En el po­dio de las ven­tas al­mun­do

Bue­nos Ai­res, Cór­do­ba y San­ta Fe con­cen­tran el 73,4 por cien­to de los en­víos ar­gen­ti­nos al ex­te­rior.

Negocios - - COMERCIO EXTERIOR - Gus­ta­vo Scar­pet­ta*

Ar­gen­ti­na no es un país ex­por­ta­dor. Ocu­pa el 47° lu­gar en las es­ta­dís­ti­cas mun­dia­les, de­trás de Chi­le (39°), de Su­dá­fri­ca o de Gui­nea.

En el mun­do, só­lo 10 paí­ses ex­por­tan la mi­tad de to­do lo que se ven­de. Los res­tan­tes 170 re­pre­sen­tan 48 por cien­to del to­tal. Se iden­ti­fi­ca, así, un pro­ce­so de con­cen­tra­ción. Po­cos ex­por­tan mu­cho.

Pe­ro es­ta mis­ma si­tua­ción se ob­ser­va a ni­vel pro­vin­cial en la Ar­gen­ti­na. La re­gión pam­pea­na, con Bue­nos Ai­res, San­ta Fe y Cór­do­ba, ven­de 73,4 de ca­da 100 dó­la­res que ex­por­ta nues­tro país.

Vis­to de otra for­ma, el 21 por cien­to de la su­per­fi­cie geo­grá­fi­ca pro­du­ce tres cuar­tas par­tes de las ex­por­ta­cio­nes na­cio­na­les.

Cór­do­ba, en el po­dio

Las ex­por­ta­cio­nes de la pro­vin­cia fue­ron de 7.881 mi­llo­nes de dó­la­res en 2017 y re­pre­sen­ta­ron el 13,5 por cien­to del to­tal na­cio­nal. Siem­pre nos com­pa­ra­mos con San­ta Fe, que ven­dió al mun­do por 13.554 mi­llo­nes, ca­si el do­ble que Cór­do­ba, con un apor­te de 23,2 por cien­to del to­tal ex­por­ta­do por Ar­gen­ti­na.

Des­pués de las tres gran­des pro­vin­cias ex­por­ta­do­ras, vienen Chu­but, San­ta Cruz y San Juan.

Por re­gión, la Pa­ta­go­nia re­pre­sen­ta el 8,4 por cien­to del to­tal ex­por­ta­do. O sea que Cór­do­ba ven­de más que to­da la Pa­ta­go­nia, y San­ta Fe, ca­si el tri­ple.

El No­roes­te (Ca­ta­mar­ca, Ju­juy, La Rio­ja, Sal­ta, Santiago y Tu­cu­mán) equi­va­le al sie­te por cien­to. Cu­yo es el 5,7 por cien­to, pe­ro en cre­ci­mien­to. Una sor­pre­sa es que San Juan ex­por­ta más que Men­do­za, em­pu­ja­da por el va­lor de sus ex­por­ta­cio­nes de oro. El año pa­sa­do, esa pro­vin­cia fac­tu­ró 1.434 mi­llo­nes de dó­la­res, mien­tras que Men­do­za ven­dió al ex­te­rior por 1.337 mi­llo­nes. Lue­go apa­re­cen San Luis (570 mi­llo­nes) y La Rio­ja (245 mi­llo­nes).

Ar­gen­ti­na ex­por­ta po­co

Ar­gen­ti­na ese el úni­co país que ne­ce­si­tó 27 años (de 1946 a 1972) pa­ra su­pe­rar los 2.000 mi­llo­nes de dó­la­res de ex­por­ta­cio­nes, se­gún ex­pli­ca Raúl Ochoa, pro­fe­sor de Co­mer­cio In­ter­na­cio­nal en la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res (UBA).

El mun­do tu­vo un cre­ci­mien­to in­creí­ble, el más al­to de la his­to­ria, en­tre 1950 y 1970, con los be­ne­fi­cios del Acuer­do Ge­ne­ral de Ta­ri­fas y Co­mer­cio (GATT). Al ini­cio de ese pro­ce­so, la Ar­gen­ti­na te­nía una par­ti­ci­pa­ción de tres por cien­to en el co­mer­cio mun­dial y aho­ra lle­ga a só­lo 0,347 por cien­to, la me­nor en to­da su his­to­ria.

Ex­por­tar nun­ca fue fá­cil pa­ra nues­tro país. Su me­jor dé­ca­da se de­bió en­te­ra­men­te a Chi­na. El país asiá­ti­co com­pró mu­cho y se con­vir­tió en una as­pi­ra­do­ra que au­men­tó de ma­ne­ra des­pro­por­cio­nal los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas. En esos años cre­cie­ron las eco­no­mías de los paí­ses abas­te­ce­do­res, pe­ro ni la po­bre­za ni la dis­tri­bu­ción de la ri­que­za me­jo­ra­ron en for­ma os­ten­si­ble.

Así co­mo lle­ga­ron, los pre­cios su­per­al­tos se fue­ron y las ex­por­ta­cio­nes ba­ja­ron en to­dos los paí­ses de Amé­ri­ca la­ti­na sin ex­cep­ción. En Ar­gen­ti­na, de los 88.000 mi­llo­nes ven­di­dos caí­mos a los ac­tua­les 55 mi mi­llo­nes de dó­la­res.

Au­men­tar­las se­rá di­fí­cil con una se­quía y con el pre­cio de la so­ja dis­mi­nui­do por la in­fluen­cia de la po­ten­cial gue­rra co­mer­cial.

Hoy por hoy ven­de­mos 13 mil mi­llo­nes de dó­la­res me­nos que Chi­le, que ex­por­ta por 68 mil mi­llo­nes de dó­la­res. Ni ha­blar de me­dir­nos fren­te a Mé­xi­co o Bra­sil. Pe­ro una com­pa­ra­ción que siem­pre ha­cen los ex­per­tos es con Aus­tra­lia, por ti­po de pro­duc­ción y ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca.

Los aus­tra­lia­nos le ven­den al mun­do por 230 mil mi­llo­nes de dó­la­res. En 2001 ex­por­tá­ba­mos el 42 por cien­to de Aus­tra­lia, hoy só­lo ex­por­ta­mos un cuar­to de lo que ellos co­mer­cian.

El pro­ble­ma de ex­por­tar po­co es que ne­ce­si­ta­mos di­vi­sas pa­ra im­por­tar las mer­can­cías que ne­ce­si­ta­mos y las que desea­mos, ade­más de pa­gar nues­tro tu­ris­mo y otros ser­vi­cios que ad­qui­ri­mos.

No hay ma­gia: si un país ex­por­ta po­co, no tie­ne dó­la­res pa­ra com­prar. Y pa­ra ad­qui­rir bie­nes o tu­ris­mo, ter­mi­na­mos en­deu­da­dos pa­ra fi­nan­ciar­nos.

¿Có­mo lo hi­zo Aus­tra­lia? Ex­por­ta mi­ne­ra­les, oro, tri­go, co­bre, vino, al­go­dón. La mi­tad son mi­ne­ra­les y pe­tró­leo. Lo cu­rio­so es que son 25 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes. Ellos ex­por­tan ca­si 10.000 dó­la­res por ha­bi­tan­te y Ar­gen­ti­na, 1.300 por per­so­na.

¿Quien va a ser más ri­co, un ar­gen­tino o un aus­tra­liano? En 1950, Aus­tra­lia era 35 por cien­to más ri­co que los paí­ses de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (Ocde). En 1983 era cin­co por cien­to más po­bre.

Te­nía tres pro­ble­mas: un sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro po­co com­pe­ti­ti­vo, ba­ja pro­duc­ti­vi­dad la­bo­ral y em­pre­sas es­ta­ta­les in­efi­cien­tes. Ata­có esos fo­cos y se abrió al mun­do. Ar­gen­ti­na pue­de em­pe­zar por allí y po­ten­ciar las pro­duc­cio­nes de las pro­vin­cias me­nos com­pe­ti­ti­vas.

* Do­cen­te UNC y UCC

(AP)

En el puer­to. Si bien Cór­do­ba tie­ne una me­nor per­for­man­ce ex­por­ta­do­ra que San­ta Fe, bue­na par­te de la ma­te­ria pri­ma del agro sa­le de aquí pa­ra ser pro­ce­sa­da en puer­tos del Pa­ra­ná.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.