OBRIGADO PE­RO NO

Fer­nan­do Prass, quien se ata­jó to­do an­te el equi­po de Teo, di­jo que aun­que ayu­dó a que Bo­ca se cla­si­fi­ca­ra, pre­fe­ri­ría no cru­zar­lo en un mano a mano.

Olé - - BOCA - JUAN MAR­TÍN FER­NÁN­DEZ QUIN­TE­RO jf­quin­te­ro@ole.com.ar

Tu­vo en sus ma­nos el fu­tu­ro de Bo­ca en la Li­ber­ta­do­res. Pe­ro con sus ata­ja­das an­te Ju­nior, le dio una vi­da más al equi­po de Gui­ller­mo y per­mi­tió su cla­si­fi­ca­ción a los oc­ta­vos de fi­nal. Fer­nan­do Prass, el ex­pe­ri­men­ta­do ar­que­ro del Pal­mei­ras, se lu­ció en tres opor­tu­ni­da­des cla­ras de gol y en­ci­ma le ata­jó un pe­nal a Jar­lan Ba­rre­ra. Sin em­bar­go, aho­ra, el hom­bre que hi­zo vi­brar a la Bom­bo­ne­ra a más de 2.000 ki­lo­me­tros de dis­tan­cia, no quie­re sa­ber na­da con un cho­que mano a mano con el Xe­nei­ze. Y lo cuen­ta en una char­la con Olé.

-¿Sos cons­cien­te de que en Bue­nos Ai­res se fes­te­ja­ron tus ata­ja­das co­mo si fue­ran go­les?

-Sí, sa­bía que se fes­te­jó mu­cho. Vi las re­per­cu­sio­nes en las re­des so­cia­les. Bo­ca de­pen­día mu­cho de nues­tro re­sul­ta­do...

-Se ha­bló mu­cho so­bre la po­si­bi­li­dad que te­nían de de­jar afue­ra de la Co­pa a un his­tó­ri­co co­mo Bo­ca... -Sí, una de las co­sas que con­ver­sa­mos en el ves­tua­rio an­tes de sa­lir a ju­gar el par­ti­do fue que de­bía­mos es­tar muy con­cen­tra­dos, por­que se ha­bía ha­bla­do bas­tan­te so­bre el te­ma y una de­rro­ta nues­tra po­día le­van­tar mu­chas sos­pe­chas. Hoy en día en la re­des so­cia­les se di­ce cual­quier co­sa, pe­ro nun­ca pa­só por nues­tra ca­be­za de­jar­nos per­der pa­ra eli­mi­nar a Bo­ca. En to­do mo­men­to pen­sa­mos en con­se­guir la vic­to­ria pa­ra cla­si­fi­car co­mo me­jo­res pri­me­ros. Y así su­ce­dió. -Te­nien­do en cuen­ta que ya lo en­fren­ta­ron y has­ta le ga­na­ron de vi­si­tan­te, ¿les gus­ta­ría vol­ver a en­fren­tar a Bo­ca? -Y... hay muy bue­nos equi­pos cla­si­fi­ca­dos a la se­gun­da ron­da. Prac­ti­ca­men­te son to­das ca­mi­se­tas de mu­cha tra­di­ción. No pre­fe­ri­mos a uno so­bre otro, pe­ro Bo­ca siem­pre es fuer­te, in­de­pen­dien­te­men­te del mo­do en que se ha­ya cla­si­fi­ca­do. Con cer­te­za aho­ra se­rá uno de los can­di­da­tos a que­dar­se con la Co­pa. In­sis­to, a pe­sar de que ha­ya en­tra­do de ma­ne­ra ajus­ta­da, a na­die le gus­ta­ría cru­zar­lo.

-¿Es­pe­ra­ban cla­si­fi­car­se de ma­ne­ra tan hol­ga­da? -No, es­pe­rá­ba­mos un gru­po de la muer­te, uno de los más di­fí­ci­les. Ade­más, nos to­ca­ba co­men­zar el cer­ta­men en con­di­ción de vi­si­tan­te an­te Ju­nior. Por suer­te pu­di­mos que­dar­nos con los tres pun­tos ahí, lue­go le ga­na­mos a Alian­za Lima y eso, más la vic­to­ria en la Bom­bo­ne­ra, nos dio un im­por­tan­te im­pul­so.

-Tras el 3-1 tui­teas­te: “Hay que de­jar el alma y el co­ra­zón”. ¿Sabías que eso can­ta la hin­cha­da de Bo­ca? -No, la ver­dad que no. Tam­bién es una can­ción de Pal­mei­ras. Y por eso la usé, ja.

EL AR­QUE­RO DE PAL­MEI­RAS FES­TE­JAN­DO EL PE­NAL ATA­JA­DO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.