“De­jo to­do por ayu­dar a los chi­cos del ba­rrio”

Gus­ta­vo Dza­kich, es un ve­cino de Fuer­te Apa­che, y coor­di­na las ac­ti­vi­da­des del co­me­dor “Bi­go­ti­tos Blan­cos”. Más de 70 chi­cos asis­ten a su es­pa­cio.

Mundo Villa - - Urbanización -

Lle­ga­mos al Ba­rrio Ejér­ci­to de los An­des y Gus­ta­vo nos re­ci­be con una son­ri­sa. “Los chi­cos los es­tán es­pe­ran­do”, di­ce. Y una ma­na­da de son­ri­sas nos es­pe­ran con li­cua­do de ba­na­na en sus ma­nos. MV: ¿Por qué de­ci­dis­te ar­mar un me­ren­de­ro, un co­me­dor? GD: Yo tra­ba­ja­ba en la ba­su­ra, en Cli­ba y un día en­con­tré un ne­ne dur­mien­do ahí y el ca­mio­ne­ro me di­ce: “Ya lo en­con­tré dos o tres ve­ces acá dor­mi­do, de­cí que no ti­ro el con­te­ne­dor así no­más por­que si no... pue­de pa­sar lo peor.” Y de ahí lo lle­vé a mi ca­sa, lo em­pe­cé a ba­ñar y de­ci­dí em­pe­zar a ayu­dar con un gru­po de ami­gos, que di­ji­mos lo­co no­so­tros sa­li­mos de la dro­ga, es­tu­vi­mos en la ca­lle, sa­be­mos lo que es, quié­nes me­jo­res pa­ra ayu­dar a los chi­cos y le em­pe­za­mos a po­ner to­do. To­dos te­ne­mos tra­ba­jo y nues­tra fa­mi­lia, pe­ro el tiem­po que te­ne­mos se lo po­ne­mos acá a los chi­cos. Nos sen­ti­mos lle­nos de co­ra­zón, por­que no hay pre­cio al ver a un chi­co que se va con­ten­to y po­der lu­char por sus de­re­chos. Es co­mo si fue­ra una adre­na­li­na que lle­va­mos en la san­gre. MV: ¿Cuán­tos pi­bes hay? G: Em­pe­za­mos con 15 y ayer eran 70 y ca­da vez mas. Vie­nen y te cuen­tan los sue­ños de ellos y es lo que te man­tie­ne vi­vo y te da fuer­za pa­ra dar­le pa­ra ade­lan­te. Ayu­da to­do el mun­do acá, hay mu­cha gen­te con co­ra­zón muy gran­de y so­li­da­rio, los chi­cos de ca­mio­ne­ros, las ma­más. Que­re­mos que los chi­cos cum­plan sus sue­ños, que no se va­yan pa­ra el ca­mino de la dro­ga. Yo es­tu­ve ahí y se lo que es de aden­tro y no quie­ro eso pa­ra los chi­cos de mi ba­rrio. MV: ¿Con qué so­ñás? GD: Que ten­ga­mos una me­jor so­cie­dad, li­bre de dro­ga, que los pi­bes pue­dan apren­der co­sas pa­ra bien, ellos son nues­tro fu­tu­ro, te­ne­mos que ayu­dar­los.

GUS­TA­VO DZA­KICH RO­DEA­DO DE SUS NI­ÑOS EN­TRE­VIS­TA­DO POR ALAN GÓ­MEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.