In­te­gra­ción So­cial y Cul­tu­ral en la 31

La Se­cre­ta­ría de In­te­gra­ción So­cial y Ur­ba­na fi­nan­cia­rá la obra de la Casa de la Cul­tu­ra en la Vi­lla 31.

Mundo Villa - - Sociedad -

fun­cio­na­rio, Fran­co Vi­ta­li. Des­de ese mo­men­to co­men­zó una fe­róz per­se­cu­sión po­lí­ti­ca con­tra los tra­ba­ja­do­res de la casa y los pe­rio­dis­tas de Mun­do Vi­lla que allí tam­bién tra­ba­ja­ban. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te a su dis­cur­si­va de im­pron­ta na­cio­nal y po­pu­lar, du­ran­te su ges­tión se des­pi­die­ron a de­ce­nas de tra­ba­ja­do­res de las vi­llas y se pa­ra­li­za­ron las ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les en los ba­rrios. Emi­li­ano Ga­re­ca y Ve­ró­ni­ca Fio­ri­to fue­ron los bra­zos eje­cu­to­res del des­man­te­la­mien­to. Sin em­bar­go, se sos­tu­vo la fé­rrea vo­lun­tad del grupo de ami­gos y com­pa­ñe­ros de Mun­do Vi­lla que no ba­ja­ron los bra­zos. La lle­ga­da de un go­bierno de dis­tin­to signo político no era una bue­na señal pa­ra se­guir in­sis­tien­do con el pro­yec­to cul­tu- ral. La casa de la familia Le­dez­ma ha­bía que­da­do en es­ta­do de de­mo­li­ción, ya que iba a co­men­zar la obra de un es­pa­cio cul­tu­ral de pri­mer ni­vel, pe­ro que­dó una casa de­rruí­da y sin ni si­quie­ra un ba­ño. Es así que se con­for­mó un vo­lun­ta­ria­do pa­ra po­ner la casa y el es­pa­cio co­mu­ni­ta­rio en con­di­cio­nes. El apo­yo de los ar­qui­tec­tos Da­niel Min­tzer y Da­niel Bec­ker fue de­ter­mi­nan­te. Se lo­gró el com­pro­mi­so de la UBA y el pro­yec­to de una li­bre­ría de EUDEBA en la Casa de la Cul­tu­ra, que ten­drá la ori­gi­na­li­dad de ser la pri­me­ra li­bre­ría de li­bros en una vi­lla en la Ar­gen­ti­na. Re­cor­de­mos que Bec­ker es pro­fe­sor en Har­vard y ar­qui­tec­to del nue­vo cen­tro cul­tu­ral en el vie­jo Co­rreo Ar­gen­tino, el des­lum­bran­te CCK. Los es­tu­dian­tes lle­ga­ron a mon­to­nes a co­la­bo­rar. No so­lo de Ar­qui­tec­tu­ra, sino de Me­di­ci­na con la con­duc­ción del mé­di­co Efraín Ben­za­quén y la coor­di­na­ción de Jei­mar Co­go­llo; de De­re­cho con el apo­yo de Mar­tín Pon­ce, de Comunicación con Dal­ma Vi­llal­ba, Emi­lia Ro­jas, Pau­la Sti­ven, Ana Lau­ra Fer­nán­dez y el fo­tó­gra­fo Die­go Spi­te­ri. La de­ter­mi­na­ción de Ho­ra­cio Ro­drí­guez La­rre­ta de ur­ba­ni­zar Vi­lla 31 hi­zo que los com­pa­ñe­ros vo­lun­ta­rios pu­sie­ran en re­mo­jo sus pre­jui­cios con el Go­bierno de la Ciu­dad. El ac­cio­nar de Die­go Fer­nán­dez co­mo res­pon­sa­ble del pro­yec­to, hi­zo des­va­ne­cer to­das las dudas. La es­pe­ran­za no tar­dó en lle­gar y las realizaciones tam­po­co. La ofi­ci­na de La­rre­ta en la vi­lla fue un cla­ro signo de una po­lí­ti­ca dis­tin­ta en ma­te­ria de ur­ba­ni­za­ción. La pre­sen­cia cons­tan­te de Die­go Fer­nán­dez con­fir­mó la ten­den­cia y hoy ve­mos có­mo mu­chas coope­ra­ti­vas del ba­rrio tra­ba­jan en pro­yec­tos ur­ba­nís­ti­cos. La Casa de la Cul­tu­ra de Vi­lla 31 se­rá una reali­dad. ¡Queda mu­cho por ha­cer y en eso es­ta­mos!.

DIE­GO FER­NÁN­DEZ JUN­TO A MUN­DO VI­LLA DU­RAN­TE LA FIR­MA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.