Una mi­sa por mal­do­na­do

Perfil Cordoba - - Politica - A.T.

El obis­po Maletti co­no­ce de cer­ca el pro­ble­ma de las co­mu­ni­da­des ma­pu­ches. El ca­so de la des­apa­ri­ción de San­tia­go Mal­do­na­do lo to­có de cer­ca por­que co­no­ció tam­bién las con­se­cuen­cias de la per­se­cu­ción po­lí­ti­ca al cle­ro du­ran­te la úl­ti­ma dic­ta­du­ra. Ha­ce dos se­ma­nas, or­ga­ni­zó una mi­sa por su apa­ri­ción con vi­da. “En es­tos ba­rrios pa­sa que por una re­yer­ta mue­re al­guien en un en­fren­ta­mien­to; pe­ro és­te es un des­apa­re­ci­do, y pa­ra los que so­mos de esa épo­ca nos trae una memoria con un rui­do ho­rri­ble”. La mi­sa tras­cen­dió por ra­zo­nes di­fe­ren­tes: asis­tió la ex pre­si­den­ta Cris­ti­na Kirch­ner y fue abor­da­da por una fa­mi­liar de víc­ti­mas de la tra­ge­dia de On­ce. El obis­po cuen­ta que las igle­sias es­tán “abier­tas pa­ra to­dos” y que só­lo se en­te­ró una ho­ra an­tes de que la ex man­da­ta­ria asis­ti­ría.

—¿Les toca cal­mar áni­mos tras una reunión di­fí­cil?

—Cuan­do hay un por­ta­zo, to­dos de­jan un pie­ci­to pa­ra que la puer­ta no se cie­rre del to­do, por­que to­do el mun­do in­tu­ye que con un por­ta­zo no se lle­ga a na­da. En esos ca­sos, ofrecemos un ám­bi­to de con­fian­za, es­cu­cha­mos con­fi­den­cias y apor­ta­mos nues­tro gra­ni­to de are­na pa­ra que se vuel­va a la me­sa.

—¿Có­mo eva­lúa la Ley de Emer­gen­cia So­cial?

—La ley tie­ne, por un la­do, un efec­to in­me­dia­to: apa­gar in­cen­dios. Por­que si no, se ve­nía el mun­do aba­jo. Las or­ga­ni­za­cio­nes tie­nen ele­men­tos que les per­mi­ten lle­gar a 1.500 su­per­mer­ca­dos a pe­dir co­mi­da o des­ple­gar otros me­dios de pre­sión. En esa co­yun­tu­ra, la res­pon­sa­bi­li­dad de la co­sa pú­bli­ca era aten­der ese pro­ble­ma. Por otro la­do, a me­diano y lar­go pla­zo es­ta nor­ma per­mi­te con­so­li­dar una so­cie­dad co­mo la que pi­de la Cons­ti­tu­ción.

PABLO CUARTEROLO

EN EL OES­TE. Fue nom­bra­do por Fran­cis­co en Mer­lo-Mo­reno y lle­va la cruz que le re­ga­ló Be­ne­dic­to XVI.

CEDOC PER­FIL

CRIS­TI­NA. Fue al ser­vi­cio de Maletti.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.