La eco­no­mía bi­po­lar y la se­ma­na en la que se ga­nó un round.

Negocios - - Página Delantera - Da­niel Alon­so da­lon­so@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

El sa­lón Bosch, ubi­ca­do en el ter­cer pi­so del edi­fi­cio del Ban­co Cen­tral, no es un es­pa­cio cual­quie­ra. No só­lo por­que lle­va el nom­bre de quien fue el primer pre­si­den­te de la en­ti­dad (el abo­ga­do Er­nes­to Bosch, en­tre 1935 y 1945), sino por­que sue­le ser el re­duc­to de reunio­nes y de anun­cios tras­cen­den­tes pa­ra nues­tra vi­da mo­ne­ta­ria.

La se­ma­na que pa­só, el je­fe ac­tual del Cen­tral, Luis Capu­to, con­vo­có en ese lu­gar a un cen­te­nar de agen­tes del mer­ca­do, en­tre quie­nes de­rra­mó un men­sa­je cu­yos efec­tos im­pac­ta­ron ca­si en for­ma au­to­má­ti­ca.

Los ope­ra­do­res sa­lie­ron con, por lo me­nos, tres con­clu­sio­nes cla­ras: el dó­lar aban­do­nó la zo­na de tur­bu­len­cia; el desar­me de Le­bac (aun­que pa­ra mu­chos es inopor­tuno aho­ra) no tie­ne mar­cha atrás, y el nue­vo acuer­do con el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI) ya es­tá a pun­to ca­ra­me­lo.

Bue­na par­te de es­te diag­nós­ti­co es­tá de­trás de los ar­gu­men­tos que ex­pli­can las sie­te subas con­se­cu­ti­vas que com­ple­tó el Mer­val en la Bol­sa por­te­ña (el vier­nes hi­zo pau­sa pa­ra re­co­ger ga­nan­cias), com­bi­na­dos con com­pras de ac­cio­nes que que­da­ron muy ba­ra­tas y la sin­to­má­ti­ca baja del ries­go país.

Só­lo que­da ver cuán­to hay de las tí­pi­cas reac­cio­nes en ex­ce­so que sue­len te­ner los mer­ca­dos, tan pro­cli­ves a des­an­dar sin es­ca­las el mo­vi­mien­to pen­du­lar en­tre la de­pre­sión y la eu­fo­ria.

Y tam­bién co­no­cer cuál se­rá, fi­nal­men­te, la letra chi­ca de la re­ne­go­cia­ción con el FMI y si la es­tra­te­gia con el dó­lar se­rá el es­que­ma de ban­da de flo­ta­ción, aun­que no me­nos im­por­tan­te es po­ner el fo­co so­bre los agre­ga­dos mo­ne­ta­rios (en agos­to, la ba­se mo­ne­ta­ria au­men­tó 39,4 por cien­to in­ter­anual) que em­pu­jan a la in­fla­ción.

Pe­ro la eco­no­mía tie­ne tan­tos ros­tros y cli­mas co­mo sec­to­res y ac­to­res. En el des­cen­so ha­cia las ex­tre­mi­da­des que to­can tie­rra, el áni­mo es muy di­fe­ren­te.

Los da­tos ofi­cia­les del primer se­mes­tre mues­tran un mer­ca­do la­bo­ral ba­jo es­trés, con un al­za en la de­socu­pa­ción co­mo pri­me­ra es­ca­la de un de­te­rio­ro que se es­tá pro­fun­di­zan­do aho­ra.

En el Gran Cór­do­ba, hu­bo más per­so­nas que sa­lie­ron a bus­car em­pleo, si se com­pa­ran el se­gun­do tri­mes­tre de 2017 con igual lap­so de es­te año. Unas 46 mil. La mi­tad lo con­si­guió. El res­to que­dó bo­yan­do.

Hay dos da­tos re­le­van­tes. El pri­me­ro: la ma­yo­ría de los nue­vos em­plea­dos en­tra­ron por la puer­ta de la in­for­ma­li­dad. El se­gun­do: los que no se pu­die­ron in­ser­tar, di­fí­cil­men­te lo ha­gan a cor­to pla­zo.

Y eso ocu­rre por­que no hay mar­gen de ab­sor­ción en las ac­tua­les con­di­cio­nes. En el sec­tor in­dus­trial, que es uno de los más com­pli­ca­dos, ca­si 15 por cien­to de las em­pre­sas pre­vé des­pe­dir per­so­nal de aquí has­ta fin de año, 12 por cien­to pla­nea sus­pen­sio­nes y 25 por cien­to re­du­ci­rá ho­ras, se­gún la en­cues­ta de la Unión In­dus­trial de Cór­do­ba (UIC).

Hay ca­da vez más Py­me aho­ga­das en los ba­ches que de­jan las ca­de­nas de pa­go so­me­ti­das a du­ras prue­bas de elas­ti­ci­dad y con ta­sas de in­te­rés in­cen­dia­rias. Un ter­mó­me­tro es el re­cha­zo de che­ques por fal­ta de fon­dos.

Por eso, mien­tras los mer­ca­dos re­bo­tan, otros in­di­ca­do­res re­fle­jan las he­ri­das. ¿Cuán pro­fun­das? En cua­tro días se di­fun­di­rán los da­tos ofi­cia­les de po­bre­za. Pe­ro lle­gan has­ta ju­nio, así que ape­nas ve­re­mos una par­te del to­do.

MIEN­TRAS LOS MER­CA­DOS RE­BO­TAN, LOS IN­DI­CA­DO­RES LA­BO­RA­LES Y SO­CIO­ECO­NÓ­MI­COS MUES­TRAN LAS HE­RI­DAS.

Luis Capu­to. El je­fe del BCRA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.