TEO­RÍAS Y PE­RI­CIAS

Noticias - - INFORMACIÓN GENERAL - ROXANA MARIANI MAR­COS TEIJEIRO mtei­jei­ro@per­fil.com @roxs­ma­ria­ni @tei­jei­ro­mar­cos

Des­pués de 27 días de mis­te­rio, la ae­ro­na­ve Mit­su­bis­hi ma­trí­cu­la LV-MCV fue lo­ca­li­za­da en las in­me­dia­cio­nes del río Pa­ra­ná Gua­zú, el do­min­go 19 de agos­to cer­ca de las 18 ho­ras. Es­ta­ba en­te­rra­da en una zo­na pan­ta­no­sa que, se­gún se co­no­ció más tar­de, ha­bía si­do so­bre­vo­la­da apro­xi­ma­da­men­te unas 50 ve­ces. In­clu­so un tes­ti­go, Miguel Ros­cio, un pro­pie­ta­rio de una guardería náu­ti­ca cer­ca­na a la zo­na, de­nun­ció an­te las au­to­ri­da­des, dos días des­pués de es­tar desaparecida la na­ve, que ha­bía vis­to el mo­men­to exac­to en que la avio­ne­ta des­cen­día rá­pi­da­men­te y de­sa­pa­re­cía en li­ga­do al kirch­ne­ris­mo. La Jun­ta de In­ves­ti­ga­ción de Ac­ci­den­tes de Avia­ción Ci­vil (JIACC) es­tá a car­go de Ana Pa­me­la Suárez, Con­ta­do­ra Pú­bli­ca. Es­ta de­pen­den­cia es­ta­tal fue la en­car­ga­da de dar a co­no­cer el ha­llaz­go del avión, sin em­bar­go, tam­po­co es­tá en ma­nos de al­guien con ex­pe­rien­cia. “Lo gra­ve es que una de las fun­cio­nes que tiene, es fir­mar el dic­ta­men téc­ni­co de lo que pa­só en el ac­ci­den­te, co­sa que es muy di­fí­cil que pue­da ha­cer si no tiene idea de lo que real­men­te es un avión”, opi­nó Pé­rez Ta­ma­yo.

“Pa­ra que se to­me di­men­sión del car­go que ocu­pa hay que po­ner de ejem­plo a Es­ta­dos Uni­dos. Allá, quien in­ves­ti­ga los ac­ci­den­tes en la Na­tio­nal Trans­port Sa­fety Board, un en­te au­tár­qui­co y cu­yo ti­tu­lar es pro­pues­to por el pre­si­den­te y tiene que ser apro­ba­do por el Con­gre­so”, ilus­tró Ci­rie­lli. Es­te ejem­plo ideal, dis­ta me­dio de la in­ten­sa ve­ge­ta­ción. “Con­té to­do lo que vi, pe­ro lo úni­co que ano­ta­ron fue mi nom­bre y mi ce­lu­lar. No se lo to­ma­ron en se­rio”, ase­gu­ró Ros­cio. Aun­que, se­gún ANAC, a par­tir de ese da­to, se lle­vó a ca­bo un ras­tri­lla­je en el lu­gar que, al no arro­jar re­sul­ta­dos po­si­ti­vos, se des­car­tó in­me­dia­ta­men­te del pro­ce­so de bús­que­da.

Jus­ta­men­te el ope­ra­ti­vo de los or­gna­nis­mos de Go­bierno pa­ra dar con la avio­ne­ta desaparecida, fue du­ra­men­te cri­ti­ca­do. Por eso, un amigo de uno de los tri­pu­lan­tes del avión caí­do, Eduar­do Gé­no­va, se ofre­ció a realizar una bús­que­da pa­ra­le­la, que con­vo­có más de 15 avio­nes y al me­nos 2 he­li­cóp­te­ros.

Tam­bién, al cues­tio­na­do tra­ba­jo ofi­cial, se le su­mó un equi­po de pro­fe­sio­na­les en bús­que­das de Es­pa­ña, mu­cho de la si­tua­ción de Suárez, quien lle­gó a la JIACC por su amis­tad con el ex Se­cre­ta­rio de Trans­por­te K, Alejandro Ra­mos.

MIS­MOS MÉ­TO­DOS. A Jor­ge Pé­rez Ta­ma­yo se lo oye re­sig­na­do. “No es nin­gu­na no­ve­dad que hay mu­chos car­gos po­lí­ti­cos y pues­tos a de­do. Eso no ha cam­bia­do”. Es que a pe­sar de que mu­chos de los fun­cio­na­rios con­ti­núan des­de la épo­ca K, Cam­bie­mos no mo­di­fi­có el mo­dus ope­ran­di de co­lo­car gen­te sin ex­pe­rien­cia en cues­tio­nes aé­reas. “Ade­más de Iri­goin, es­tá el je­fe de los ae­ro­puer­tos”, ad­vir­tió un pi­lo­to. Es que en el Or­ga­nis­mo Re­gu­la­dor del Sis­te­ma Na­cio­nal de Ae­ro­puer­tos (ORSNA), la ac­tual ges­tión co­lo­có a al­guien con es­ca­so co­no­ci­mien­to so­bre trans­por­te aé­reo. Pa­tri­cio Di Sté­fano, Li­cen­cia­do en Cien­cias Po­lí­ti­cas y ex Sub­se­cre­ta­rio de Uso del Es­pa­cio Pú­bli­co de la ciu­dad, tiene quie­nes a car­go del geo­fí­si­co, Luis Avial, in­cor­po­ra­ron un ra­dar submarino pa­ra de­rri­bar una de las hi­pó­te­sis que la ma­yo­ría de los ex­per­tos en avia­ción ma­ne­ja­ban: el avión es­ta­ba ba­jo el agua. Fi­nal­men­te, a par­tir del ha­llaz­go de la na­ve, hun­di­do en un pantano, y lue­go de que tras­cen­die­ra que por las ca­rac­te­rís­ti­cas de la tragedia no ha­bía so­bre­vi­vien­tes, la in­for­ma­ción acer­ca del ac­ci­den­te se man­tu­vo en pro­fun­do her­me­tis­mo. Un pe­di­do he­cho por la Jue­za Sandra Arro­yo Sal­ga­do, a car­go de la in­ves­ti­ga­ción. Aun­que, to­da­vía res­ta co­no­cer las pe­ri­cias del avión, que se co­no­ce­rán en los pró­xi­mos me­ses, fa­mi­lia­res de Ma­tías Ron­zano, quien pi­lo­tea­ba el avión, ini­cia­rá ac­cio­nes le­ga­les ya que -ase­gu­ran“hu­bo mu­cha ne­gli­gen­cia”. a su car­go to­dos las ter­mi­na­les aé­reas del país. “Cuan­do se re­mo­de­ló una par­te de Ae­ro­par­que, en vez de uti­li­zar el es­pa­cio pa­ra me­jo­rar las pis­tas, se hi­zo una es­pe­cie de pla­za re­crea­ti­va. Eso di­ce to­do”, co­men­tó in­dig­na­do un pi­lo­to.

Así, mien­tras la in­ves­ti­ga­ción por el vue­lo que ca­yó en el Del­ta con­ti­núa, la se­gu­ri­dad y el fu­tu­ro de la avia­ción ci­vil es­tá en ma­nos de per­so­nas que no es­tu­dia­ron pa­ra eso. “La avia­ción es el me­dio trans­por­te más se­gu­ro, lo que no son se­gu­ro son los fun­cio­na­rios”, re­su­mió Ci­rie­lli. Por el mo­men­to, los cus­to­dios del cie­lo ar­gen­tino son los mis­mos, aun­que sus cre­den­cia­les sean po­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.