Cin­co ge­ne­ra­cio­nes de ex­ce­len­cia en La Rio­ja

Víc­tor Urru­tia no te­nía ni 30 años cuan­do co­men­zó a ha­cer­se car­go de CVNE, la em­pre­sa fa­mi­liar de La Rio­ja que, en­tre otras 29 eti­que­tas, pro­du­ce Cu­ne Crian­za, el vino nú­me­ro uno en Mé­xi­co y Es­pa­ña.

Newsweek en Español - - CONTENIDO - Por Ca­mi­la Sán­chez Bo­la­ño

LA COM­PA­ÑÍA VI­NÍ­CO­LA del Nor­te de Es­pa­ña, me­jor co­no­ci­da co­mo CVNE, fue cons­ti­tui­da en 1879, en la lo­ca­li­dad de Ha­ro, en La Rio­ja, por los her­ma­nos Rai­mun­do y Eu­se­bio Real de Asúa. Hoy, cin­co ge­ne­ra­cio­nes des­pués, con­ti­núa en ma­nos de los des­cen­dien­tes de los fun­da­do­res y cuen­ta con cua­tro bo­de­gas: CVNE, Im­pe­rial, Con­tino y Vi­ña Real, la cual fue inau­gu­ra­da en 2004 por el rey Juan Car­los de Es­pa­ña y cu­yas ins­ta­la­cio­nes en La­guar­dia fue­ron di­se­ña­das por el ar­qui­tec­to Phi­lip­pe Ma­ziè­res.

A car­go de Víc­tor Urru­tia, CVNE pro­du­ce la mar­ca de vino blan­co más an­ti­gua de Es­pa­ña —Mo­no­po­le (1915)—, y po­see va­rias dis­tin­cio­nes in­ter­na­cio­na­les. En­tre ellas, la elec­ción del Im­pe­rial Gran Re­ser­va 2004, nú­me­ro uno en la cla­si­fi­ca­ción mun­dial de Wi­ne Spec­ta­tor 2013 —es­ta ha sido la pri­me­ra vez en la his­to­ria que un vino es­pa­ñol es re­co­no­ci­do co­mo el nú­me­ro uno a es­ca­la mun­dial—, así co­mo el re­co­no­ci­mien­to de me­jor bo­de­ga es­pa­ño­la en el Wi­ne and Spi­rit Com­pe­ti­tion de 2015. La Rio­ja ob­tu­vo su de­no­mi­na­ción de ori­gen en 1925 y, des­de ese mo­men­to, CVNE ha sido lí­der en la pro­duc­ción de vi­nos de la zo­na. Hoy ela­bo­ra más de cin­co mi­llo­nes de bo­te­llas al año.

Urru­tia ha es­ta­do en el co­mi­té eje­cu­ti­vo de la com­pa­ñía des­de que te­nía 20 años de edad, y a los 29 to­mó el con­trol de la em­pre­sa co­mo CEO, des­pués de que su tío de­ci­dió ju­bi­lar­se. A par­tir de es­te mo­men­to CVNE co­men­zó a en­fo­car­se mu­cho en la dis­tri­bu­ción de sus vi­nos y en que se re­co­no­cie­ran en dis­tin­tos lu­ga­res del mun­do.

Víc­tor Urru­tia char­la con Newsweek en Es­pa­ñol so­bre có­mo CVNE ha cre­ci­do y to­ma­do un lu­gar im­por­tan­te en nues­tro país: “En Mé­xi­co lle­va­mos 40 años, por eso es­ta­mos ya nu­tri­dos de la psi­co­lo­gía del con­su­mi­dor me­xi­cano. Los úni­cos dos paí­ses del mun­do en don­de so­mos numero uno son Es­pa­ña y Mé­xi­co, y es­to tie­ne que ver con que Mé­xi­co y Es­pa­ña no son tan dis­tin­tos”.

—¿Cuá­les son los vi­nos que más se ven­den en es­ta re­gión?

—Ha­ce­mos un vino que se lla­ma Cu­ne Crian­za, que es nues­tro vino más básico y ese es el numero uno aquí y en Es­pa­ña. Tam­bién se ven­de en mu­chos otros lu­ga­res del mun­do. Y, por su­pues­to, es­tá el Cu­ne Im­pe­rial, que se ha­ce en una can­ti­dad más pe­que­ña y no pue­de ir a to­do el mun­do —la idea es que lo en­cuen­tres en bue­nos res­tau­ran­tes y en las me­jo­res tien­das—. Con el Im­pe­rial par­ti­mos de la ba­se que no pro­du­ci­mos de­ma­sia­do, so­lo se ha­ce cuan­do la co­se­cha es muy bue­na. Una bue­na anéc­do­ta de ese vino es que cuan­do se ca­só el rey Fe­li­pe de Es­pa­ña, Im­pe­rial fue el úni­co vino tin­to que se sir­vió en su bo­da.

—¿Cuál es la ma­yor preo­cu­pa­ción de la em­pre­sa en es­tos tiem­pos en que la in­dus­tria vi­ti­vi­ní­co­la es­tá cre­cien­do?

—Yo co­men­cé con la em­pre­sa ha­ce 15 años por­que se ju­bi­ló un tío mío y no ha­bía na­die más pa­ra ha­cer­lo. Me en­con­tré con que la ma­yor preo­cu­pa­ción de la em­pre­sa era ha­cer el me­jor vino po­si­ble, la gen­te no pen­sa­ba pa­ra na­da en ven­der­lo y no ha­bía un equi­po co­mer­cial, so­lo una se­cre­ta­ria que to­ma­ba pe­di­dos por te­lé­fono. Yo pien­so que de­be­mos de dar a cono- cer más el vino, pri­me­ro en Es­pa­ña y lue­go en el mun­do. Mé­xi­co ha sido uno de los lu­ga­res más sen­ci­llos por­que es de los po­quí­si­mos si­tios don­de ya ven­día­mos an­tes, y lo ha­cía­mos de la for­ma más cu­rio­sa: gen­te de Mé­xi­co que iba a Es­pa­ña a con­se­guir el vino y lo traía pa­ra ven­der­lo. Así lle­ga­mos a es­te país, pe­ro aho­ra que­re­mos que nos co­noz­can más y que co­noz­can otras eti­que­tas, ade­más del Crian­za. —¿Es un ne­go­cio que da mu­chos fru­tos? —Hay que ser muy pa­cien­te y la verdad no creo que sea un buen ne­go­cio. Es una in­dus­tria que afec­ta po­co a la eco­no­mía de un país, aun­que es una in­dus­tria que es­tá en cre­ci­mien­to. Hay mu­chas bo­de­gas que son muy pe­que­ñas, y des­de el pun­to de vis­ta fi­nan­cie­ro o eco­nó­mi­co, es un ne­go­cio po­co im­por­tan­te y po­co atrac­ti­vo. Si lo ha­ces bien tie­nes que te­ner un vi­ñe­do, y eso es muy ca­ro, ade­más de que es­tás su­je­to a lo que pa­sa con el cli­ma. Por eso a las gran­des em­pre­sas de li­co­res no les in­tere­sa el vino, es de­ma­sia­do tra­ba­jo y di­ne­ro.

—¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra ti es­tar en los su­per­mer­ca­dos, tien­das de li­co­res y la ma­yo­ría de los res­tau­ran­tes que hay en Mé­xi­co?

—Me en­can­ta. Yo ya to­mé la de­ci­sión de que quie­ro que el ma­yor numero de gen­te po­si­ble en el mun­do to­me nues­tro vino. Los re­tos son que gen­te en un país tan le­jano to­me mi pro­duc­to, y es una lo­cu­ra que pa­se con la di­men­sión con la que su­ce­de en Mé­xi­co. Te­ner tu pro­pio mer­ca­do no es fácil, pe­ro lo pue­des con­se­guir y creo que el he­cho de que un me­xi­cano to­me Cu­ne sig­ni­fi­ca que es un gran vino.

—¿Qué los dis­tin­gue de otros vi­nos de La Rio­ja?

—So­mos una fa­mi­lia, cin­co ge­ne­ra­cio­nes y 140 años ha­cien­do lo mis­mo. Ya te­ne­mos el há­bi­to de ha­cer­lo bien y creo que eso es lo que nos dis­tin­gue de otras eti­que­tas.

—¿Qué se ne­ce­si­ta pa­ra ser un gran co­no­ce­dor de vi­nos?

—Lo cier­to es que pa­ra sa­ber de vino hay que to­mar mu­cho. Lo bo­ni­to del vino es que va cam­bian­do to­do el ra­to, es im­po­si­ble sa­ber­lo to­do. Ca­da año cam­bian los vi­nos. En Es­pa­ña hay 5,000 bo­de­gas y en Fran­cia tal vez 30,000, y ca­da año pro­du­cen co­se­chas dis­tin­tas. Y tú tam­bién cam­bias, cam­bia tu pa­la­dar y tu gus­to por el vino. —¿Cuál es tu vino fa­vo­ri­to? —Mi vino fa­vo­ri­to es el Im­pe­rial 47; un vino ver­da­de­ra­men­te in­creí­ble.

“Cuan­do se ca­só el rey Fe­li­pe de Es­pa­ña, Cu­ne Im­pe­rial fue el úni­co vino tin­to que se sir­vió en su bo­da”.

VÍC­TOR URRU­TIA ha par­ti­ci­pa­do en el co­mi­té eje­cu­ti­vo de la CVNE des­de los 20 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.