La re­vo­lu­ción de las ta­ri­fas aé­reas

La eli­mi­na­ción de pre­cios mí­ni­mos abrió una nue­va era en el mer­ca­do de ca­bo­ta­je. La com­pe­ten­cia ya mues­tra una cla­ra ten­den­cia: pa­sa­jes a me­di­da de la ex­pe­rien­cia bus­ca­da.

Negocios - - PÁGINA DELANTERA - Flo­ren­cia Ri­poll fri­poll@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Dos pa­sa­je­ros sentados en el mis­mo avión, fi­la idén­ti­ca, asien­to con asien­to. En­tre ellos, una di­fe­ren­cia: uno pa­gó su pa­sa­je 10 ve­ces más ba­ra­to que el otro.

¿Los mo­ti­vos? Com­pró con an­te­la­ción, ida y vuelta, en fe­chas ina­mo­vi­bles, no des­pa­chó equi­pa­je ni eli­gió asien­to, tam­po­co con­su­mi­rá

snacks a bor­do ni acu­mu­la­rá mi­llas en su tar­je­ta.

A ese es­ce­na­rio vue­la di­rec­to el mer­ca­do ae­ro­co­mer­cial de ca­bo­ta­je ar­gen­tino. Por de­trás de la “gue­rra de ta­ri­fas” que lo sa­cu­dió el 1º de agos­to, el pa­ra­dig­ma que en reali­dad co­mien­za a re­gir­lo es otro: el de la ex­pe­rien­cia de vue­lo y ta­ri­fas ul­tra per­so­na­li­za­das.

El ci­mien­to del cam­bio fue la po­lí­ti­ca na­cio­nal de pro­mo­ción de la ac­ti­vi­dad ro­tu­la­da “re­vo­lu­ción de los avio­nes”. Con ella, irrum­pie­ron nue­vos ac­to­res y en­tre ellos la pri­me­ra low cost ar­gen­ti­na: Fly­bon­di.

A pe­sar de sus di­fi­cul­ta­des ope­ra­ti­vas, la ae­ro­lí­nea con hub en Cór­do­ba mo­vió el mer­ca­do con ta­ri­fas en­tre 30 y 50 por cien­to in­fe­rio­res a las tra­di­cio­na­les y lo­gró que­dar­se con un sha­re do­més­ti­co de ocho por cien­to, se­gún el úl­ti­mo da­to de la Em­pre­sa Ar­gen­ti­na de Na­ve­ga­ción Aé­rea (Ea­na).

El cli­ma se cal­deó has­ta lle­gar a la eli­mi­na­ción ofi­cial del pi­so de ta­ri­fas de ca­bo­ta­je para pa­sa­jes com­pra­dos con al me­nos con 30 días de an­te­la­ción.

La me­di­da lan­zó a las com­pa­ñías del sec­tor –Ae­ro­lí­neas Ar­gen­ti­nas hi­zo pun­ta– a una for­mi­da­ble gue­rra de pro­mo­cio­nes.

En la pri­me­ra se­ma­na de agos­to se ven­die­ron 500 mil pa­sa­jes, de los cua­les 393 mil fue­ron de Ae­ro­lí­neas. Eso equi­va­le al cua­tro por cien­to de se vo­lu­men anual de tic­kets.

La­tam y Fly­bon­di tam­bién ba­tie­ron ré­cords de co­mer­cia­li­za­ción y has­ta An­des, que eli­gió no lan­zar ofer­tas por­que apues­ta a “te­ner siem­pre pre­cios com­pe­ti­ti­vos”, du­pli­có sus ven­tas co­mo efec­to del pi­co de de­man­da.

Un mun­do de 25 ta­ri­fas

Pa­sa­do el round ini­cial de la gue­rra, co­mien­za a ver­se con ma­yor cla­ri­dad la nue­va es­tra­te­gia en ma­te­ria de ta­ri­fas.

Con ma­ti­ces en­tre las mar­cas con­sul­ta­das (due­ñas del 98 por cien­to del mer­ca­do), los ejes son com­par­ti­dos: la ex­pe­rien­cia de vue­lo a bor­do de un mis­mo avión em­pie­za a des­gra­nar­se en múl­ti­ples va­rian­tes con me­nor a ma­yor can­ti­dad de ser­vi­cios, y el aba­ni­co de ta­ri­fas se abre acom­pa­ñan­do ese pro­ce­so.

En una mis­ma ae­ro­na­ve pue­den con­vi­vir, fá­cil, 25 pre­cios di­fe­ren­tes. Y el más ba­ra­to ser 10 o 12 ve­ces in­fe­rior al más ca­ro. Hay dos ele­men­tos que no se re­sig­nan: se­gu­ri­dad y pun­tua­li­dad.

Las ta­ri­fas más com­pe­ti­ti­vas bus­can sos­te­ner el cre­ci­mien­to que re­gis­tra la ac­ti­vi­dad des­de 2016 y su­mar vo­lu­men: ele­var el ni­vel de ocu­pa­ción de las ae­ro­na­ves que, se­gún da­tos de la Ea­na, pro­me­dió el 76 por cien­to de enero a ju­lio para el mer­ca­do do­més­ti­co.

Se es­pe­ra tam­bién ma­yor in­cor­po­ra­ción de asien­tos. Va­rias com­pa­ñías anun­cia­ron su­mar avio­nes a los 100 que se mue­ven hoy en el mer­ca­do do­més­ti­co.

En ese mar­co, Cór­do­ba se con­so­li­da co­mo prin­ci­pal cen­tro dis­tri­bui­dor de vue­los de ca­bo­ta­je del in­te­rior y el trá­fi­co de pa­sa­je­ros en su ae­ro­puer­to Ta­ra­ve­lla cre­ció 78 por cien­to des­de 2015 .

Equi­pa­je y asien­tos

“La con­di­ción es que la ta­ri­fa sea sus­ten­ta­ble. En un avión, en­tre el cua­tro y cin­co por cien­to pue­de sa­lir a muy ba­jo pre­cio; el res­to se va lle­nan­do con otras ta­ri­fas. Hay que ser se­rio: a ve­ces se fo­ca­li­za en pre­cios a los que el 95 por cien­to de los pa­sa­je­ros no po­drá ac­ce­der”, opi­na Ber­nar­do Ra­ce­do Ara­gón, ge­ren­te de Mar­ke­ting de An­des.

El eje­cu­ti­vo alu­de a las agre­si­vas pro­mo­cio­nes lan­za­das en agos­to, tra­ba­ja­das por las com­pa­ñías co­mo un imán para cap­tar pa­sa­je­ros que en mu­chos ca­sos ter­mi­nan com­pran­do, aun­que no lo­gren ac­ce­der al pre­cio más ba­jo.

Para en­trar en el seg­men­to más ba­ra­to, don­de has­ta ha­ce un mes Fly­bon­di pla­nea­ba so­la, las com­pa­ñías tra­di­cio­na­les (Ae­ro­lí­neas y La­tam) ha­bi­li­ta­ron ta­ri­fas con “re­cor­tes” de ser­vi­cios res­pec­to de su pro­pues­ta tra­di­cio­nal: apa­re­ció el co­bro por des­pa­cho de equi­pa­je y la no se­lec­ción de asien­tos, en­tre otras va­ria­bles.

“Des­de aho­ra po­de­mos apli­car en Ar­gen­ti­na el mis­mo mo­de­lo que des­de 2017 im­ple­men­ta­mos en to­da la re­gión: cua­tro ca­te­go­rías de ta­ri­fas para que ca­da pa­sa­je­ro eli­ja có­mo vo­lar”, ex­pli­can des­de La­tam.

La mis­ma lí­nea si­gue Ae­ro­lí­neas, que ha­rá ju­gar ser­vi­cios co­mo el tras­la­do de mas­co­tas en ca­bi­na o la com­pra de mi­llas co­mo in­gre­sos ex­tra.

An­des, por su par­te, apues­ta a man­te­ner su es­que­ma de tres ta­ri­fas, evi­tan­do las ofer­tas co­mo gol­pe de efec­to, pe­ro ga­ran­ti­zan­do siem­pre un pre­cio muy com­pe­ti­ti­vo en sus ru­tas.

Fly­bon­di re­fuer­za su mo­de­lo de ba­jo cos­to y se plan­tea co­mo “ul­tra

low cost”, pu­jan­do por ser la más ba­ra­ta en sus ru­tas fren­te a la com­pe­ten­cia.

(ILUSTRACIÓNDEOSCARROLDÁN)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.