­te­rrá­nea de dis­tri­bu­ción de ener­gía eléc­tri­ca * La red sub­te­rrá­nea de dis­tri­bu­ción de gas na­tu­ral * La red de alum­bra­do pú­bli­co Ade­más, dis­pu­so la re­pa­vi­men­ta­ción de las ca­lles, la cons­truc­ción de ve­re­das y la pea­to­na­li­za­ción de los pa­sa­jes. En un prin­ci­pio, los ve­ci­nos que pre­sen­ta­ron el amparo te­nían un abo­ga­do pri­va­do, pe­ro tras su re­nun­cia el ca­so que­dó en ma­nos de la de­fen­so­ra pú­bli­ca Lo­re­na Lam­po­lio. La reunión, que con­tó con la pre­sen­cia de la re­fe­ren­te Ju­lie­ta Pa­re­lla­da, tu­vo el fin de ex­pli­car cuál es su fun­ción y des­pe­jar du­das de los asis­ten­tes. El Pa­dre Pe­dro, quien es­tu­vo pre­sen­te, se mos­tró muy sa­tis­fe­cho con los re­sul­ta­dos del en­cuen- tro, y re­mar­có la im­por­tan­cia del mis­mo, ya que, se­gún ex­pre­só, sir­vió pa­ra orien­tar a los ve­ci­nos so­bre có­mo, dón­de y cuán­do re­cla­mar, ade­más de ani­mar­los a que exi­jan el cum­pli­mien­to de sus de­re­chos. Se rea­li­za­rá un nue­vo en­cuen­tro en el que se plan­tea­rán las in­quie­tu­des que des­pués se­rán tra­ta­das per­so­nal­men­te por la De­fen­so­ra Ofi­cial, quien vi­si­ta­rá el ba­rrio du­ran­te el mes de agos­to (aún no hay fe­cha ni ho­ra­rios con­fir­ma­dos). Con res­pec­to a es­te te­ma, al­gu­nos ve­ci­nos ma­ni­fes­ta­ron a Mun­do Vi­lla su des­con­fian­za so­bre la fun­cio­na­ria, ya que, no pue­den com­pren­der có­mo un De­fen­sor Ofi­cial (em­plea­do del GCBA) sea quien tie­ne que exi­gir pa­ra que el GCBA cum­pla la ley. Más allá de que es­te re­cla­mo es más que vá­li­do, es ne­ce­sa­rio no per­der de vis­ta la im­por­tan­cia del en­cuen­tro con la fun­cio­na­ria, don­de ella po­drá ob­ser­var per­so­nal­men­te las ca­ren­cias y ne­ce­si­da­des del ba­rrio.

LAS CA­LLES DE CA­RRI­LLO TIE­NEN ESE NO SE QUÉ....

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.