Na­za­rio, por la he­ren­cia.

Perfil Cordoba - - Portada -

De­fi­ne su pa­se de ban­ca­da y reac­ti­vó su agen­da con un via­je a Co­rrien­tes tras el ho­me­na­je al ex­go­ber­na­dor. Dis­tan­cia con Natalia De la So­ta, con quien ne­go­cia la su­ce­sión po­lí­ti­ca y eco­nó­mi­ca.

La dipu­tada na­cio­nal Adria­na Na­za­rio fue una de las pro­ta­go­nis­tas de la se­ma­na en la po­lí­ti­ca cor­do­be­sa y na­cio­nal. El miér­co­les, en la pre­via de la cal­dea­da dis­cu­sión por el Pre­su­pues­to 2019, arran­có con el dis­cur­so por el ho­me­na­je que la Cá­ma­ra ba­ja hi­zo al ex­go­ber­na­dor José Ma­nuel de la So­ta, se des­com­pen­só des­pués de ello y de­jó el Con­gre­so a las 3 de la ma­ña­na, an­tes de la vo­ta­ción.

Lue­go par­tió a los Es­te­ros del Ibe­rá, en Co­rrien­tes, pa­ra la pri­me­ra ac­ti­vi­dad que rea­li­za des­de la muer­te del ex­go­ber­na­dor, mien­tras man­tu­vo con­ver­sa­cio­nes te­le­fó­ni­cas con di­ri­gen­tes de­la­so­tis­tas del in­te­rior pro­vin­cial.

Hay quie­nes ase­gu­ran que la re­la­ción con Natalia de la So­ta, hi­ja del lí­der pe­ro­nis­ta, se ten­só en las úl­ti­mas se­ma­nas por la dis­cu­sión con cier­tos di­ri­gen­tes del in­te­rior que des­co­no­cen a la con­ce­ja­la co­mo in­ter­lo­cu­to­ra en la re­la­ción con El Pa­nal.

Ade­más, agre­gan que am­bas tie­nen un via­je en agen­da pa­ra los pró­xi­mos días a Bra­sil por la he­ren­cia de De la So­ta.

“Lo que tie­nen que ne­go­ciar las dos no es so­lo la he­ren­cia eco­nó­mi­ca sino tam­bién la po­lí­ti­ca. En el in­te­rior des­co­no­cen a Natalia co­mo en la ca­pi­tal di­cen que no tie­nen na­da que ver con Adria­na”, sin­te­ti­zó un de­la­so­tis­ta que in­ten­ta man­te­ner­se al mar­gen de la pe­lea.

La dipu­tada na­cio­nal tie­ne pe­so en el sur pro­vin­cial, tam­bién en al­gu­nos sec­to­res del no­roes­te y des­de el miér­co­les se en­con­tra­ba en Co­rrien­tes con in­ten­den­tes de la re­gión de la la­gu­na Mar Chi­qui­ta, pró­xi­ma a con­ver­tir­se en Par­que Na­cio­nal. Cues­tión a la que tam­bién ape­la­rá Na­za­rio a la ho­ra de su­mar ad­he­sio­nes.

En Dipu­tados, fi­nal­men­te, no se con­cre­tó el pa­se a las fi­las del schia­ret­tis­mo en­car­na­do en el blo­que Cór­do­ba Fe­de­ral y, por aho­ra, se man­tie­ne con au­to­no­mía. Aun­que las di­vi­sio­nes que ex­pu­so el mas­sis­mo en ese sec­tor del Con­gre­so po­drían alen­tar el cam­bio de blo­que.

So­bre el abrazo con Ale­jan­dra Vi­go, des­de el PJ re­co­no­cen que la re­la­ción en­tre am­bas nun­ca fue bue­na, aun­que aho­ra se mues­tren cer­ca.

EN CO­RRIEN­TES. Na­za­rio via­jó con in­ten­den­tes de Mar Chi­qui­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.