“Eres tan bueno o ma­lo co­mo tu úl­ti­mo par­ti­do”

Por Ge­rar­do Bor­bo­lla

Newsweek en Español - - CONTENIDO - POR GE­RAR­DO BOR­BO­LLA @ge­rar­do_ebg

LAS MI­RA­DAS de Mé­xi­co es­tán pues­tas, en es­te mo­men­to, en los 23 ju­ga­do­res de la Se­lec­ción Na­cio­nal de Fut­bol. Pe­ro a la Co­pa Mun­dial de 2018 tam­bién acu­de otra de­le­ga­ción de me­xi­ca­nos que bus­ca po­ner en al­to el nom­bre del de­por­te na­cio­nal: los ár­bi­tros.

Pa­ra César Ar­tu­ro Ra­mos Pa­la­zue­los, el de Ru­sia se­rá su pri­mer mun­dial. Aun así, no le im­po­ne pi­tar­le a gran­des fi­gu­ras. Di­ce sen­tir­se pre­pa­ra­do pa­ra cual­quier si­tua­ción que ten­ga que en­fren­tar.

El sil­ban­te cen­tral ha tra­ba­ja­do du­ro pa­ra te­ner un lu­gar en el Mun­dial de Ru­sia, que arran­ca el pró­xi­mo 14 de ju­nio. A es­te tam­bién acu­di­rán, en re­pre­sen­ta­ción de Mé­xi­co, los ár­bi­tros asis­ten­tes Mar­vin To­rren­te­ra y Mi­guel Án­gel Her­nán­dez Pa­re­des.

Es­tos tres me­xi­ca­nos for­man par­te del equi­po de 14 sil­ban­tes la­ti­noa­me­ri­ca­nos ele­gi­dos por la FIFA, que re­pre­sen­tan a la Con­fe­de­ra­ción de Nor­tea­mé­ri­ca, Cen­troa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be de Fut­bol (Conca­caf, por sus si­glas en in­glés).

César Ra­mos pre­via­men­te ha pi­ta­do los Jue­gos Olím­pi­cos de Río de Ja­nei­ro 2016; el Mun­dial Sub-20, en Nue­va Ze­lan­da; los Jue­gos Cen­troa­me­ri­ca­nos y del Ca­ri­be, en Ve­ra­cruz, y una fi­nal del Mun­dial de Clu­bes en­tre el Real Ma­drid y el Gre­mio. Su más re­cien­te com­pro­mi­so fue pi­tar la fi­nal de la Li­ga MX en­tre To­lu­ca y San­tos.

Por to­do es­to, el re­cién nom­bra­do pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Ár­bi­tros (AMA) fue re­co­no­ci­do en 2016 y 2017 co­mo el me­jor ár­bi­tro de la Conca­caf. Es­ta dis­tin­ción “ha­la­ga, pe­ro a la vez te com­pro­me­te a pre­pa­rar­te más”, co­men­ta César Ra­mos a News­week en Es­pa­ñol, en una en­tre­vis­ta pre­via a su via­je a Ru­sia.

Es­te ár­bi­tro me­xi­cano, or­gu­llo­sa­men­te “cu­li­chi” (es ori­gi­na­rio de Cu­lia­cán, Si­na­loa), agra­de­ce el apo­yo y el es­fuer­zo de su fa­mi­lia en el desa­rro­llo de su ca­rre­ra y po­der vi­vir lo que se con­ver­ti­rá en un re­cuer­do úni­co pa­ra su vi­da.

An­tes de ca­da par­ti­do hay va­rias ele­men­tos que no pue­den fal­tar en su ves­ti­dor a ma­ne­ra de ri­tual: la fo­to de su es­po­sa e hi­ja, su sil­ba­to y, cla­ro, mú­si­ca de ban­da. —¿Qué se sien­te ir a tu pri­me­ra Co­pa del Mun­do? —Es un ho­nor re­pre­sen­tar al ar­bi­tra­je me­xi­cano. Ima­gí­na­te to­do lo que se ha pe­lea­do du­ran­te cua­tro años: las com­pe­ten­cias, los se­mi­na­rios, los cur­sos. ¡Ca­ray! Es in­des­crip­ti­ble, no lo asi­mi­las; te pre­pa­ras, pe­ro ape­nas vie­ne lo bueno. Lle­gan­do allá es cuan­do va­mos a sen­tir más la adre­na­li­na.

—Ha­ber si­do nom­bra­do dos ve­ces el me­jor ár­bi­tro de la Conca­caf no fue en vano…

—El ar­bi­tra­je es del pre­sen­te, eres tan bueno o tan ma­lo co­mo en tu úl­ti­mo jue­go. La gen­te re­cuer­da el úl­ti­mo jue­go y con esa esen­cia se que­da, en­ton­ces hay que tra­tar de que el úl­ti­mo par­ti­do siem­pre sea muy bueno.

—Los ár­bi­tros me­xi­ca­nos ya son una cons­tan­te en los mundiales, ¿qué se es­tá ha­cien­do bien en el ar­bi­tra­je me­xi­cano?

—El ár­bi­tro me­xi­cano com­pi­te a gran ni­vel. La li­ga me­xi­ca­na es muy fuer­te, muy com­pe­ti­ti­va; tie­ne ju­ga­do­res de mu­cha ca­li­dad, me­xi­ca­nos y ex­tran­je­ros, y la ma­yo­ría de los ex­tran­je­ros son se­lec­cio­na­dos na­cio­na­les o que brin­can de aquí a Eu­ro­pa. Es­to ha­ce que el ár­bi­tro ten­ga un com­pen­dio de re­cur­sos ne­ce­sa­rios a la ho­ra de un par­ti­do in­ter­na­cio­nal.

—Ca­da vez hay más es­cru­ti­nio, aná­li­sis y crí­ti­ca al tra­ba­jo ar­bi­tral por la im­ple­men­ta­ción del VAR. ¿Es­tás a fa­vor del uso de la tec­no­lo­gía?

—Me pa­re­ce una he­rra­mien­ta muy ade­cua­da; es una he­rra­mien­ta, no un sis­te­ma man­da­to­rio. El VAR es co­mo un se­gu­ro, y un se­gu­ro va­le más te­ner­lo y no uti­li­zar­lo que re­que­rir­lo y no te­ner­lo. Tie­nes un com­pa­ñe­ro ahí que te va a “echar la mano”, va a sa­car a flo­te la ac­ción y se va a evi­tar una ma­la de­ci­sión que per­ju­di­que al gre­mio. —¿Im­po­ne o pe­sa pi­tar­le a gran­des fi­gu­ras? —Pa­ra na­da. El ár­bi­tro es un ser que dic­ta au­to­ri­dad a 22 se­ño­res pro­fe­sio­na­les y no ve ca­mi­se­tas. Lo que ve el ár­bi­tro es la re­gla de jue­go, no te po­nes a ver a equis o ye per­so­na. Al con­tra­rio, pre­pa­ras un par­ti­do, lo ana­li­zas, ves los po­si­bles es­ce­na­rios y ves la es­tra­te­gia que vas a uti­li­zar. —¿Tú sí vas por el quin­to par­ti­do? —No pue­des “fu­tu­rear”, hay co­sas que no de­pen­den de ti. Yo a lo que as­pi­ro es a ha­cer­lo bien cuan­do se re­quie­ra, res­pon­der a la con­fian­za de mi co­mi­té ar­bi­tral de FIFA y dis­fru­tar mu­cho el even­to. Es un even­to mag­ní­fi­co, un re­cuer­do úni­co pa­ra la vi­da. —¿Quie­res ver a Mé­xi­co cam­peón? —Siem­pre va a ser gra­ti­fi­can­te, oja­lá lle­guen muy le­jos. Oja­lá el equi­po avan­ce en un gran ni­vel por­que eso le da ale­gría a 120 mi­llo­nes de per­so­nas. Tú ves cuan­do a la se­lec­ción le va bien, la gen­te lo dis­fru­ta, va más con­ten­ta a tra­ba­jar. Oja­lá les va­ya muy bien, ten­go fe en que así sea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.