¿QUIE­REN CRU­ZAR­SE EN LA CO­PA?

Te­vez do­bló la apues­ta y tu­vo eco en­tre los su­yos: Bo­ca quie­re en­fren­tar a Ri­ver en los Oc­ta­vos de fi­nal de la Co­pa. Los Me­lli­zos, mien­tras, bus­can ar­mar un sú­per equi­po. ¿Ha­brá des­qui­te?

Olé - - PAGINA DELANTERA - JUAN SZEINFELD js­zein­feld@ole.com.ar

ja­lá, oja­lá nos jun­te­mos y nos vol­va­mos a en­con­trar mano a mano. No va a ha­ber nin­gún pro­ble­ma”. Te­vez se to­mó dos se­gun­dos pa­ra pen­sar lo que sig­ni­fi­ca­ría un nue­vo enfrentamiento con Ri­ver en la Co­pa y se son­rió. Fue su ges­to lo que di­jo to­da­vía más que el “no va a ha­ber nin­gún pro­ble­ma” di­cho pa­ra no de­cir que cuan­do ve san­gre se en­cien­de. Pe­ro fue el “oja­lá” lo que sin­te­ti­zó el de­seo del Mun­do Bo­ca. Con una son­ri­sa, sí. Por­que des­pués de ha­ber es­ta­do al bor­de del abis­mo, no hay na­da de qué preo­cu­par­se...

Los men­sa­jes em­pe­za­ron a ir y ve­nir cuan­do el desaho­go ya es­ta­ba asi­mi­lia­do y em­pe­za­ba con­ver­tir­se en fe­li­ci­dad. Más allá de los go­les de Ábi­la, de los de Bor­ja, de la ¿des­pe­di­da? de Pa­vón, el co­men­ta­rio en las ca­lle­ci­tas que ro­dean a la Bom­bo­ne­ra era la po­si­bi­li­dad de en­fren­tar­se con Ri­ver en oc­ta­vos de fi­nal. Nin­gu­na lo­cu­ra, nin­gu­na po­si­bi­li­dad le­ja­na: Bo­ca cla­si­fi­ca­do co­mo se­gun­do, Ri­ver a prio­ri- co­mo pri­me­ro, la chan­ce de un cru­ce se de­fi­ne por bo­li­lle­ro -y, se sa­be, los po­los se atraen.

Era (es) el te­ma, di­ji­mos. Por­que em­pe­zó en la ma­dru­ga­da del jue­ves y re­cién ter­mi­na­rá la no­che del 4 de ju­nio, cuan­do Con­me­bol de­fi­na las lla­ves. Y lo que era co­men­ta­rio en­tre hin­chas pron­to se tras­la­dó a re­des so­cia­les. Y a pro­gra­mas de­por­ti­vos. Y la coin­ci­den­cia en­tre los ju­ga­do­res que no se ponen el cas­set­te fue uná­ni­me cuan­do se les con­sul­ta­ba por las ga­nas de te­ner a Ri­ver en­fren­te. El “oja­lá” de Te­vez tu­vo eco en sus com­pa­ñe­ros. No se tra­ta de una de­ci­sión pu­ra­men­te ra­cio­nal. El de­seo na­ce del co­ra­zón.

¿Por qué Bo­ca que­rría en­fren­tar­se al clá­si­co de to­da la vi­da? Por­que sien­ten que fut­bo­lís­ti­ca­men­te la su­per­fi­nal no pre­mió ni al me­jor de ese enfrentamiento ni al me­jor del fút­bol ar­gen­tino. Si bien no se lo plan­tean co­mo una re­van­cha, con­cep­tual­men­te apun­ta a eso: te­ner una nue­va opor­tu­ni­dad fren­te al equi­po que le em­pa­ñó a Bo­ca un se­mes­tre en el que se cum­plie­ron los prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos. Con un de­ta­lle: des­de el Me­lli Gui­ller­mo has­ta sus ju­ga­do­res pien­san que el pe­nal que mar­có el quie- bre de aque­lla no­che no fue... “Co­mo hin­cha de Bo­ca quie­ro re­van­cha con Ri­ver”, di­jo Chris­tian Gri­bau­do, se­cre­ta­rio ge­ne­ral del club. ¿Y los Me­lli? No se ex­pre­san al GUILLERM

“NO PEN­SÉ EN UNA RE­VAN­CHA. EL OB­JE­TI­VO ES LLE­GAR A LA FI­NAL”PEN­DIEN­TE

“OJA­LÁ NOS VOL­VA­MOS A EN­CON­TRAR MANO A MANO. NO HAY NIN­GÚN PRO­BLE­MA”

res­pec­to, pe­ro en su pla­ni­fi­ca­ción del nue­vo Bo­ca in­clu­yen la in­cor­po­ra­ción de cua­tro re­fuer­zos de je­rar­quía (el quin­to que se me­te­rá en la lis­ta es Be­ne­det­to). Y pien­san que tie­nen que ha­cer­lo de esa ma­ne­ra por­que el res­to de los equi­pos can­di­da­tos pro­ba­ble­men­te lo ha­ga de ese mo­do, en­ton­ces es la úni­ca for­ma de es­tar a la al­tu­ra de las c ir cu ns tan­cias.Ri ver no escapa a esa mi­ra­da. Y, de al­gu­na ma­ne­ra, tie­ne que ver con una ma­ne­ra de vi­vir del club. Por­que más allá de cual­quier re­co­no­ci­mien­to, la vara de apro­ba­ción o des­apro­ba­ción de los ci­clos en Bo­ca es­tá pues­ta en fun­ción de Ri­ver y la Co­pa. Y, es­ta vez, se pue­den unir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.