76 Ni­to Mestre

El ex Sui Ge­ne­ris con­du­ce “Dis­tin­to tiem­po” en Na­cio­nal Rock y se ani­mó al tea­tro. Charly, su adic­ción al al­cohol y su sa­li­da a flo­te.

Noticias - - STAFF -

El cantante ha­bla de su adic­ción al al­cohol que ca­si lo lle­va a la muer­te, de su amis­tad con Charly Gar­cía y de có­mo se re­na­ce de las ce­ni­zas.

Hay epi­so­dios des­ti­na­dos a cam­biar la vi­da de las per­so­nas. Al­gu­nos, aunque pa­sen inad­ver­ti­dos, se ad­hie­ren a la raíz de los pen­sa­mien­tos, y los mol­dean. En el ca­so de Ni­to Mestre no hu­bo su­ti­le­zas. Des­pués de haber estado fren­te a fren­te con la muer­te, dio el vo­lan­ta­zo. El 20 de ma­yo de 1997 tra­zó la lí­nea di­vi­so­ria que mar­ca­ría un an­tes y un des­pués en su vi­da: ese día Ni­to de­ci­dió de­jar de to­mar al­cohol.

Ale­ja­do de los ex­ce­sos, el ex Sui Ge­ne­ris se vio re­na­cer en una nue­va ver­sión. Mien­tras to­ma una ga­seo­sa de po­me­lo en un bar de Pa­ler­mo, di­ce haber apren­di­do a ma­ne­jar­se des­de una ener­gía que no lo des­es­ta­bi­li­za, que le per­mi­te lle­var una vi­da aje­trea­da, pe­ro apa­ci­ble. Cuan­do no es­tá de gi­ra, con­du­ce “Dis­tin­to tiem­po”, en Na­cio­nal Rock y brin­da char­las so­bre mú­si­ca. Ade­más, re­cien­te­men­te se ani­mó a in­cur­sio­nar en un nue­vo te­rreno: el tea­tro.

NO­TI­CIAS: Fue el di­rec­tor mu­si­cal del es­pec­tácu­lo de Mar­tín Bos­si, ¿có­mo se sin­tió al ser par­te de un show pe­ro des­de ‘bam­ba­li­nas’?

Ni­to Mestre: Es­tu­ve has­ta ma­yo, es la pri­me­ra vez que ha­go al­go así. No me mo­les­tó co­rrer­me del cen­tro de la es­ce­na. Es más, me gus­ta ha­cer se­gun­das vo­ces. Mi ob­je­ti­vo es dis­fru­tar, lo del car­tel me res­ba­la.

NO­TI­CIAS: ¿Cam­bió su re­la­ción con la mú­si­ca con el pa­so de los años?

Mestre: Ca­da vez me gus­ta más. Aho­ra con In­ter­net po­dés es­cu­char de to­do. Eso tiene pros y con­tras. Por un la­do, suben los dis­cos a Spo­tify y te pa­gan tres con cin­cuen­ta, ade­más no es­cu­chás con la mis­ma fi­de­li­dad. La ven­ta­ja es que lle­gás a más pú­bli­co. Aho­ra que es­toy con­du­cien­do un pro­gra­ma de ra­dio es­cu­cho más mú­si­ca, para en­te­rar­me de lo que pa­sa. Pres­to aten­ción a lo al­ter­na­ti­vo.

NO­TI­CIAS: ¿Có­mo se lle­va con las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes? ¿for­man par­te de su pú­bli­co?

Mestre: Me lle­vo bár­ba­ro. Los que más van a ver­me son los pi­bes. Lle­gan por In­ter­net, los pa­dres y los maes­tros de mú­si­ca, que si­guen en­se­ñan­do te­mas de Sui.

NO­TI­CIAS: Los mú­si­cos sue­len ma­ni­fes­tar que des­pués de años so­bre es­ce­na­rios, las gi­ras pe­san, ¿có­mo las vi­ve us­ted?

Mestre: Las dis­fru­to, pe­ro no me voy más de una se­ma­na y días de ca­sa. Guar­do mu­cha ener­gía, no ter­mino de to­car y sal­go. Ol­vi­da­te: Dis­co­very Channel o Net­flix. Lo de-

más ya lo hi­ce.

En la es­cue­la se­cun­da­ria (Ins­ti­tu­to So­cial Mi­li­tar Dr. Dá­ma­so Cen­teno) Car­los Al­ber­to, “Ni­to”, Mestre co­no­ció a Charly Gar­cía. Crea­ron el dúo Sui Ge­ne­ris, que los ca­ta­pul­ta­ría a la fa­ma y se con­sa­gra­ría co­mo un hi­to en la his­to­ria del rock ar­gen­tino. Con te­mas co­mo “Can­ción para mi muer­te” o “Ras­gu­ña las pie­dras” con­vo­ca­ron a mi­les de es­pec­ta­do­res a sus shows, al­go inusual entre los roc­ke­ros de la épo­ca. El dúo se se­pa­ró en 1975, pe­ro se vol­vió a re­unir para con­cier­tos pun­tua­les en 1980, 2001 y 2013.

NO­TI­CIAS: ¿Fue una sor­pre­sa el éxi­to de Sui?

Mestre: Te­nía­mos fe cie­ga. ¡Y mi­rá que nos echa­ron de to­das las dis­co­grá­fi­cas du­ran­te tres años! En Mar del Pla­ta re­par­tía­mos vo­lan­tes en la ca­lle, so­bre to­do a las chi­cas, para que atrai­gan a los chi­cos. Les de­cía: “Ven­gan aho­ra que des­pués va­mos a ser co­no­ci­dos y no van a po­der”.

De tan­to de­cir­lo, nos lo creí­mos y así fue.

NO­TI­CIAS: ¿Có­mo que­dó su re­la­ción con Charly des­pués de Sui...?

Mestre: Des­pués ca­da uno hi­zo su ban­da. No to­mo al­cohol ni me dro­go des­de ha­ce 20 años. Hay mu­chas co­sas que de­ja­ron de se­guir el mis­mo camino. A Charly lo en­tien­do por­que lo co­noz­co de pibe. Me quie­re mu­chí­si­mo y yo a él, pe­ro me gus­ta­ría ver­lo me­jor. NO­TI­CIAS: ¿Se ven ca­da tan­to? Mestre: Bas­tan­te me­nos. No lo veo des­de el año pa­sa­do, y fue un en­cuen­tro bre­ve. Cuan­do es­tá ro­dea­do de mil per­so­nas no ten­go ga­nas de ver­lo. Cuan­do voy a vi­si­tar­lo me ab­sor­be ener­gía y no sa­bés con qué te va a ve­nir. Te­nés que te­ner ga­nas, tiem­po y po­ner­te en esa fre­cuen­cia. Y an­do en otra... Es­toy dis­ten­di­do, dis­fru­tan­do de la vi­da. No qui­sie­ra al­go que me al­te­re. Lo ado­ro. Cuan­do es­tu­vo in­ter­na­do en la clí­ni­ca psi- quiá­tri­ca iba tres ve­ces por se­ma­na. Le lle­va­ba dul­ce por­que sé que te­nés ne­ce­si­dad de eso. Hi­ci­mos un re­ci­tal de Sui ahí, para los in­ter­nos. Fue in­creí­ble. Me gus­ta­ría ver­lo más, pe­ro ba­jo mis con­di­cio­nes. Co­mo cuan­do nos vol­vi­mos a jun­tar con Sui Ge­ne­ris, que yo te­nía tres años de es­tar so­brio.

Des­pués de la úl­ti­ma in­ter­na­ción a cau­sa del al­cohol, que lo de­jó seis días en co­ma, Ni­to de­ci­dió de­jar de to­mar. “Ca­si me mue­ro. Los mé­di­cos me di­je­ron: ‘te des­per­tas­te de ca­sua­li­dad’. Cuan­do me die­ron el al­ta, pe­dí que­dar­me un mes más para re­cu­pe­rar­me por­que ha­bía per­di­do 16 ki­los y te­nía pro­ble­mas fí­si­cos. Cuan­do sa­lí, pe­dí ayu­da”. De­jó el al­cohol el 20 de ma­yo del ‘97, a los 44 años. NO­TI­CIAS: ¿En ese mo­men­to, to­mó con­cien­cia de la se­rie­dad del asun­to?

Mestre: Ya me ve­nía dan­do cuen­ta de la se­rie­dad del asun­to… Un año an­tes tam­bién ha­bía estado in­ter­na­do 15 días por el al­cohol. Un ami­go me man­dó por­que es­ta­ba de­te­rio­ra­do. Pe­ro esa vez no per­dí el co­no­ci­mien­to. Igual de­jé de to­mar du­ran­te dos o tres me­ses.

Du­ran­te ese lap­so sin al­cohol, Ni­to in­ten­tó re­cu­pe­rar a su mu­jer, que se ha­bía ido a vi­vir a In­gla­te­rra. “No vol­vió pe­ro que­da­mos que po­día ser. Pe­ro vol­ví acá y caí peor… ba­jé mu­cho de pe­so. An­da­ba des­ca­la­bra­do. Es­ta­ba en un pun­to al­to de al­coho­lis­mo. To­ma­ba des­de la ma­ña­na a la noche y es­ta­ba afec­tan­do al la­bu­ro. Has­ta ese mo­men­to los shows me sa­lían por or­gu­llo y ofi­cio, pe­ro a lo úl­ti­mo es­ta­ba muy mal”.

El úl­ti­mo show an­tes de la úl­ti­ma in­ter­na­ción fue en Ca­pi­lla del Mon­te,

Cuan­do Charly es­tá ro­dea­do de mil per­so­nas no quie­ro ver­lo. Cuan­do lo vi­si­to me ab­sor­be ener­gía... Me gus­ta­ría ver­lo más, pe­ro ba­jo mis con­di­cio­nes. FOTOS: MAR­CE­LO ES­CA­YO­LA Y GEN­TI­LE­ZA NI­TO MESTRE.

HIS­TO­RIA DEL ROCK NA­CIO­NAL. Jun­to a Charly Gar­cía, en los tiem­pos de Sui Ge­ne­sis. Y aba­jo, con León Gie­co en los 70.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.