Big Da­ta: sin for­ma­ción no hay re­vo­lu­ción

La de­man­da des­bor­da a la ofer­ta de pro­fe­sio­na­les que sa­ben bu­cear y ex­traer da­tos cla­ve en gran­des ba­ses.

Negocios - - NEGOCIOS + TECNOLOGÍA - Ve­ró­ni­ca Oloc­co*

Big Da­ta es­tá en­tre no­so­tros y, prác­ti­ca­men­te, no exis­te or­ga­ni­za­ción que no es­té cons­cien­te de la im­por­tan­cia de re­co­lec­tar da­tos, al­ma­ce­nar­los y uti­li­zar­los al má­xi­mo po­si­ble pa­ra al­can­zar sus ob­je­ti­vos.

Sin em­bar­go, esta úl­ti­ma ta­rea re­quie­re de herramientas, procesos y ca­pa­ci­da­des es­pe­cí­fi­cas pa­ra to­mar de­ci­sio­nes, me­jo­rar el desem­pe­ño fren­te a los com­pe­ti­do­res y, en de­fi­ni­ti­va, ha­cer cre­cer el ne­go­cio.

La can­ti­dad de da­tos dis­po­ni­bles en el mun­do ha ex­plo­ta­do en los úl­ti­mos años. Or­ga­ni­za­cio­nes en todos los sec­to­res re­co­no­cen que el aná­li­sis de esos da­tos es una fuen­te de ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas que, pro­ba­ble­men­te, desata­rá la pró­xi­ma ola de in­no­va­ción, productividad y cre­ci­mien­to.

Un in­for­me Peer Re­search de In­tel so­bre Big Da­ta Analy­tics mues­tra que el 75 por cien­to de los en­tre­vis­ta­dos ya po­see una es­tra­te­gia for­mal en es­te cam­po y ca­si la mi­tad la con­si­de­ra co­mo su má­xi­ma prio­ri­dad.

¿Qué bus­can? Las ex­pec­ta­ti­vas gi­ran en torno a desa­rro­llar mejores in­sights so­bre el ne­go­cio e iden­ti­fi­car más opor­tu­ni­da­des de mar­ke­ting y ven­tas, con fo­co en re­des so­cia­les.

Los sec­to­res que más usan esta he­rra­mien­ta son los ban­cos (43 por cien­to), tec­no­lo­gía (14), sa­lud

(11) y con­su­mo ma­si­vo (nue­ve por cien­to). En el ca­so del re­tail, se es­pe­ra que ayu­de a las em­pre­sas a me­jo­rar sus már­ge­nes ope­ra­ti­vos hasta 60 por cien­to.

Tan­to or­ga­ni­za­cio­nes ya po­si­cio­na­das den­tro de una in­dus­tria, co­mo aque­llas que quie­ran en­trar en un sec­tor, de­be­rán ha­cer uso de los da­tos pa­ra desa­rro­llar di­fe­ren­cia­ción.

Exis­ten, sin em­bar­go, al­gu­nas in­dus­trias que se en­cuen­tren me­jor po­si­cio­na­das que otras pa­ra be­ne­fi­ciar­se con el avan­ce de Big Da­ta. Se­gún un in­for­me de McKin­sey, los más co­nec­ta­dos con las nue­vas tec­no­lo­gías son fi­nan­zas y se­gu­ros y go­bier­nos.

De­man­da de pro­fe­sio­na­les

Las habilidades re­la­cio­na­das con da­ta y cloud com­pu­ting es­tu­vie­ron al to­pe de la lis­ta de las más bus­ca­das en 2016 de acuer­do con una encuesta de Lin­ke­dIn en 25 países.

La fal­ta de los ta­len­tos ne­ce­sa­rios, en la can­ti­dad y con el ni­vel de pre­pa­ra­ción que se ne­ce­si­ta, es un pro­ble­ma hoy y lo se­gui­rá sien­do en el fu­tu­ro in­me­dia­to.

Se­gún el in­for­me de McKin­sey, se es­ti­ma que só­lo Es­ta­dos Uni­dos ex­pe­ri­men­te un fal­tan­te de 140 mil a 190 mil ana­lis­tas ex­per­tos en da­tos y cerca de 1,5 mi­llón de ge­ren­tes con la ca­pa­ci­dad de uti­li­zar efec­ti­va­men­te Big Da­ta pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes.

Esa de­man­da y la es­ca­sa ofer­ta de in­di­vi­duos ca­pa­ci­ta­dos se tra­du­ce en sa­la­rios por en­ci­ma de la me­dia.

De acuer­do con da­tos pu­bli­ca­dos por la re­vis­ta For­bes ba­sa­dos en un re­por­te de Wan­ted Analy­tics, la mi­tad de los pro­fe­sio­na­les con ex­pe­rien­cia en Big Da­ta ga­na más de 124 mil dó­la­res por año.

Hay además una am­plia ga­ma de tec­no­lo­gías y fun­cio­nes den­tro de lo que se con­si­de­ra “tra­ba­jos de Big Da­ta”.

Los ro­les que re­pre­sen­tan el ma­yor vo­lu­men de po­si­cio­nes abier­tos son desa­rro­lla­do­res de

soft­wa­re (apli­ca­cio­nes), in­ge­nie­ros y ar­qui­tec­tos de sis­te­mas in­for­má­ti­cos y re­pre­sen­tan­tes de ven­tas en tec­no­lo­gía.

Cual­quie­ra sea el gra­do de desa­rro­llo que Big Da­ta y Analy­tics ten­gan en es­te mo­men­to den­tro de una or­ga­ni­za­ción, es in­dis­cu­ti­ble el rol pre­pon­de­ran­te que los re­cur­sos hu­ma­nos tie­nen en ello.

El desa­rro­llo de in­sights re­quie­re de in­di­vi­duos ca­pa­ci­ta­dos, con en­ten­di­mien­to en el ma­ne­jo de da­tos, que pue­dan en­ten­der­los des­de una pers­pec­ti­va de ne­go­cio y apli­car­los a la to­ma de de­ci­sio­nes.

Es por es­to que los pro­fe­sio­na­les que fi­nal­men­te lo­gran desa­rro­llar esas habilidades se en­cuen­tran en al­ta de­man­da, ya que po­seen la cla­ve pa­ra li­be­rar el po­ten­cial de Big Da­ta den­tro de las or­ga­ni­za­cio­nes en las que se desem­pe­ñan.

* Ge­ren­te de Big Da­ta Analy­tics de la Uni­ver­si­dad Si­glo 21

EL ANÁ­LI­SIS DE DA­TOS ES FUEN­TE DE VEN­TA­JAS COM­PE­TI­TI­VAS QUE, PRO­BA­BLE­MEN­TE, DESATA­RÁ LA PRÓ­XI­MA O LA DE IN­NO­VA­CIÓN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.