La re­la­ción Mes­tre-Ne­gri lle­gó a su mo­men­to de ma­yor ten­sión

El dis­tan­cia­mien­to se da a par­tir de los cues­tio­na­mien­tos por lo ba­jo por los sub­si­dios al trans­por­te a las pos­ter­ga­cio­nes de los equi­pos téc­ni­cos.

Perfil Cordoba - - Politica - GA­BRIEL SIL­VA

Los que si­guen el mi­nu­to a mi­nu­to de Cam­bie­mos en Cór­do­ba sos­tie­nen que no hay mar­cha atrás. La re­la­ción en­tre Ra­món Mes­tre y Ma­rio Ne­gri se rom­pió y por aho­ra, ni si­quie­ra un lla­ma­do des­de Ca­sa Ro­sa­da pa­ra que ba­jen los de­ci­be­les lo­gra­rá que los ra­di­ca­les ce­sen el fue­go ami­go.

Des­de el fin de se­ma­na pa­sa­do, cuan­do la dis­cu­sión por la distribución de los sub­si­dios en com­pa­ra­ti­va en­tre Cór­do­ba y Am­ba ter­mi­nó con el pe­ro­nis­mo cor­do­bés cues­tio­nan­do en re­des so­cia­les al dipu­tado na­cio­nal, has­ta la fa­lli­da pre­sen­ta­ción de los equi­pos téc­ni­cos - que de­bía pro­du­cir­se el úl­ti­mo vier­nes­to­do fue ten­sión.

Al­gu­nos de los so­cios afir­man que hu­bo un in­te­rés de Ne­gri por acer­car po­si­cio­nes pe­ro se en­con­tró con una ne­ga­ti­va con­tun­den­te des­de el en­torno del in­ten­den­te.

Y que­da, así, un pa­no­ra­ma de fi­nal in­cier­to an­te la po­si­bi­li­dad de que ma­ña­na, en ple­na reunión del Co­mi­té Pro­vin­cia en la Ca­sa Ra­di­cal, Mes­tre, pre­si­den­te del par­ti­do, con­vo­que a in­ter­nas pa­ra las pró­xi­mas se­ma­nas. El in­ten­den­te bus­ca un re­sul­ta­do fa­vo­ra­ble den­tro de su par­ti­do que le per­mi­ta avan­zar un ca­si­lle­ro en la con­si­de­ra­ción del res­to de los pre­can­di­da­tos de Cam­bie­mos en Cór­do­ba.

Nin­guno de­cli­na. En una coa­li­ción de tres par­ti­dos en Cór­do­ba –UCR, PRO y Fren­te Cí­vi­co–, y con la por aho­ra in­ci­pien­te par­ti­ci­pa­ción de la Coa­li­ción Cívica en la pro­vin­cia, el res­to de los so­cios coin­ci­de en que nin­guno de los dos es­tá dis­pues­to a ce­der.

“La úni­ca cer­te­za que co­mo par­te de la coa­li­ción sos­te­ne­mos es que Mes­tre va a ser can­di­da­to: co­mo par­te de Cam­bie­mos o por afue­ra, con la Lis­ta 3. Pe­ro el ti­po no va a re­sig­nar na­da”, sos­tie­ne una fuen­te que no vie­ne de la UCR y que se sien­ta en la me­sa en la que se to­man las de­ci­sio­nes.

En ese mar­co, cier­tos so­cios ob­ser­van más po­si­bi­li­da­des de que Mes­tre rom­pa si no re­ci­be la ben­di­ción des­de Bal­car­ce 50 pa­ra su can­di­da­tu­ra; aun­que a me­ses de cum­plir con su se­gun­do man­da­to en el Pa­la­cio 6 de Ju­lio, el ma­yor ries­go es que el úni­co cos­to po­lí­ti­co lo ter­mi­ne pa­gan­do él con va­rias cues­tio­nes a re­sol­ver: fi­nan­zas, trans­por­te y re­si­duos.

Pre­vio a la vo­ta­ción por el Pre­su­pues­to, to­do el ar­co pe­ro­nis­ta cri­ti­có con du­re­za a Ne­gri por los sub­si­dios.

Nin­guno de sus cua­tro co­rre­li­gio­na­rios cor­do­be­ses en Dipu­tados –Ol­ga Ris­ta, Die­go Mes­tre, Bren­da Aus­tin y So­le­dad Carrizo– sa­lió a res­pal­dar­lo.

Los cua­tro res­pon­den al in­ten­den­te y se mos­tra­ron es­ta se­ma­na muy cer­ca del je­fe co­mu­nal ca­pi­ta­lino en me­dio de los ru­mo­res del lla­ma­do a in­ter­nas.

A par­tir de es­to, Ne­gri re­cha­zó el in­ten­to de con­vo­ca­to­ria de Darío Ca­pi­ta­ni, pre­si­den­te del PRO, pa­ra la pre­sen­ta­ción de los equi­pos téc­ni­cos.

“No se pue­de acor­dar con un ti­po que pre­ten­de siem­pre im­po­ner las con­di­cio­nes. Quie­re ser el due­ño de la pe­lo­ta, ele­gir la can­cha y ar­mar el equi­po del pri­me­ro al úl­ti­mo”, di­cen al­gu­nos so­cios so­bre Mes­tre.

Así, la chan­ce de que se de una in­ter­na se co­no­ce­rá en cues­tión de ho­ras. A úl­ti­mo mo­men­to a al­gu­nos ra­di­ca­les de otros nú­cleos les ha­bía lle­ga­do la con­vo­ca­to­ria pe­ro se des­co­no­cía el te­ma­rio.

En la se­ma­na, cir­cu­ló una ver­sión: si Mes­tre apu­ra la in­ter­na y la ga­na, Ne­gri lo es­pe­ra por afue­ra pa­ra com­pe­tir por la can­di­da­tu­ra de Cam­bie­mos. Pe­ro, pa­ra lle­gar a esa com­pul­sa, el je­fe del in­ter­blo­que en Dipu­tados ne­ce­si­ta del acuer­do de los due­ños de los otros dos se­llos: el PRO y el jue­cis­mo; y con es­tos dos par­ti­dos tam­bién con va­rias cues­tio­nes in­ter­nas por de­fi­nir, nin­gún so­cio quie­re in­ter­ce­der en la dispu­ta ra­di­cal.

En el ma­cris­mo, sin un can­di­da­to que quie­ra en­ca­be­zar una fór­mu­la pro­vin­cial, al­gu­nos pien­san en in­vo­lu­crar­se más en la elec­ción mu­ni­ci­pal. Y en el jue­cis­mo la es­tra­te­gia, por aho­ra, son las re­co­rri­das por el in­te­rior y con­ser­var las ban­cas en la Uni­ca­me­ral que hoy tie­nen.

“Juez es una bom­ba de tiem­po. Si no le cum­plen, pue­de ha­cer es­ta­llar el mo­de­lo de la mis­ma ma­ne­ra que hoy lo de­fien­de”, ra­zo­nan al­gu­nos ma­cris­tas.

CEDOC PER­FIL

CEDOC PER­FIL

EN CAM­BIE­MOS. De al­gu­na u otra ma­ne­ra, to­dos los par­ti­dos de la alian­za am­bi­cio­nan 2019.

TO­DO MAL. El dipu­tado en Vi­lla Ma­ría y el in­ten­den­te en un ple­na­rio de Con­fluen­cia. ¿Ha­brá in­ter­nas?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.