Ener­gía puer­tas adentro

Con nue­vas re­gu­la­cio­nes, más em­pre­sas in­vier­ten en fuen­tes re­no­va­bles. Con­su­mo mí­ni­mo, com­pra en­tre pri­va­dos y ener­gía dis­tri­bui­da, lo que se vie­ne.

Negocios - - PÁGINA DELANTERA - Pau­la Mar­tí­nez pmar­ti­nez@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Ar­gen­ti­na to­da­vía es­tá en pa­ña­les en el uso de ener­gías re­no­va­bles, pe­ro los cam­bios nor­ma­ti­vos que es­tán su­ce­dien­do des­de 2015 pro­me­ten dar un gran im­pul­so al sec­tor. Y no só­lo a los gran­des pro­yec­tos y em­pre­sas de ener­gía, sino tam­bién a mu­chas fir­mas de otros sec­to­res pro­duc­ti­vos que ge­ne­ran pa­ra su pro­pio con­su­mo.

Pa­ra los pri­me­ros, los pro­gra­mas Re­no­var ad­ju­di­ca­ron y es­tán li­ci­tan­do gran­des can­ti­da­des de po­ten­cia ins­ta­la­da. En el ca­so de las em­pre­sas usua­rias, la ley 27.191 (sep­tiem­bre de 2015) obli­ga a gran­des con­su­mi­do­res a que, co­mo mí­ni­mo, el ocho por cien­to de su con­su­mo de ener­gía eléc­tri­ca sea de fuen­tes re­no­va­bles a par­tir del 31 de di­ciem­bre. Las exi­gen­cias au­men­tan has­ta el 20 por cien­to cuan­do ter­mi­ne 2025.

Dos se­ma­nas atrás, el Go­bierno re­gla­men­tó una cues­tión cla­ve pa­ra es­te pro­ce­so: la com­pra en­tre pri­va­dos, sin pa­sar por la Com­pa­ñía Ad­mi­nis­tra­do­ra del Mer­ca­do Ma­yo­ris­ta Eléc­tri­co (Cam­me­sa).

Ade­más, en el Congreso se es­tá tra­tan­do el proyecto de ener­gía dis­tri­bui­da, en es­te ca­so, pa­ra pe­que­ños y me­dia­nos usua­rios. Es­to per­mi­ti­rá que des­de una ca­sa has­ta una Py­me pue­dan ge­ne­rar ener­gía y su­bir los ex­ce­den­tes al sis­te­ma pa­ra re­du­cir su fac­tu­ra.

Usua­rios y ge­ne­ra­do­res

Con es­te nue­vo mar­co, hay mu­chos usua­rios que es­tán eva­luan­do la po­si­bi­li­dad de ge­ne­rar pa­ra con­su­mo pro­pio y, en ca­so de te­ner ex­ce­den­tes, ven­der a otras em­pre­sas.

Es­ta ten­den­cia se su­ma a las de em­pre­sas que hi­cie­ron pun­ta y ya es­tán tra­ba­jan­do con su pro­pia ener­gía re­no­va­ble, co­mo es el ca­so de Acei­te­ra Ge­ne­ral Dehe­za (AGD), al sur de la pro­vin­cia.

De es­ta ma­ne­ra, en po­co tiem­po no só­lo se agre­ga­rán al sis­te­ma los me­ga­va­tios de los pro­yec­tos li­ci­ta­dos por el Es­ta­do (ca­si mil del Re­no­var I que es­tán en cons­truc­ción y otros 2.400 que se es­tán li­ci­tan­do en la se­gun­da eta­pa), sino tam­bién una can­ti­dad de pe­que­ñas plan­tas en el país, que si­guen el ejem­plo de las pio­ne­ras.

“Que ha­ya un nú­me­ro im­por­tan­te de au­to­ge­ne­ra­ción es­tá per­mi­tien­do que los ac­to­res em­pie­cen a con­fiar en las re­no­va­bles”, di­ce Ca­ro­li­na Ro­drí­guez, coor­di­na­do­ra ge­ne­ral de la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de Ener­gías Re­no­va­bles (Ca­der).

Ge­rar­do Lis­te­llo, res­pon­sa­ble de Me­dio Am­bien­te y Se­gu­ri­dad In­dus­trial de AGD, se­ña­la que la acei­te­ra, que co­men­zó ha­ce 20 años con ge­ne­ra­ción de va­por con bio­ma­sa, y ha­ce 10 con ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca, hi­zo que otras fir­mas de la re­gión si­guie­ran el ejem­plo. “Hay un desa­rro­llo téc­ni­co y un co­no­ci­mien­to que no ha­bía cuan­do no­so­tros co­men­za­mos”, re­mar­ca.

El in­te­rés no só­lo lo des­pier­ta la nor­ma­ti­va, sino tam­bién el mer­ca­do eléc­tri­co ar­gen­tino, cu­yos cos­tos subie­ron mu­chí­si­mo. “Ar­gen­ti­na tie­ne ener­gía ca­ra, de ba­ja ca­li­dad y al­ta­men­te con­ta­mi­nan­te”, opi­na Juan Bosch, de la con­sul­to­ra ener­gé­ti­ca Sae­sa.

Op­cio­nes

Cuan­do se ha­bla de ener­gías re­no­va­bles se in­clu­ye, en­tre otras, la eó­li­ca, la so­lar tér­mi­ca, la so­lar fo­to­vol­tai­ca (pa­ne­les), la hi­dráu­li­ca, la bio­ma­sa, el bio­gás y los bio­com­bus­ti­bles.

La que uti­li­za los vien­tos, en el sur del país, y la luz so­lar, en el nor­te, son las más di­fun­di­das. Es­tas mo­da­li­da­des tam­bién pue­den ins­ta­lar­se a pe­que­ña es­ca­la en el te­cho de una ca­sa o en el pa­tio de un es­ta­ble­ci­mien­to.

En Cór­do­ba, los pro­yec­tos con bio­ma­sa tie­nen un gran atrac­ti­vo por­que uti­li­zan los desechos de la in­dus­tria de la ali­men­ta­ción (ma­ní, gi­ra­sol, maíz). De es­ta ma­ne­ra, las fá­bri­cas usan un des­per­di­cio di­fí­cil de dis­po­ner y con es­ca­so va­lor (ver pá­gi­na 3).

La ven­ta­ja de las ins­ta­la­cio­nes de pa­ne­les so­la­res, por ejem­plo, es que se ins­ta­lan mu­cho más rá­pi­do y hay em­pre­sas de­di­ca­das a ha­cer­lo. En el ca­so de la bio­ma­sa, son pro­yec­tos más a me­di­da.

“En es­te ca­so, una con­sul­to­ra pue­de ins­ta­lar pa­ne­les en el pa­tio o en el te­cho de una em­pre­sa y es­to es­tá cre­cien­do mu­cho”, co­men­ta Bosch.

Ade­más de la mo­da­li­dad tra­di­cio­nal, en la cual el usua­rio rea­li­za la in­ver­sión y decide qué des­tino le da­rá a la ener­gía ge­ne­ra­da (con­su­mo pro­pio o ven­ta a ter­ce- ros), hay otra pa­ra quie­nes no son ex­per­tos en ener­gía.

“La ins­ta­la­ción en el pre­dio del usua­rio co­rre por cuen­ta del pro­vee­dor, quien le ven­de la ener­gía y decide qué ha­cer con el res­to”, ex­pli­ca Bosch.

Te­ner que li­diar con una cues­tión que no es el co­re de la em­pre­sa es uno de los in­con­ve­nien­tes de es­ta nue­va ley.

“Yo soy fa­bri­can­te de trac­to­res, no de ener­gía. Se le de­be­ría pe­dir a quien la pro­vee que ge­ne­re un por­cen­ta­je en for­ma re­no­va­ble”, se que­jó Raúl Giai Le­vra, ti­tu­lar de Pauny, que aca­ba de ins­ta­lar pa­ne­les so­la­res y eó­li­cos en su plan­ta de Las Va­ri­llas.

Cues­tión de cos­tos

La aún es­ca­sa dis­po­ni­bi­li­dad de ener­gía “ver­de” es una li­mi­tan­te pa­ra cum­plir con ese ocho por cien­to mí­ni­mo, no só­lo en ge­ne­ra­ción, tam­bién en dis­tri­bu­ción.

“Si to­dos qui­sie­ran com­prar al sis­te­ma in­ter­co­nec­ta­do, no al­can­za con la ca­pa­ci­dad de trans­por­te y trans­for­ma­ción”, opi­na Bosch.

Er­co­le Fe­lip­pa, de la lác­tea Man­frey, agre­ga otro pun­to: “Hoy la ener­gía re­no­va­ble es más ba­ra­ta que la con­ven­cio­nal, pe­ro no

tie­ne adi­cio­na­les de dis­tri­bu­ción, im­pues­tos, car­gos por obras. Ha­bría que ver si el cos­to de dis­tri­bu­ción no la en­ca­re­ce”.

Ro­drí­guez apor­ta que “pe­que­ños ge­ne­ra­do­res en va­rios la­dos, cer­ca de los cen­tros de con­su­mo, im­pli­ca me­nos cos­tos de dis­tri­bu­ción y me­no­res pér­di­das de trans­mi­sión, ade­más de es­ta­bi­li­zar la ca­li­dad de la en­tre­ga”.

La cues­tión del cos­to es cla­ve en to­dos los pro­yec­tos y es un te­ma aún pen­dien­te, ad­vier­te la es­pe­cia­lis­ta de Ca­der, aun­que es­pe­ra que es­ta y otras cues­tio­nes se ter­mi­nen de de­fi­nir an­tes de fin de año.

“Ne­ce­si­ta­mos que Cam­me­sa ter­mi­ne de in­di­car cuál es el pre­cio al que va a co­brar las ener­gías re­no­va­bles, pa­ra que to­dos los pri­va­dos ten­gan un cos­to de re­fe­ren­cia pa­ra eva­luar el proyecto”, sub­ra­ya.

De es­ta ma­ne­ra, las em­pre­sas pue­den ana­li­zar si le con­vie­ne la ge­ne­ra­ción en una ins­ta­la­ción pro­pia, si contratan la com­pra de ener­gía a otros pri­va­dos o si la ad­quie­ren al sis­te­ma.

Otro cos­to que tam­bién se de­be­ría de­fi­nir en la com­pra en­tre pri­va­dos es el car­go de trans­por­te y dis­tri­bu­ción. “De­be­ría ser pa­ra to­dos igual”, opi­na Ro­drí­guez.

Bosch ex­pli­ca que la for­ma co­mo fun­cio­na pa­ra los pri­va­dos es rea­li­zar con­tra­tos de com­pra­ven­ta de ener­gía en el fu­tu­ro. “Con es­to, un ge­ne­ra­dor pue­de ir a un ban­co y pe­dir fi­nan­cia­mien­to pa­ra la in­ver­sión”, apun­ta.

Eso es lo que el Es­ta­do ga­ran­ti­za en las li­ci­ta­cio­nes del Re­no­var, aun­que las em­pre­sas aho­ra es­tán ha­bi­li­ta­das a ha­cer­lo.

(LA VOZ)

Re­no­va­ble. En su plan­ta de Las Va­ri­llas, la fá­bri­ca de trac­to­res Pauny ins­ta­ló un equi­po com­bi­na­do de pe­que­ños ge­ne­ra­do­res de ener­gía eó­li­ca y pa­ne­les so­la­res.

(PREN­SA AGD)

Una fá­bri­ca en sí mis­ma. El com­ple­jo de co­ge­ne­ra­ción de va­por y ener­gía eléc­tri­ca de AGD tie­ne va­rios mó­du­los y ocu­pa cua­tro hec­tá­reas de su pre­dio de Ge­ne­ral Dehe­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.