De­rri­ban­do mi­tos

Perfil Cordoba - - Economia - N. L.

La lec­tu­ra del im­pac­to que tie­nen las re­for­mas im­po­si­ti­vas (na­cio­nal y pro­vin­cial), de acuer­do con el seg­men­to social al que más afec­tan, de­rri­ba al­gu­nos mi­tos.

El pri­me­ro: aquel que su­po­ne que un go­bierno que tie­ne su ba­se elec­to­ral cons­trui­da en las cla­ses más aco­mo­das go­ber­na­rá pa­ra be­ne­fi­ciar a esos exclusivos in­tere­ses.

El se­gun­do: el que na­ce del pen­sa­mien­to ima­gi­na­rio se­gún el cual los re­cur­sos del Es­ta­do son “in­fi­ni­tos” y a la ho­ra de pa­gar las fac­tu­ras hay so­lo dos sa­li­das, la emi­sión mo­ne­ta­ria (po­pu­lis­mo) o el ajus­te con cos­to social (neo­li­be­ra­lis­mo).

El ter­ce­ro: el que se obs­ti­na en creer que el po­der po­lí­ti­co se pue­de cons­truir por fue­ra de los equi­li­brios so­cia­les y si­mu­lan­do dis­cur­sos en de­fen­sa de es­tos. Al fi­nal, de­fi­nir quié­nes “po­nen la di­fe­ren­cia” pa­ra re­con­du­cir el desa­rro­llo es lo úni­co que cons­tru­ye al­gu­nas cer­te­zas. Co­mo di­ce el eco­no­mis­ta Gui­ller­mo Niel­sen, las re­for­mas que se pon­drán en mar­cha sig­ni­fi­can un “im­pues­ta­zo a las cla­ses al­ta y me­dia-al­ta”. Y eso no otor­ga nin­gu­na con­si­de­ra­ción (po­si­ti­va o ne­ga­ti­va) es­pe­cial ha­cia el Go­bierno.

Es pro­ba­ble que las de­ci­sio­nes to­ma­das sean las úni­cas po­si­bles en un país que tie­ne una deu­da que lle­ga a US$302.700 mi­llo­nes (58% del PBI pa­ra fin de año); 30% de po­bre­za; un cre­ci­mien­to que no lo­gra en­ca­rre­rar­se a un rit­mo su­pe­rior al 3% anual y arras­tra el las­tre pro­vo­ca­do por una dé­ca­da de co­rrup­ción en la que se per­dió, cuan­to me­nos, un 2% del PIB (US$11.000 mi­llo­nes), se­gún da­tos del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción y Pre­ven­ción de la Cri­mi­na­li­dad Eco­nó­mi­ca (CIPCE).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.