“LA VER­DA­DE­RA IGUAL­DAD LLE­GA­RÁ CUAN­DO NO PRESTEMOS TAN­TA ATEN­CIÓN A SI SE TRA­TA DE UNA MU­JER O DE UN VA­RÓN PRO­TA­GO­NIS­TA. POR SU­PUES­TO QUE CE­LE­BRO ES­TAR HA­CIEN­DO ES­TE PA­PEL, Y QUE EXIS­TAN PER­SO­NA­JES FE­ME­NI­NOS FUER­TES, PE­RO EN EL FON­DO... ¡ES CO­MO DE­BE­RÍA S

Perfil (Domingo) - Luz - - NOTA DE TAPA -

en una ru­ti­na dia­ria de ar­tes mar­cia­les. “Hoy pue­do reír­me al res­pec­to, pe­ro fue fí­si­ca­men­te ago­ta­dor. Tra­ba­ja­ba to­dos los días con un maes­tro en Kung Fu que no pa­ró has­ta con­ver­tir­me en una es­pe­cia­lis­ta en esa dis­ci­pli­na. Ja­más ima­gi­né que pe­lear­me con Storm­troo­pers (N de la R: los fa­mo­sos sol­da­dos de es­ta sa­ga) iba a ter­mi­nar sien­do par­te de mi vi­da”, di­ce en­tre ri­sas. Obli­ga­da a no an­ti­ci­par ca­si na­da de su rol (y man­te­ner in­tac­to el enig­ma de si es o no la ma­dre de Rey, la pro­ta­go­nis­ta de Epi­so­dio VII), co­men­ta: “Jyn es una he­roí­na muy, muy par­ti­cu­lar. Ya des­de lo fí­si­co, ya que es mu­cho más pe­que­ña que to­dos los hom­bres y mu­je­res que la ro­dean. Pe­ro tie­ne una enor­me creen­cia en sus idea­les. Su fuer­za pro­vie­ne de ahí, de su ca­rác­ter re­bel­de y lu­cha­dor”, sen­ten­cia. El fil­me cuen­ta con ac­tua­cio­nes de Die­go Lu­na, Fo­rest Whi­ta­ker y tres ta­len­tos muy co­no­ci­dos pa­ra los aman­tes de las se­ries: Mads Mik­kel­sen (Han­ni­bal), Riz Ah­med (The night of ) y Ben Men­del­sohn (Blood­li­ne). Di­ri­gi­da por Ga­reth Ed­wards, el jo­ven bri­tá­ni­co res­pon­sa­ble de la úl­ti­ma ver­sión de God­zi­lla.

-En la char­la con el di­rec­tor nos con­fe­só que to­da la vi­da so­ñó con tra­ba­jar en un fil­me de Star Wars. ¿Cuál es y era tu re­la­ción con es­ta fa­mo­sa sa­ga?

-Star Wars siem­pre me re­mi­tió a lo mis­mo: mi in­fan­cia, ro­dea­da de pri­mos y de mi her­mano, vien- -Ha­bla­mos bas­tan­te con el di­rec­tor al res­pec­to y lle­ga­mos a la con­clu­sión de que la ver­da­de­ra igual­dad lle­ga­rá cuan­do no prestemos tan­ta aten­ción a si se tra­ta de una mu­jer o de un va­rón pro­ta­go­nis­ta. Por su­pues­to que ce­le­bro es­tar ha­cien­do es­te pa­pel, y que exis­tan per­so­na­jes fe­me­ni­nos fuer­tes, pe­ro en el fon­do... ¡es co­mo de­be­ría ser! (son­ríe). La vi­da mis­ma es así, hay mu­je­res que li­de­ran equi­pos, otras que acom­pa­ñan des­de más atrás. Y lo mis­mo pa­ra los hom­bres. Mi ob­je­ti­vo si­gue sien­do el mis­mo: tra­tar de re­fle­jar lo me­jor po­si­ble los pro­ble­mas hu­ma­nos, no ga­nar en una hi­po­té­ti­ca com­pe­ten­cia de gé­ne­ros.

-¿En cuán­to creés que cam­bia­rá tu vi­da es­te rol?

-Su­pon­go que lo sa­bré re­cién den­tro de mu­chos, mu­chos años, pe­ro es­pe­ro po­der man­te­ner­me igual. No quie­ro de­jar de ser una chi­ca nor­mal. Ten­go una gran fa­mi­lia, vi­vo muy cer­ca de to­dos ellos, en Lon­dres, y mi in­ten­ción es no per­der ja­más ese ca­ble a tie­rra. Me gus­ta mu­cho mi vi­da tal cual es hoy.

-¿No te mu­da­rás a Es­ta­dos Uni­dos?

-No. Via­jo bas­tan­te a Los Án­ge­les y a Nue­va York, dos ciu­da­des her­mo­sas en las que ten­go mu­chos ami­gos y co­no­ci­dos pe­ro quie­ro que mi ba­se si­ga sien­do Lon­dres.

-No es­tás en nin­gu­na red so­cial, ¿por qué?

>>

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.