Fue­ra de cua­dro ¿Por qué mi­rar a los clá­si­cos?

Perfil Cordoba - - Cultura - LAU­RA ISOLA

Las pin­tu­ras de Valerio Ca­rrub­ba, ar­tis­ta na­ci­do en Mi­lán en 1975, son muy im­pac­tan­tes. No só­lo por el rea­lis­mo (hí­per) con el que di­sec­cio­na el cuer­po hu­mano y lo pre­sen­ta, sino por la téc­ni­ca que uti­li­za. Pin­ta so­bre alu­mi­nio, pe­ro no una sino dos ve­ces. La im­pre­sión de una ima­gen so­bre otra es aún más des­es­ta­bi­li­zan­te: jue­go en­tre el ori­gi­nal y la co­pia en el seno de su pro­pia es­té­ti­ca. Pe­ro aún hay más en tér­mi­nos de du­pli­ca­cio­nes. Cuan­do ve­mos que los tí­tu­los tie­nen un do­ble o un plie­gue: son pa­lín­dro­mos o bus­tró­fe­don. Frases que se pue­den leer de un la­do pa­ra el otro. Co­mo los sur­cos que ha­cen los bue­yes en la tie­rra du­ran­te el ara­do.

“Un clá­si­co es un li­bro que es­tá an­tes que otros clá­si­cos; pe­ro quien ha­ya leí­do pri­me­ro los otros y des­pués lee aquel, re­co­no­ce en­se­gui­da su lu­gar en la ge­nea­lo­gía”, pos­tu­la Ita­lo Cal­vino en la lis­ta sis­te­má­ti­ca y de­li­cio­sa que es ¿Por qué leer a los clá­si­cos? Con ese trac­ta­tus que de­di­có a los li­bros se pue­den “leer” las ar­tes vi­sua­les. Al me­nos, lo de Ca­rrub­ba. Una en­ci­clo­pe­dia de imá­ge­nes cu­yo or­den cro­no­ló­gi­co po­co im­por­ta. Co­mo car­tas mez­cla­das en un ma­zo has­ta que el ma­go da con la in­di­ca­da. En Na­tan, una pin­tu­ra de una se­rie de re­tra­tos de hom­bres y mu­je­res con la ca­ra ta­pa­da por pe­los que pin­tó Ca­rrub­ba, ade­más hay un gui­ño po­si­ble al re­tra­to que La­vi­nia Fon­ta­na, la pin­to­ra ita­lia­na, le hi­zo a Pe­trus Gon­sal­vus en 1581 y lue­go a su hi­ja An­to­niet­ta en 1594. Am­bos pa­de­cían hir­su­tis­mo y eso los hi­zo fa­mo­sos. Esa ima­gen que es­tá ta­pa­da se des­pe­re­za de los si­glos que la se­pa­ran con nues­tro pre­sen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.