Los sis­te­mas “con­tactless” avan­zan más allá de las tar­je­tas.

Vi­sa ya pro­bó en Ru­sia el sis­te­ma que fun­cio­na en plás­ti­cos, bra­za­le­tes y ani­llos, con la mi­ra en el Mun­dial de Fút­bol.

Negocios - - PÁGINA DELANTERA - Pa­blo Lei­tes plei­tes@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

El col­mo del fu­tu­ris­mo en lo que a pa­gos elec­tró­ni­cos se re­fie­re ya exis­te hoy, y se pa­re­ce mu­cho a no pa­gar.

En los dos mi­ni­mer­ca­dos Ama­zon Go que exis­ten en Nue­va York –to­da­vía en prue­ba pa­ra un gru­po de em­plea­dos de la fir­ma– se com­pra sim­ple­men­te to­man­do el pro­duc­to, co­lo­cán­do­lo en la ca­nas­ta y sa­lien­do de la tien­da.

Los sis­te­mas de es­ca­neo que uti­li­zan re­gis­tran to­dos los ar­tícu­los y en for­ma au­to­má­ti­ca en­vían la cuen­ta al smartp­ho­ne y a la tar­je­ta de cré­di­to de la que se de­bi­ta­rá el im­por­te.

No hay que ha­cer co­las, pa­sar nin­gún có­di­go de ba­rras ni mu­cho me­nos sa­car la bi­lle­te­ra pa­ra pa­gar con bi­lle­tes fí­si­cos o con un plás­ti­co. So­la­men­te ele­gir lo que di­ga la lis­ta y sa­lir.

Sin lle­gar a ese ex­tre­mo, en nues­tro país se em­pie­zan a ex­ten­der las mo­da­li­da­des de pa­go con­tactless (o sin con­tac­to).

Ha­ce ca­si un año que Mas­ter­Card y Vi­sa es­tán dis­tri­bu­yen­do en­tre sus usua­rios tar­je­tas de cré­di­to si­mi­la­res a las con­ven­cio­na­les, pe­ro que pue­den ser de­tec­ta­das por la ter­mi­nal POS sin la ne­ce­si­dad de leer el chip o la ban­da mag­né­ti­ca, sino uti­li­zan­do tec­no­lo­gía NFC (si­glas en in­glés pa­ra co­mu­ni­ca­ción de cam­po cer­cano).

Só­lo acer­car el plás­ti­co, de ahí lo de “sin con­tac­to”. ¿Qué im­pe­di­ría en­ton­ces que el me­dio de pa­go pu­die­ra ser cual­quier otro ob­je­to? Na­da. De he­cho Vi­sa pro­bó en la úl­ti­ma Co­pa Con­fe­de­ra­cio­nes en Ru­sia sus úl­ti­mas in­no­va­cio­nes con­tactless en for­ma de tar­je­ta, bra­za­le­te y ani­llo, con la vis­ta pues­ta en el Mun­dial de fút­bol que se dispu­tará en ese país el año que vie­ne.

¿Pa­gar con la ca­ra?

Una de­ri­va­ción del pa­go sin con­tac­to es el re­co­no­ci­mien­to por bio­me­tría fa­cial, co­mo el que es­tá in­cor­po­ran­do en Ar­gen­ti­na el ban­co chino ICBC pa­ra el re­gis­tro de sus clien­tes en ban­ca mó­vil.

En lu­gar de mar­car un nom­bre de usua­rio y una con­tra­se­ña o co­lo­car la hue­lla di­gi­tal en el sen­sor del smartp­ho­ne, se po­drá ope­rar des­de el te­lé­fono ce­lu­lar o cual- quier otro dis­po­si­ti­vo mó­vil, iden­ti­fi­cán­do­se só­lo con el ros­tro.

Se­rá la pri­me­ra ex­pe­rien­cia de es­te ti­po en el país, pe­ro no la úni­ca. Den­tro de apro­xi­ma­da­men­te un mes, la red Link co­men­za­rá a des­ple­gar un sis­te­ma de re­gis­tro si­mi­lar pa­ra sus usua­rios.

Op­ti­mis­mo mo­de­ra­do

Si bien el eco­sis­te­ma de me­dios de pa­go elec­tró­ni­co se di­ri­ge inexo­ra­ble­men­te a la au­sen­cia de una in­ter­faz fí­si­ca, tal co­mo a me­dia­dos del si­glo pa­sa­do el plás­ti­co aso­ma­ba co­mo el re­em­pla­zo de los bi­lle­tes, la adop­ción de es­tas mo­da­li­da­des pue­de de­mo­rar más que lo pre­vis­to.

A ni­vel glo­bal, el uso de la ban­ca mó­vil ha cre­ci­do al mis­mo rit­mo que el ho­me ban­king con la ma­si­fi­ca­ción de las co­ne­xio­nes a ban­da an­cha de in­ter­net, pe­ro el uso del te­lé­fono co­mo me­dio de pa­go li­so y llano es bas­tan­te ba­jo y la ra­zón es que to­da­vía no hay su­fi­cien­te con­fian­za en la se­gu­ri­dad del dis­po­si­ti­vo co­mo pa­ra con­ver­tir­lo en una bi­lle­te­ra.

Ap­ple, Goo­gle y Sam­sung es­tán avan­za­dos en sus sis­te­mas “Pay”, pe­ro in­clu­so en el ca­so de la sur­co­rea­na las co­sas irán más des­pa­cio que lo es­pe­ra­do en áreas co­mo el re­co­no­ci­mien­to fa­cial.

Ha­ce po­co, des­de la fir­ma re­co­no­cie­ron que el sis­te­ma de iden­ti­fi­ca­ción de ros­tro que trae el Ga­laxy S8 to­da­vía no es lo su­fi­cien­te­men­te se­gu­ro co­mo pa­ra usar­lo en Sam­sung Pay, y que ha­rán fal­ta al me­nos cua­tro años de in­ves­ti­ga­ción pa­ra que lo sea.

En la mu­ñe­ca. Vi­sa ya desa­rro­lló bra­za­le­tes pa­ra rea­li­zar pa­gos sin con­tac­to. El sis­te­ma tras­cien­de las clá­si­cas tar­je­tas de cré­di­to o de dé­bi­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.