Laho­ra “fin­tech”

La tec­no­lo­gía pa­ra ser­vi­cios fi­nan­cie­ros es­tá en ex­pan­sión en el país y los em­pren­de­do­res lo­ca­les no se quie­ren que­dar atrás. Opor­tu­ni­da­des y desafíos de in­no­va­cio­nes que bus­can la in­clu­sión.

Negocios - - PÁGINA DELANTERA - Pau­la Martínez pmar­tí­nez@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Aun­que con desa­rro­llos in­ci­pien­tes, el sec­tor cre­ce en for­ma ace­le­ra­da. En Cór­do­ba to­ma fuer­za un eco­sis­te­ma que abar­ca pa­gos, in­ver­sio­nes y prés­ta­mos. La in­clu­sión fi­nan­cie­ra, en la ma­triz del sis­te­ma.

En un mun­do im­pac­ta­do por la trans­for­ma­ción di­gi­tal en los ne­go­cios, el sec­tor fi­nan­cie­ro se subió al tren y es­tá en ple­na ex­pan­sión. To­do el tiem­po sur­gen nue­vos em­pren­de­do­res que in­cur­sio­nan en seg­men­tos tra­di­cio­na­les y en otros no al­can­za­dos por los ser­vi­cios ac­tua­les.

El sec­tor de la tec­no­lo­gía apli­ca­da a las fi­nan­zas ( fin­tech) es­tá en pa­ña­les y vi­ve un mo­men­to de ebu­lli­ción, si­mi­lar al de cual­quier in­dus­tria na­cien­te con gran­des opor­tu­ni­da­des.

En el país, la re­du­ci­da ban­ca­ri­za­ción de la po­bla­ción y el li­mi­ta­do ac­ce­so al cré­di­to o al mer­ca­do de ca­pi­ta­les ge­ne­ra un mer­ca­do po­ten­cial muy gran­de.

Qui­zás por eso no sor­pren­de que su eco­sis­te­ma de em­pren­de­do­res de fi­nan­zas sea el cuar­to en La­ti­noa­mé­ri­ca, de­trás de Mé­xi­co, Bra­sil y Co­lom­bia, y su­pe­ra­do a Chi­le.

Se­gún el Fin­tech Ra­dar Ar­gen­ti­na 2018, de la con­sul­to­ra es­pe­cia­li­za­da Fin­no­vis­ta, en­tre sep­tiem­bre de 2016 y mar­zo de es­te año, la can­ti­dad de star­tups del sec­tor cre­ció 83 por cien­to en el país.

En to­tal, se iden­ti­fi­ca­ron 110 em­pre­sas en ru­bros co­mo se­gu­ros, prés­ta­mos, pa­gos, in­ver­sio­nes,

crowd­fun­ding o crip­to­mo­ne­das. En con­tra­par­ti­da, só­lo ce­rra­ron ocho de las 60 fir­mas que ha­bía ha­ce 18 me­ses.

El año pa­sa­do se creó la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na Fin­tech, que ya cuen­ta con más de 100 so­cios que em­plean a más de 3.300 tra­ba­ja­do­res en for­ma di­rec­ta y rea­li­za­ron ope­ra­cio­nes por más de 2,1 bi­llo­nes de pe­sos en los úl­ti­mos 12 me­ses.

La en­ti­dad, pre­si­di­da por Ale­jan­dro Es­tra­da, se­ña­la un cre­ci­mien­to del 110 por cien­to anual y mar­ca el po­ten­cial, con un ni­vel de in­ver­sio­nes de 225,5 mi­llo­nes de pe­sos en un año.

De­sa­rro­llo lo­cal

El sur­gi­mien­to de nue­vos em­pren­di­mien­tos fin­tech se ge­ne­ró en to­do el país y Cór­do­ba no quie­re que­dar­se atrás. Se­gún el ra­dar de Fin­no­vis­ta, la pro­vin­cia con­cen­tra el 13 por cien­to de las

star­tups re­le­va­das, mien­tras que Bue­nos Ai­res tie­ne el 67 por cien­to.

“En Cór­do­ba hay mu­chí­si­mo po­ten­cial, pe­ro le fal­ta cier­to gra­do de ma­du­ra­ción a ni­vel eco­sis­te­ma. Te­ne­mos em­pren­de­do­res, ace­le­ra­do­ras, in­cu­ba­do­ras, in­ver­so­res, pe­ro se si­gue mi­ran­do a Bue­nos Ai­res por­que es­tá la ma­yor con­cen­tra­ción”, ad­vier­te Leo­nar­do Her­mi­da, sub­di­rec­tor de me­dios de pa­go de la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de Co­mer­cio Elec­tró­ni­co (Ca­ce).

Ni­co­lás Si­mo­nas­si, de Siem­bro, apun­ta que “en la par­te tec­no­ló­gi­ca es­tá muy bien, pe­ro la par­te fi­nan­cie­ra es más com­pli­ca­da, ya que tie­ne me­nos ac­ti­vi­dad que otros lu­ga­res co­mo San­ta Fe”.

El sec­tor fin­tech tie­ne com­ple­ji­da­des que no po­seen otros que se desa­rro­lla­ron de la mano de la in­no­va­ción y el em­pren­de­do­ris­mo. Uno de los temas es la re­gu­la­ción; el otro, el fon­deo.

El eco­sis­te­ma lo­cal tie­ne va­rias ace­le­ra­do­ras, in­cu­ba­do­ras pe­ro los in­ver­so­res án­ge­les de ries­go aún son po­cos y, por aho­ra, no es­tán fo­ca­li­za­dos en las fin­tech.

El ca­so de NXTP Labs es un ejem­plo, por­que es­tá es­pe­cia­li­za­do en el sec­tor y no só­lo tie­ne em­pren­de­do­res que ha­cen cosas si­mi­la­res, sino tam­bién otros ac­to­res, co­mo ban­cos o tar­je­tas, que fa­ci­li­tan el ac­ce­so a po­ten­cia­les clien­tes, pro­vee­do­res o so­cios.

Con­trol ofi­cial

En cuan­to a la nor­ma­ti­va, Her­mi­da se­ña­la: “El cho­que más du­ro que nos he­mos pe­ga­do mu­chos em­pren­de­do­res cuan­do te­ne­mos una idea son las nor­mas. Uno cree que pue­de ser dis­rup­ti­vo apli­can­do tec­no­lo­gía en el mun­do fi­nan­cie­ro, pe­ro es­tá to­do muy re­gu­la­do”.

Se­gún el ru­bro, hay que li­diar con la Co­mi­sión Na­cio­nal de Va­lo­res (CNV), el Ban­co Cen­tral (BCRA), la Ad­mi­nis­tra­ción Fe­de­ral de In­gre­sos Pú­bli­cos (Afip), o la Uni­dad de in­for­ma­ción Fi­nan­cie­ra (UIF), en­tre otros. Aun­que no es di­fe­ren­te en otros lu­ga­res del mun­do, los tiem­pos en el país sí pue­den ser un im­pe­di­men­to.

De to­dos mo­dos, hay una cla­ra pre­dis­po­si­ción del Go­bierno na­cio­nal de im­pul­sar to­do lo re­la­cio­na­do con el sec­tor. Des­de el Ban­co Cen­tral hay una coor­di­na- ción de me­sas fin­tech y la in­clu­sión fi­nan­cie­ra es uno de los ob­je­ti­vos del or­ga­nis­mo mo­ne­ta­rio.

En el sec­tor em­pren­de­dor des­ta­can que no com­pi­ten con el sec­tor tra­di­cio­nal. “So­mos com­ple­men­ta­rios de los ban­cos”, sos­tie­ne Es­tra­da.

Ade­más, hay otros gran­des ju­ga­do­res (tar­je­tas de cré­di­to, sus em­pre­sas re­la­cio­na­das y las en­ti­da­des de co­bran­za) que en un prin­ci­pio tam­bién mi­ra­ban con re­ce­lo a las fin­tech y que lue­go com­pren­die­ron que es­to po­ten­cia y am­plía el mer­ca­do.

“Nues­tro ob­je­ti­vo es crear nue­vos in­ver­so­res. Los desa­rro­llos tec­no­ló­gi­cos per­mi­ten la in­clu­sión fi­nan­cie­ra y la en­se­ñan­za pa­ra que la gen­te apren­da”, ex­pli­ca Agus­tín Ra­me­llo de la Ve­ga, de In­ve­ra.

“A la lar­ga, to­do el di­ne­ro que mue­ven las fin­tech va a pa­sar por una cuen­ta ban­ca­ria”, di­ce Her­mi­da. Ade­más, la in­ter­ac­ción de los ac­to­res per­mi­te brin­dar ser­vi­cios a per­so­nas que vi­ven en lu­ga­res ale­ja­dos o no es­tán ban­ca­ri­za­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.