La mar­ca que cal­zó a Ma­cri ya fac­tu­ra $ 25 mi­llo­nes al año

Có­mo hi­zo el crea­dor de Pos­co, Gas­tón Gre­co, pa­ra po­si­cio­nar sus za­pa­tos.

Negocios - - Emprendedores + Negocios - Flo­ren­cia Ripoll fri­poll@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Con­tar una his­to­ria, ge­ne­rar con­te­ni­do. El mar­ke­ting in­sis­te has­ta el can­san­cio en que esa es hoy la re­ce­ta in­elu­di­ble pa­ra que una mar­ca so­bre­vi­va y crez­ca.

Pe­ro ¿qué sig­ni­fi­ca? El ca­so de Pos­co, la mar­ca de za­pa­tos de cue­ro crea­da por Gas­tón Gre­co, es un ejem­plo per­fec­to pa­ra en­ten­der­lo.

Es­te ar­qui­tec­to mi­llen­nial na­ci­do en Cha­co en­car­na el per­fil del em­pren­de­dor ar­gen­tino que más se­du­ce. Y por va­rias vías lo­gra que ese ha­lo se tra­duz­ca en po­si­cio­na­mien­to de su mar­ca.

Apa­sio­na­do por su pro­yec­to, con­ta­gió de arran­que las mis­mas ga­nas a pro­vee­do­res y ami­gos: con esa red cons­tru­yó una es­truc­tu­ra pro­duc­ti­va y co­mer­cial a par­tir de acuer­dos de tra­ba­jo jus­to y una apues­ta al “he­cho en Ar­gen­ti­na”.

Lan­za­do, abre­puer­tas y se­gu­ro so­bre la ca­li­dad y fun­cio­na­li­dad de sus za­pa­tos, Gre­co lo­gró co­lo­car­los en pies de al­tí­si­ma vi­si­bi­li­dad.

Los pri­me­ros fue­ron los del pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri, a quien lle­gó a tra­vés de Ju­lia­na Awa­da: le man­dó un par de Pos­co de re­ga­lo, con una car­ta de pu­ño y le­tra.

El Pre­si­den­te los usó, dis­pa­ró las ven­tas 500 por cien­to y sin que­rer abrió a la mar­ca un ni­cho en la cla­se po­lí­ti­ca que per­fo­ra las di­fe­ren­cias par­ti­da­rias.

Con la mis­ma tác­ti­ca de “mar­ca per­so­nal” ejer­ci­da con sim­pa­tía ge­nui­na, Gre­co lle­gó al con­duc­tor Andy Kus­net­zoff, al chef Fernando Troc­ca –las co­ci­nas gour­met de Ar­gen­ti­na son te­rri­to­rio Pos­co–, al di­se­ña­dor Mar­tín Chur­ba, a Fi­to Páez y a su úl­ti­ma con­quis­ta, la se­lec­ción ar­gen­ti­na de fút­bol.

Esos ras­gos y ava­ta­res son los que ali­men­tan la his­to­ria que Pos­co cuen­ta en sus re­des so­cia­les y a tra­vés de los me­dios ma­si­vos don­de ga­nó es­pa­cio.

Así, el con­te­ni­do es la ca­ja per­fec­ta que po­si­cio­na un buen pro­duc­to: za­pa­tos de ca­li­dad, du­ra­bles y con un di­se­ño fun­cio­nal, ele­gan­te, pe­ro to­do­te­rreno.

“Nues­tros za­pa­tos re­suel­ven el pro­ble­ma de quien no quie­re per­der tiem­po en pen­sar qué usar: van bien con to­do. Por eso los han adop­ta­do po­lí­ti­cos, co­ci­ne­ros em­pren­de­do­res y em­pre­sa­rios co­mo Mar­cos Gal­pe­rin, el crea­dor de Mer­ca­do Li­bre”, re­la­tó Gre­co a La­Voz. El cha­que­ño fue uno de los di­ser­tan­tes de la Ex­pe­rien­cia En­dea­vor Cór­do­ba 2018.

–¿Has­ta dón­de ha lo­gra­do lle­gar Pos­co?

–Hoy es­ta­mos en una eta­pa de cre­ci­mien­to en el país. Te­ne­mos cua­tro lo­ca­les pro­pios, abri­mos el úl­ti­mo en Cha­co, y que­re­mos su­mar más en pro­vin­cias. Hoy ven­de­mos el 20 por cien­to a tra­vés del e-com­mer­ce, so­mos unas 20 per­so­nas y fac­tu­ra­mos 25 mi­llo­nes de pe­sos anua­les.

–¿Les pe­gó la aper­tu­ra de im­por­ta­cio­nes?

–Nues­tro pro­duc­to es de cue­ro y de ca­li­dad, y la ma­yo­ría de lo que in­gre­sa es sin­té­ti­co. Creo que eso y el po­si­cio­na­mien­to de nues­tra mar­ca, la pa­sión que le po­ne­mos, hi­zo que no nos afec­ta­ra.

–¿Es al­go in­tui­ti­vo o pla­ni­fi­ca­do acer­car­te a “fa­mo­sos”?

–Es un mo­do de ha­cer co­no­cer mi mar­ca, al­go que cues­ta mu­cho a cual­quier em­pren­de­dor. Pe­ro me acer­co só­lo a per­so­nas con las que me sien­to iden­ti­fi­ca­do, y que creo pue­den re­pre­sen­tar a la mar­ca. Los ju­ga­do­res de la se­lec­ción, por ejem­plo, son em­pren­de­do­res que con sa­cri­fi­cio es­tán a pun­to de cum­plir un sue­ño, igual que yo.

“SOY UN EM­PREN­DE­DOR QUE ARRAN­CÓ CONMUY PO­CO CA­PI­TAL Y PU­DO CRE­CER GRA­CIAS A LOS PRO­VEE­DO­RES. TO­DA ESA GEN­TE ES PARTEDE POS­CO”.

(PREN­SA POS­CO)

Pro­ta­go­nis­ta. Gre­co le po­ne ros­tro a su mar­ca y co­mu­ni­ca ca­da no­ve­dad a tra­vés de las re­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.