La eco­no­mía, sin ma­qui­lla­je

Negocios - - Opinión+ Negocios - Daniel Alon­so da­lon­so@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

SIEM­PRE QUE LLO­VIÓ, PA­RÓ. DE TO­DAS LAS CRI­SIS, ENALGÚN MO­MEN­TO SE SA­LE. LA CUES­TIÓN ES AQUÉ COS­TO.

El an­sio­so lobby ar­gen­tino rin­dió sus fru­tos. Más rá­pi­do de lo que mu­chos creían, el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI) pon­drá en nues­tro bol­si­llo el 30 por cien­to de los 50 mil mi­llo­nes de dó­la­res que el or­ga­nis­mo ava­ló pres­tar.

Pro­pios y ex­tra­ños coin­ci­den en que el fren­te ex­terno ha que­da­do des­pe­ja­do, una cer­ti­dum­bre a la que le va a cos­tar un tiem­po en­con­trar un ni­vel ge­me­lo fron­te­ras aden­tro.

El acuer­do con el FMI es tam­bién co­mo ter­mi­nar de qui­tar­le el ma­qui­lla­je al ros­tro de la eco­no­mía: las arru­gas, los lu­na­res, los in­có­mo­dos pe­da­zos de piel cuar­tea­da; to­do que­dó más ex­pues­to que nun­ca.

Tam­bién las grie­tas en el in­te­rior del in­te­rior del gas­to pú­bli­co, ese ex­ten­so te­rri­to­rio del que ca­da tan­to sur­gen mis­te­rio­sos rin­co­nes por los que, pa­ra va­riar, se pier­den mi­llo­nes co­mo si la pla­ta bro­ta­ra en la hu­me­dad pam­pea­na.

Así es co­mo va­mos a pa­sar los pró­xi­mos años: a ca­ra la­va­da y con los la­bios pas­pa­dos.

Aun con las ve­las pren­di­das del ré­quiem del gra­dua­lis­mo, la eta­pa de ace­le­ra­ción pa­ra achi­car el dé­fi­cit fis­cal no es otra co­sa que el es­for­za­do ajus­te con el que los ar­gen­ti­nos he­mos ve­ni­do ju­gan­do a las es­con­di­das, pe­se a que nos vie­nen gri­tan­do pie­dra li­bre des­de to­dos la­dos.

En los ca­pí­tu­los cen­tra­les, y con un nue­vo ma­pa de ru­ta, to­do in­di­ca que el re­cor­te ven­drá por los sub­si­dios a las ta­ri­fas de ser­vi­cios pú­bli­cos (ener­gía y trans­por­te), por los fon­dos pa­ra obras y por las trans­fe­ren­cias no au­to­má­ti­cas a las pro­vin­cias.

La lla­ve maes­tra pa­ra des­pe­jar ese es­ce­na­rio no sa­lió aún de la ce­rra­je­ría po­lí­ti­ca, en la que la ma­triz de­pen­de­rá de la al­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal que al­can­ce la ne­go­cia­ción del pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri con los go­ber­na­do- res. La an­te­sa­la es­tá cla­ra: el ofi­cia­lis­mo sa­le a ju­gar su fu­tu­ro con los bo­ti­nes cam­bia­dos y en una can­cha en la que se es­pe­ra ma­yor con­flic­ti­vi­dad, y con el pe­ro­nis­mo con las ca­mi­llas lis­tas pa­ra re­co­ger he­ri­dos.

El se­gun­do se­mes­tre se­rá com­pli­ca­do. Tan­to que la re-re­ca­li­bra­ción de me­tas in­fla­cio­na­rias se que­dó sin norte pa­ra es­te año. Ni 15 ni 17 por cien­to: ya no hay nú­me­ro. La ex­pec­ta­ti­va del mer­ca­do pro­me­dia por arri­ba de 27 por cien­to. Pue­de ser más.

El úni­co ho­ri­zon­te que se ani­mó a tra­zar el pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, Fe­de­ri­co Stur­ze­neg­ger, fue “20 a 21 por cien­to” de aquí a un año.

En si­mul­tá­neo, la ma­yo­ría de las in­dus­trias pre­vé una caí­da en el ni­vel de ac­ti­vi­dad, se­gún una en­cues­ta que rea­li­za­ron la Unión In­dus­trial cor­do­be­sa y el Con­se­jo Pro­fe­sio­nal de Cien­cias Eco­nó­mi­cas en­tre 200 em­pre­sas lo­ca­les.

Y es­tán las fa­mo­sas ta­sas del 40 por cien­to, que hi­cie­ron sal­tar las tér­mi­cas. ¿Has­ta cuán­do? Tam­po­co hay una me­ta cla­ra.

Pe­ro hay una de­ci­sión pro­fun­da de cor­tar la es­pi­ral. El Ban­co Cen­tral se au­to­im­pon­drá, co­mo ya lo hi­zo en otras épo­cas, de­jar de pa­sar­le pla­ta al Te­so­ro. Sal­van­do las dis­tan­cias, era lo mis­mo que en su mo­men­to la au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria le pe­día al Ban­co de Cór­do­ba (de­jar de fi­nan­ciar al go­bierno de turno) pa­ra de­vol­ver­le au­to­no­mía ple­na.

Ese pro­ce­so cor­ta­rá la mo­ne­ti­za­ción del dé­fi­cit fis­cal, em­pe­za­rá a des­ac­ti­var Le­bac y de­ja­rá de re­tro­ali­men­tar a la in­fla­ción.

En de­fi­ni­ti­va, co­mo cual­quier pro­ce­so, siem­pre que llo­vió, pa­ró. De to­das las cri­sis, en al­gún mo­men­to se sa­le. La cues­tión es a qué cos­to, con qué ni­ve­les de po­bre­za e in­di­gen­cia, con qué con­se­cuen­cias en la de­sigual­dad y con qué im­pac­to en el em­pleo y en la pro­duc­ción.

(PRE­SI­DEN­CIA)

Es­pe­jo. Ma­cri, en la pre­via del día que asu­mió, en 2015.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.