Ar­te:

“3D. Im­pri­mir el mun­do” Fun­da­ción Te­le­fó­ni­ca Mo­vis­tar. Are­na­les 1540. Lu­nes a sá­ba­do de 14 a 20.30. Al 7 de di­ciem­bre, en­tra­da gra­tis.

Noticias - - SUMARIO -

Ca­da vez más uti­li­za­da en el mun­do del ar­te, la tec­no­lo­gía desafía cier­tas con­ven­cio­nes en el cam­po de la es­cul­tu­ra.

Asom­bro­sa,la tec­no­lo­gía de im­pre­sión en tres di­men­sio­nes no es al­go teó­ri­co. Los vi­si­tan­tes a la inau­gu­ra­ción de la ex­po­si­ción “3D. Im­pri­mir el mun­do” en Fun­da­ción Te­le­fó­ni­ca Mo­vis­tar lo com­pro­ba­ron vien­do al mú­si­co San­tia­go Mar­tí­nez in­ter­pre­tar con un vio­lín im­pre­so en 3D un am­plio re­per­to­rio de mu­si­cal; tam­bién se sor­pren­die­ron al re­ci­bir ca­na­pés im­pre­sos con for­mas de cis­nes, ga­lle­ti­tas re­don­das, pa­ne­ci­llos ova­la­dos, y más; sí, eran ri­cos.

La mues­tra cu­ra­da por los es­pa­ño­les Car­men Baselga y Héc­tor Se­rrano ex­pan­de el co­no­ci­mien­to y ex­plo­ra la in­ci­den­cia de es­ta tec­no­lo­gía en la so­cie­dad. Se­ña­la el im­pac­to en la edu­ca­ción, me­di­ci­na, mo­da, arquitectura, y re­fle­xio­na acer­ca de su po­ten­cia­li­dad. Aun­que es una reali­dad -aquí pue­den ver­se, des­de di­se­ños ar­qui­tec­tó­ni­cos, co­lla­res, si­llas, pró­te­sis, cal­za­do, pai­sa­jes, ju­gue­tes, ins­tru­men­tos mu­si­ca­les y mu­cho más-, una ma­yor pro­duc­ción de pie­zas 3D in­clu­so re­vo­lu­cio­na­rá la ac­ce­si­bi­li­dad y la for­ma de pen­sar.

Ca­da vez más uti­li­za­da en el mun­do del ar­te, es­ta tec­no­lo­gía tam­bién desafía cier­tas con­ven­cio­nes es­pe­cial­men­te en el cam­po de la es­cul­tu­ra, in­clu­si­ve de­ba­te el concepto de au­to­ría. An­tes de que Clau­dia Fon­tes pre­sen­ta­ra un con­jun­to es­cul­tó­ri­co im­pre­so en 3D en el Pa­be­llón ar­gen­tino en la 57ª Bie­nal de Ve­ne­cia (2017), ya es­ta­ban tra­ba­jan­do con esa tec­no­lo­gía Fabián Mar­cac­cio y Ma­riano Gi­raud, quien ex­hi­bió en ga­le­ría Pra­xis (2014) es­cul­tu­ras y ob­je­tos de for­mas bio­ló­gi­cas ins­pi­ra­das en el ori­gen de la vi­da. Sur­ge un in­te­rro­gan­te: ¿dón­de que­da el es­cul­tor si sus obras son pro­du­ci­das por soft­wa­re de es­cul­pi­do di­gi­tal e im­pre­so­ra 3D?

Por ca­so, aquí se des­plie­ga una ré­pli­ca del bus­to de la reina egip­cia Ne­fer­ti­ti, cu­ya es­cul­tu­ra ori­gi­nal es­tá ais­la­da y ex­tre­ma­da­men­te vi­gi­la­da en el Neues Mu­seum de Ber­lín. Dos artistas ale­ma­nes lo­gra­ron ha­cer un archivo di­gi­tal y lo pu­sie­ron en In­ter­net; cual­quie­ra pue­de im­pri­mir­lo. Sus­ci­ta­ron pre­gun- tas: ¿es­ca­nea­ron la pie­za o hac­kea­ron los ar­chi­vos del museo con el pro­pó­si­to de ha­cer ac­ce­si­ble los ob­je­tos cul­tu­ra­les y de­nun­ciar el ex­po­lio al que fue­ron so­me­ti­dos al­gu­nos paí­ses?

Vi­sua­li­za­cio­nes de vi­deos con apli­ca­cio­nes de la tec­no­lo­gía, en­tre­vis­tas con in­ves­ti­ga­do­res del cam­po del di­se­ño, ro­bó­ti­ca, fi­lo­so­fía, bio­in­ge­nie­ría, y más, com­ple­tan la ex­hi­bi­ción que mues­tra có­mo se ma­te­ria­li­za el mun­do di­gi­tal, des­pier­ta la cu­rio­si­dad y pi­de que el ob­ser­va­dor pien­se en có­mo la tec­no­lo­gía pue­de cam­biar su pro­pia vi­da co­ti­dia­na. Tal co­mo afir­man los cu­ra­do­res y se ve­ri­fi­ca en la mues­tra la tec­no­lo­gía per­mi­te “al ciu­da­dano fa­bri­car cual­quier co­sa. El con­su­mi­dor se es­tá con­vir­tien­do en pro­duc­tor y po­ne un desafío a to­do el mo­de­lo pro­duc­ti­vo, des­de có­mo di­se­ñar, fa­bri­car e in­clu­so ha­cer lle­gar los pro­duc­tos al con­su­mi­dor”. Acá se ven los usos po­si­ti­vos y re­pa­ra­do­res de la tec­no­lo­gía no su cos­ta­do pe­li­gro­so, co­mo la po­si­bi­li­dad de im­pri­mir ar­mas le­ta­les. Vi­si­tas guia­das: lu­nes a vier­nes 17.30 y 19; sá­ba­dos 15.30, 17.30 y 19.

AC­CE­SI­BLE. Ar­te y cul­tu­ra di­gi­tal en la im­pre­sión de la es­cul­tu­ra po­li­cro­ma­da de Ne­fer­ti­ti y en vis­tas de sa­la.

IN­NO­VAR. Cuál es el ori­gen y la evo­lu­ción de es­ta tec­no­lo­gía y qué de­pa­ra­rá el fu­tu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.