“al­gu­nos pun­tos de la re­for­ma son idén­ti­cos a la que hi­zo Bra­sil”

Perfil Cordoba - - Economia - PATRICIA VA­LLI GRAçA COS­TA

La cen­tral más gran­de del país ve­cino ana­li­zó el pro­yec­to lo­cal: aler­ta por el fon­do an­ti­des­pi­dos y la ter­ce­ri­za­ción.

“Hay pun­tos que son idén­ti­cos a la re­for­ma de Bra­sil”, di­jo des­pués de ver el bo­rra­dor de la re­for­ma la­bo­ral ar­gen­ti­na Graça Cos­ta, se­cre­ta­ria de Re­la­cio­nes de Tra­ba­jo de la Cen­tral Uni­ca dos Tra­bal­ha­do­res (CUT), la ma­yor cen­tral sin­di­cal de Bra­sil, que re­pre­sen­ta a 7,5 mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res. El nue­vo marco la­bo­ral que lle­gó con Mi­chel Te­mer en­tró en vi­gen­cia ayer en Bra­sil.

En­tre las coin­ci­den­cias es­tán la crea­ción de un fon­do an­ti­des­pi­dos, la ter­ce­ri­za­ción la­bo­ral y los cam­bios al con­tra­to per­ma­nen­te de tra­ba­jo. “El fon­do de ga­ran­tía con­tra des­em­pleo es­tá vi­gen­te en Bra­sil y pue­de te­ner el mis­mo efec­to en la Ar­gen­ti­na: hay una al­ta ro­ta­ti­vi­dad en el tra­ba­jo”, agre­gó so­bre la me­di­da que mar­ca co­mo “el fin de la es­ta­bi­li­dad” y “una de las más preo­cu­pan­tes”. “El em­plea­dor hoy pa­ga una mul­ta si des­pi­de pe­ro eso no ase­gu­ra em­pleo”.

Otro pun­to es la ter­ce­ri­za­ción. La sub­con­tra­ta­ción se ex­ten­dió a to­das las ta­reas. “Las em­pre­sas de­jan de te­ner la res­pon­sa­bi­li­dad so­li­da­ria. Eso tie­ne un im­pac­to muy gran­de en las con­di­cio­nes de tra­ba­jo, en la sa­lud y en la se­gu­ri­dad del tra­ba­ja­dor. Se ge­ne­ra una pre­ca­ri­za­ción muy fuer­te”, re­mar­có Cos­ta. “Te­ne­mos es­tu­dios en la CUT que mues­tran que los tra­ba­ja­do­res ter­ce­ri­za­dos en Bra­sil ga­nan 27% que los tra­ba­ja­do­res efec­ti­vos. De ca­da diez ac­ci­den­tes de tra­ba­jo, ocho son de ter­ce­ri­za­dos. De ca­da cin­co muer­tes la­bo­ra­les, cua­tro son ter­ce­ri­za­dos”.

El con­tra­to de tra­ba­jo es el ter­cer pun­to. “En la re­for­ma bra­si­le­ña se agre­ga­ron va­rias mo­da­li­da­des de con­tra­to: par­cial, tem­po­ra­rio, ter­ce­ri­za­do. Tam­bién hay tra­ba­jo in­ter­mi­ten­te, don­de se pa­ga por ho­ra tra­ba­ja­da. Si tra­ba­ja tres días por se­ma­na, cin­co ho­ras por día, só­lo va a ga­nar por esas 15 ho­ras tra­ba­ja­das, sin los de­re­chos”, des­ta­có la re­pre­sen­tan­te de la CUT. “El con­tra­to de tra­ba­jo por tiem­po in­de­ter­mi­na­do, que le da cier­ta se­gu­ri­dad, es­ta­bi­li­dad emo­cio­nal, per­mi­te pen­sar en el fu­tu­ro”, ar­gu­men­tó.

Por otra parte, Cos­ta con­si­de­ró que las re­for­mas afec­tan a la eco­no­mía. “Ana­li­za­mos las re­for­mas en Ale­ma­nia con el con­tra­to la­bo­ral: hu­bo una caí­da del 2,2% en la ma­sa sa­la­rial. La re­for­ma la­bo­ral no es un pro­ble­ma pa­ra la cla­se tra­ba­ja­do­ra, es un pro­ble­ma pa­ra la Na­ción, por­que la ma­sa sa­la­rial tie­ne in­fluen­cia en la eco­no­mía de un país. Un em­pleo pre­ca­ri­za­do es una dis­mi­nu­ción de salario, un agra­van­te pa­ra la caí­da de con­su­mo, pa­ra la re­cau­da­ción, las po­lí­ti­cas pú­bli­cas del país”.

El ar­gu­men­to pa­ra un mo­de­lo más “fle­xi­ble” vuel­ve a ser la ge­ne­ra­ción de em­pleo. En los ‘90, des­pués de los cam­bios en el mer­ca­do de tra­ba­jo la Ar­gen­ti­na pa­só de un des­em­pleo del 7% al 16% en 1997 y al 21,5% en 2002.

“Si crea em­pleo, va a ser em­pleo pre­ca­ri­za­do, de ba­jos sa­la­rios o que no va a lle­gar al salario mí­ni­mo na­cio­nal, co­mo el em­pleo in­ter­mi­ten­te. Hoy el salario mí­ni­mo en Bra­sil es de 900 reales, por 44 ho­ras se­ma­na­les. Si una per­so­na fue con­tra­ta­da in­ter­mi­ten­te y so­lo tra­ba­ja 20 ho­ras, ga­na la mi­tad que el salario mí­ni­mo”, de­ta­lló.

A es­to se su­ma el im­pac­to en se­gu­ri­dad social. “La caí­da en va a im­pac­tar en las ju­bi­la­cio­nes. Bra­sil tam­bién tie­ne un de­ba­te so­bre ju­bi­la­ción y ya hay un pro­yec­to en el Con­gre­so pa­ra au­men­tar el tiem­po de con­tri­bu­ción a 49 años de tra­ba­jo pa­ra po­der ju­bi­lar­se”, re­cor­dó.

Hoy pre­pa­ran un pro­yec­to pa­ra re­vo­car la re­for­ma la­bo­ral. A eso su­ma que Te­mer “con­ge­ló el presupuesto por 20 años y lan­zó la pri­va­ti­za­ción de to­das las em­pre­sas es­ta­ta­les. Ni si­quie­ra Pi­no­chet hi­zo lo que es­tá ha­cien­do Bra­sil”.

El con­tra­to de tra­ba­jo por tiem­po in­de­ter­mi­na­do le da se­gu­ri­dad, es­ta­bli­dad al tra­ba­ja­dor

CEDOC PER­FIL

AD­VER­TEN­CIA. Pa­ra la se­cre­ta­ria de la CUT, si se crea em­pleo en Bra­sil, se­rá “pre­ca­ri­za­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.