J

Perfil (Domingo) - Luz - - NUESTRO HOMBRE - >>

ura que no ha­ce más ejer­ci­cio que un par de ab­do­mi­na­les dia­rios y otras tan­tas fle­xio­nes de bra­zos en la ba­rra mul­ti­fun­ción que col­gó en el jar­dín de su her­mo­sa ca­sa. Eso, y una die­ta mo­de­ra­da (“co­mo de todo, pe­ro en su jus­ta me­di­da”, afir­ma) son sus úni­cos se­cre­tos pa­ra man­te­ner­se en for­ma. Y lo lo­gra con cre­ces. Fí­si­ca­men­te im­pe­ca­ble, en su me­tier -el com­pe­ti­ti­vo mun­do de la ac­tua­ción- es­tá más vi­gen­te que nun­ca. Al re­cien­te es­treno de la pe­lí­cu­la Ataúd Blan­co le su­ma­rá a fin de mes otro tí­tu­lo ideal pa­ra los aman­tes del susto: Te­rror 5. “Era el gé­ne­ro que me fal­ta­ba tran­si­tar y es­tu­vo bue­ní­si­mo ha­cer­lo, so­bre todo aho­ra que hay una nue­va ca­ma­da de di­rec­to­res y guio­nis­tas dis­pues­tos a im­pul­sar­lo”, co­men­ta. Por el la­do de la te­le­vi­sión, es­te tam­bién fue un tre­men­do año pa­ra el pa­dre de Lo­ren­zo (18), Ma­til­da (14), An­to­nio (9) y Miguel (2) ya que tra­ba­jó en las dos prin­ci­pa­les ti­ras del pri­me ti­me: Los ricos no pi­den per­mi­so (El Tre­ce) y Edu­can­do a Ni­na (Te­le­fé). De es­ta úl­ti­ma, se aca­ba de des­pe­dir jun­to a to­dos su com­pa­ñe­ros en un emo­ti­vo fi­nal en el Tea­tro Gran Rex. “En la pro­duc­to­ra Un­der­ground ya me sien­to co­mo en ca­sa. Ma­ne­jan un ti­po de hu­mor que es el que a mí más me gus­ta: el ab­sur­do. Y ade­más siem­pre per­mi­ten que los ac­to­res im­pro­vi­se­mos y eso es ge­nial. En es­ta ti­ra ar­ma­mos una her­man­dad de fie­rro con Es­te­ban (La­mot­he) y Mar­tín (Sli­pak). Es un ver­da­de­ro pla­cer cuan­do en­con­trás un elen­co sin egos lu­chan­do en­tre sí”, con­clu­ye.

-¿Có­mo se vi­vie­ron des­de aden­tro los ru­mo­res que ha­bla­ron de un ro­man­ce real en­tre Gri­sel­da Si­ci­lia­ni y Es­te­ban La­mot­he?

-Muy tran­qui­los. A los pro­duc­to­res ima­gino que se les caía la ba­ba (ríe), pe­ro Es­te­ban y Gri­sel­da no la pa­sa­ron bien. Por más que sean in­ven­tos, esos ru­mo­res siem­pre ge­ne­ran in­co­mo­di­dad. A mí, por suer­te, nun­ca me pa­só al­go así.

-¿No es ex­tra­ño eso? Tu vi­da sen­ti­men­tal es bas­tan­te mo­vi­di­ta...

-Sí, es cier­to. Su­pon­go que en el fon­do to­dos he­mos te­ni­do af­fai­res o cru­ces que pue­den ser ju­go­sos pa­ra la pren­sa, pe­ro a mí nun­ca me aga­rra­ron. Igual tam­po­co eran tan ex­plo­si­vos, eh, lo más fuer­te fue mi re­la­ción se­cre­ta de dos años con Susana Gi­mé­nez... (ríe). No men­ti­ra, no pien­so con­tar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.