Ten­sión y pu­jas en la ca­de­na de pa­gos

La fuer­te suba de las ta­sas de in­te­rés pa­ra contener la san­gría ha­cia el dó­lar as­fi­xia a las Pyme que ne­ce­si­tan fon­dos a dia­rio. El cos­to del di­ne­ro se fue por las nu­bes y su­ma es­trés en la ca­de­na de pa­gos.

Negocios - - PÁGINA DELANTERA - Pau­la Mar­tí­nez pmar­ti­nez@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

SI EL COS­TO DEL DI­NE­RO SI­GUE EN NIVELES TAN AL­TOS, LAACTIVIDAD PUE­DE CO­MEN­ZA­RA FRE­NAR­SE.

Cau­te­la y preo­cu­pa­ción son dos pa­la­bras que resumen el áni­mo de los em­pre­sa­rios por es­tos días. Tras con­si­de­rar que lo peor de la tur­bu­len­cia cam­bia­ria fue su­pe­ra­do, lo que que­da es reaco­mo­dar­se a las nue­vas con­di­cio­nes, que se­rán más res­tric­ti­vas en la ofer­ta y en el cos­to del di­ne­ro.

Lo di­jo el pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, Fe­de­ri­co Stur­ze­neg­ger: el ni­vel de du­re­za de la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria no con­ven­cía y la en­ti­dad vuel­ve a po­ner el fo­co en el con­trol de la in­fla­ción. Tra­du­ci­do: se vol­ve­rá a usar la ta­sa de in­te­rés pa­ra fre­nar los pre­cios y, aun­que pue­den ba­jar un po­co, los niveles se­gui­rán al­tos por un tiem­po.

Cua­ren­ta es el por­cen­ta­je pa­ra la ta­sa de re­fe­ren­cia de las Le­tras del Ban­co Cen­tral (Le­bac) y pa­ra cual­quie­ra que quie­ra to­mar fi­nan­cia­mien­to.

Pa­ra las em­pre­sas es ca­si un pi­so que ge­ne­ra preo­cu­pa­ción y que obli­ga a fre­nar y a es­pe­rar pa­ra ver có­mo ter­mi­na es­ta his­to­ria.

Se ad­mi­te que el ni­vel de ta­sas se­rá más al­to, pe­ro la in­cer­ti­dum­bre de las úl­ti­mas se­ma­nas mos­tró ran­gos incompatibles con la ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va. En al­gu­nos ca­sos, los des­cuen­tos de che­ques su­pe­raron el 70 por cien­to anual y los acuer­dos en cuen­ta co­rrien­te de gran­des fir­mas lle­ga­ron a pa­sar el 54 por cien­to, lue­go re­tro­ce­die­ron, pe­ro que­da­ron al­tos (43 por cien­to, se­gún el úl­ti­mo da­to del BCRA).

Con es­ta vo­la­ti­li­dad, las em­pre­sas aguar­dan, en la me­di­da de lo po­si­ble, sin fre­nar la ac­ti­vi­dad que se es­ta­ba re­cu­pe­ran­do len­ta­men­te, se­gún el sec­tor.

“En es­ta épo­ca siem­pre caen nues­tras ven­tas, pe­ro se­gui­mos con la pro­duc­ción, por lo que ne­ce­si­ta­mos fi­nan­cia­mien­to de ca­pi­tal de tra­ba­jo. Por aho­ra, no pa­ra­mos la ac­ti­vi­dad, pe­ro tam­po­co bus­ca­mos di­ne­ro. Lo va­mos a ne­ce­si­tar en ju­nio y es­pe­ra­mos que las ta­sas se aco­mo­den”, di­ce Se­bas­tián San­tia­go, so­cio de He­la­cor (Gri­do).

Preo­cu­pa­ción

El pro­ble­ma es que si el cos­to del di­ne­ro si­gue en es­tos niveles, la ac­ti­vi­dad pue­de co­men­zar a fre­nar­se. Ese es uno de los te­mas que le plan­tea­ron los in­dus­tria­les cor­do­be­ses al mi­nis­tro de la Pro­duc­ción, Fran­cis­co Ca­bre­ra, el jue­ves pa­sa­do.

“Le se­ña­la­mos los pro­ble­mas de la fal­ta de fi­nan­cia­mien­to, del ac­ce­so al cré­di­to, las ta­sas ex­ce­si­vas y la po­si­ble caí­da de la ac­ti­vi­dad si es­to si­gue así unas se­ma­nas más”, con­tó Ge­rar­do Sei­del, pre­si­den­te de la Unión In­dus­trial de Cór­do­ba (UIC).

El fi­nal de las lí­neas de in­ver­sión pro­duc­ti­va sub­si­dia­das (ter­mi­nó el año pa­sa­do), la fle­xi­bi­li­dad en los ven­ci­mien­tos im­po­si­ti­vos y de se­gu­ri­dad so­cial y los re­in­te­gros fis­ca­les fue­ron al­gu­nas de las cues­tio­nes que se dia­lo­ga­ron.

Un día des­pués, Ca­bre­ra y el ti­tu­lar de la Ad­mi­nis­tra­ción Fe­de­ral de In­gre­sos Pú­bli­cos (Afip), Lean­dro Cuc­cio­li, anun­cia­ron al­gu­nas me­di­das.

Se im­ple­men­tó un sis­te­ma más ágil de uso de fon­dos em­bar­ga­dos pa­ra can­ce­lar deu­das fis­ca­les y se ex­ten­die­ron pla­zos pa­ra los pla­nes per­ma­nen­tes de pa­gos (has­ta ocho cuo­tas). Tam­bién se am­plia­ron los pla­nes de emer­gen­cia pa­ra mi­cro y pe­que­ñas em­pre­sas, de la deu­da ge­ne­ral y de los apor­tes y con­tri­bu­cio­nes.

El Go­bierno na­cio­nal tra­ba­ja con el Ban­co de In­ver­sión y Co­mer­cio Ex­te­rior (Bi­ce) pa­ra im­pac­tar en el cos­to de fi­nan­cia­mien­to de ca­pi­tal de tra­ba­jo, con una par­ti­ci­pa­ción di­rec­ta en el mer­ca­do de che­ques, com­pran­do a ta­sas más ba­jas. Ca­bre­ra an­ti­ci­pó que se es­tá ana­li­zan­do el te­ma con los agen­tes del mer­ca­do de va­lo­res.

“Si la me­di­da se ins­tru­men­ta a tra­vés del mer­ca­do, ba­ja­rían las ta­sas de re­fe­ren­cia pa­ra el des­cuen­to de che­ques”, evaluó Mar­tín Ro­drí­guez, de Drac­ma SA.

En el cie­rre de la se­ma­na, los che­ques de pa­go di­fe­ri­do ava­la­dos por una So­cie­dad de Ga­ran­tía Re­cí­pro­ca (SGR) se ne­go­cia­ban a ta­sas de en­tre 32 y 34,5 por cien­to pa­ra más de 50 días. En pla­zos más cor­tos, los che­ques di­rec­tos pa­ga­ron en­tre 40 y 47 por cien­to en­tre 11 y 45 días.

Pa­ra emi­sio­nes más lar­gas, Cris­tian Se­rric­chio, res­pon­sa­ble de fi­nan­cia­mien­to y M&A de De­loit­te, se­ña­ló que to­das las emi­sio­nes de ma­yo (obli­ga­cio­nes ne­go­cia­bles, fi­dei­co­mi­sos y pa­ga­rés) se pos­ter­ga­ron pa­ra ju­nio “por ta­sas ele­va­dí­si­mas y vo­la­ti­li­dad”.

De to­dos mo­dos, con­fió en que pron­to se pon­drá en mar­cha el des­cuen­to de fac­tu­ra elec­tró­ni­ca pre­vis­to en la ley de fi­nan­cia­mien­to pro­duc­ti­vo y re­gla­men­ta­do el vier­nes por el Eje­cu­ti­vo.

Se ten­sa, pe­ro no se cor­ta

En es­ta co­yun­tu­ra, preo­cu­pa un cor­te en la ca­de­na de pa­gos, co­sa que, por aho­ra, no su­ce­dió en for­ma ge­ne­ra­li­za­da, se­gún em­pre­sa­rios de dis­tin­tos sec­to­res.

La re­la­ción en­tre clien­tes y pro­vee­do­res se hi­zo un po­co más di­fí­cil, pe­ro se si­gue ma­ne­jan­do en ma­te­ria de en­tre­gas, lis­tas de pre­cios y pla­zos de pa­go.

“Por aho­ra, na­die, sal­vo una em­pre­sa gran­de, nos achi­có los pla­zos, pe­ro los pro­vee­do­res sí exi­gen el cum­pli­mien­to de ese pla­zo. An­tes, si uno se pa­sa­ba un par de días, no era tan gra­ve; aho­ra sí”, di­ce Ben­ja­mín Blanch, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Su­per­mer­ca­dos y Au­to­ser­vi­cios de Cór­do­ba.

“A los ban­cos ni va­mos por­que las ta­sas son una lo­cu­ra”, agre­ga y cuen­ta que aca­ba de re­no­var un acuer­do de des­cu­bier­to al 38,5 por cien­to, cuan­do a prin­ci­pios de año es­ta­ba en 24 o 25.

Cris­tian Pas­to­re, di­rec­ti­vo de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Cór­do­ba, se­ña­la que al­gu­nos pro­vee­do­res pi­die­ron ade­lan­tar pa­gos, pe­ro lo que más preo­cu­pa son las lis­tas de pre­cios. Ade­más, cree que en es­ta co­yun­tu­ra las em­pre­sas tra­tan de no te­ner stock, por­que tie­ne un al­to cos­to fi­nan­cie­ro.

“Los pro­vee­do­res no nos cam­bia­ron con­di­cio­nes, pe­ro te­ne­mos que re­ne­go­ciar tan­to pre­cios co­mo cos­to de fi­nan­cia­mien­to con la ca­de­na”, ad­vier­te Isa­bel Mar­tí­nez, de la au­to­par­tis­ta Fu­mis­cor.

“No se cor­tó la ca­de­na de pa­gos, y las au­to­par­tis­tas te­ne­mos que se­guir in­vir­tien­do. Las que es­tán más com­pli­ca­das en el fi­nan­cia­mien­to son las em­pre­sas del se­gun­do ani­llo y las del mer­ca­do de re­po­si­ción”, agre­ga.

En el sec­tor desa­rro­llis­ta, Ho­ra­cio Parga (h), de Gru­po Edi­sur, re­co­no­ce que el cré­di­to hi­po­te­ca­rio es­tá en un com­pás de es­pe­ra, pe­ro di­ce que la ope­ra­to­ria de la em­pre­sa no se vio tan afec­ta­da.

“To­ma­mos che­ques de nues­tros clien­tes y uti­li­za­mos el des­cuen­to de esos do­cu­men­tos en los ban­cos, tra­ta­mos de usar la mis­ma ta­sa. En es­tos días, les co­bra­mos 35 por cien­to, pe­ro to­da­vía no tuvimos que re­cu­rrir al sis­te­ma fi­nan­cie­ro”, ex­pli­ca.

El me­nos afec­ta­do, por el mo­men­to, es el sec­tor exportador. Ade­más de con­tar aho­ra con un dó­lar más com­pe­ti­ti­vo, sus lí­neas cre­di­ti­cias no se vie­ron afec­ta­das.

“No he­mos no­ta­do to­da­vía que im­pac­te en la ca­de­na de pa­gos o en che­ques re­cha­za­dos. En ma­yo y ju­nio no te­nía­mos que to­mar deu­da, pe­ro la pre­fi­nan­cia­ción de ex­por­ta­cio­nes si­gue al­re­de­dor de 3,5 por cien­to anual en dó­la­res a 180 o 210 días”, re­sal­ta Lu­cas Ol­me­do, de Pro­me­don.

(AP)

In­dus­trias. Ad­vier­ten so­bre una caí­da en el ni­vel de ac­ti­vi­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.