La me­jor fre­na­da

De apli­ca­ción universal en las rue­das de­lan­te­ras, tam­bién en mu­chos au­tos apa­re­cen en las pos­te­rio­res. Los hay de ace­ro, y de ma­te­ria­les com­pues­tos, con y sin ven­ti­la­ción ra­dial y trans­ver­sal.

Parabrisas - - TALLER PRINCIPIANTES -

Po­si­ble­men­te sea el Bu­gat­ti Vey­ron 16.4 el au­to con me­jor sis­te­ma de fre­nos has­ta aho­ra co­no­ci­do. Es­te bó­li­do con motor de 16 ci­lin­dros dis­pues­tos en W, 64 vál­vu­las, 5.0 li­tros de ci­lin­dra­da, in­yec­ción di­rec­ta de naf­ta y cua­tro tur­bos que desa­rro­lla 1.001 CV, lle­ga a los 400 km/h y ace­le­ra de 0 a 100 km/h en 3,0 se­gun­dos. Con se­me­jan­tes per­for­man­ces, no “cal­za­ba” cual­quier sis­te­ma de fre­nos avan­za­do: se ne­ce­si­ta­ba al­go más que una ex­ce­len­te electrónica y una ac­ción an­ti­blo­queo de pri­me­ra, se tu­vo que re­cu­rrir a ma­te­ria­les com­pues­tos es­pe­cia­les pa­ra la fa­bri­ca­ción de los dis­cos, mor­da­zas y otros ele­men­tos de los fre­nos, y desechar las alea­cio­nes me­tá­li­cas que has­ta aho­ra se ve­nían uti­li­zan­do.

Dis­cos me­tá­li­cos

Son los más uti­li­za­dos en los au­to­mó­vi­les pro­du­ci­dos en gran­des se­ries. Hay dis­cos ven­ti­la­dos ra­dial y axial­men­te, con el fin de di­si­par me­jor el ca­lor que se pro­du­ce en las in­ten­sas fre­na­das. Los dis­cos se cons­tru­yen nor­mal­men­te de fun­di­ción es­pe­cial, re­sis­ten­te al des­gas­te. A tí­tu­lo de ejem­plo, se dan los por­cen­ta­jes de al­gu­nos com­po­nen­tes de la fun­di­ción que em­plea Brem­bo pa­ra fa­bri­car los dis­cos de los fre­nos: car­bono: 3,1-3,4 por cien­to; man­ga­ne­so: 0,7-09 por cien­to; cro­mo: 0,10-0.15 por cien­to; si­li­cio: 1,8-2,2 por cien­to. El diá­me­tro y es­pe­sor de los dis­cos va­rían se­gún las pres­ta­cio­nes re­que­ri­das. Asi­mis­mo, tam­bién son va­ria­bles su es­truc­tu­ra, su com­pa­sión me­tá­li­ca, su po­si­ción a lo lar­go de los ejes y los sis­te­mas de unión a las rue­das. Los ma­te­ria­les com­pues­tos tie­nen una re­sis­ten­cia si­mi­lar o su­pe­rior al ace­ro pe­ro son un 60 a un 75 por cien­to más li­via­nos. Tie­nen tres ve­ces la re­sis­ten­cia de las alea­cio­nes de alu­mi­nio y son un 25 por cien­to más li­via­nas. Así pues, es­tos ma­te­ria­les ofre­cen la po­si­bi­li­dad de dis­mi­nuir el pe­ro es­truc­tu­ral del vehícu­lo y el con­su­mo de com­bus­ti­ble. Los ma­te­ria­les com­pues­tos es­tán cons­ti­tui­dos por dos ele­men­tos: fi­bras de un ma­te­rial de al­ta re­sis­ten­cia me­cá­ni­ca que es­tán em­be­bi­das en una ma­triz aglo­me­ran­te. Los fre­nos son uno de los fac­to­res que más con­tri­bu­yen al ex­traor­di­na­rio ren­di­mien­to de un mo­de­lo sú­per de­por­ti­vo. La ta­rea de di­si­par to­da la ener­gía ci­né­ti­ca (de mo­vi­mien­to) de un co­che de ca­rre­ras no tie­ne na­da de sen­ci­llo. Los Fór­mu­la 1, por ejem­plo, ace­le­ran de 0 a 160 km/h y de nue­vo a ce­ro en po­co más de 6 se­gun­dos. En re­su­men, la des­tre­za del motor pa­ra ace­le­rar es más que res­pon­di­da por la ca­pa­ci­dad de des­ace­le­ra­ción de los fre­nos.

Freno de dis­co de al­tas pres­ta­cio­nes ela­bo­ra­do a ba­se de cerámica y car­bono, pa­ra au­to­mó­vi­les que su­pe­ran los 250 km/h.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.