“BUS­CO ALI­VIA­NAR LAS PREO­CU­PA­CIO­NES DE MIS LEC­TO­RES”

ES­CRI­BIÓ SEIS LI­BROS AN­TES DE ANI­MAR­SE SI­QUIE­RA A MOSTRARLOS Y CUAN­DO LO HI­ZO, SUS VEN­TAS EX­PLO­TA­RON. ES­TA AU­TO­RA ES­PA­ÑO­LA JO­VEN, FRES­CA Y BLOGGERA EN­TEN­DIÓ EL NUE­VO RUM­BO DEL GÉ­NE­RO QUE LI­DE­RA, EL CHICK LIT.

Perfil (Domingo) - Luz - - ENTREVISTA - FOTOS: JO­SÉ TOLOMEI.

El dia­rio de Brid­get Jo­nes de He­len Fiel­ding, es­cri­to en los `90, pue­de to­mar­se co­mo re­fe­ren­cia del pri­mer pa­so fir­me de la li­te­ra­tu­ra chick lit que re­to­ma la no­ve­la ro­mán­ti­ca es­cri­ta en cla­ve fe­me­ni­na. De la mano de los nue­vos len­gua­jes y có­di­gos fru­tos de las re­la­cio­nes amo­ro­sas en tiem­pos de la web, las apli­ca­cio­nes pa­ra co­no­cer pa­re­jas y las nue­vas pro­ble­má­ti­cas, el gé­ne­ro se trans­for­mó. Con esa re­no­va­da fres­cu­ra y lleno de sen­ti­do del hu­mor se con­vi­ri­tió pa­ra las edi­to­ria­les en un ma­te­rial mo­derno se­duc­tor y con un gran pú­bli­co, di­sí­mil y de dis­tin­tos lu­ga­res del mun­do. En cuan­to al ha­bla his­pa­na, Eli­sa­bet Benavent (o su al­te­re­go, @Be­taCo­que­ta con el cual se hi­zo fa­mo­sa en las re­des so­cia­les), es la rei­na in­dis­cu­ti­da del gé­ne­ro. En es­ta char­la, cuen­ta có­mo su ins­pi­ra­ción es me­nos li­te­ra­ria y más au­dio­vi­sual sub­ra­yan­do se­ri­res co­mo Friends, Sex and The City o pe­lí­cu­las co­mo El dia­blo vis­te a la mo­da. -¿De qué tra­ta es­te úl­ti­mo li­bro La ma­gia de ser So­fía? -De la ma­gia de las pe­que­ñas co­sas. Mu­chas ve­ces nos han in­cul­ca­do que te­ne­mos que am­bi­cio­nar a lo gran­de y nos ol­vi­da­mos un po­co de la fe­li­ci­dad que nos dan las co­sas pe­que­ñas que nos ro­dean. -¿Qué tie­nen en co­mún los per­so­na­jes de tus no­ve­las? -Mi pro­pia voz, por­que co­mo soy quién las es­cri­bo, se me es­ca­pan mis pro­pias re­fle­xio­nes so­bre el amor, el tra­ba­jo, el se­xo, la amis­tad y te­mas que nos in­tere­san a to­dos. Otra co­sa en co­mún es que mis per­so­na­jes es­tán atra­ve­san­do esa zo­na vi­tal de los vein­ti, trein­ta en la que las co­sas que eli­gen de­fi­nen mu­cho de lo que se­rá su vi­da des­pués, tra­ba­jo mu­cho so­bre lo que as­pi­ran y sue­ñan mis chi­cas, por­que aun­que hay al­gu­nos va­ro­nes que me leen, la ma­yo­ría son mu­je­res, jó­ve­nes, de es­ta mis­ma fran­ja eta­ria. -Vos mis­ma sos muy jo­ven, te­nés 33...¿ima­gi­nas­te al­gu­na vez es­te fe­nó­meno? -No, cuan­do em­pe­cé a pu­bli­car te­nía ya 6 li­bros es­cri­tos, por eso ape­nas las edi­to­rial me con­tac­tó to­do fue muy rá­pi­do. Es­cri­bir es el sue­ño de mi vi­da, un sue­ño que ni si­quie­ra me ha­bía plan­tea­do por­que no creía que era po­si­ble... -Pe­ro In­ter­net lo hi­zo po­si­ble... -Bueno, con­ven­ga­mos que es­to de que exis­ta la po­si­bi­li­dad de lle­gar a lu­ga­res re­mo­tos a mi­les y mi­les de per­so­nas con un só­lo click ha si­do una ven­ta­ja. Por su­pues­to que pa­ra ani­mar­se a es­cri­bir un li­bro hay que es­cri­bir­lo, pe­ro yo creo que no ha­ce fal­ta más que ga­nas, no creo que ha­ya un don, sino só­lo que­rer ha­cer­lo y es­for­zar­se, cla­ro. Te­nía mie­do al re­cha­zo de las edi­to­ria­les, en­ton­ces lo que hi­ce fue au­to­pu­bli­car­lo en Ama­zon. Mi pri­mer no­ve­la fue En los za­pa­tos de Va­le­ria. Es­to fue en 2013. -¿Có­mo cons­truís tus re­la­tos y per­so­na­jes? ¿qué te ins­pi­ra? -Mis pro­pias ami­gas, tra­to de plas­mar los te­mas so­bre los que es­ta­mos ha­blan­do to­do el tiem­po. Mi es­cri­tu­ra apun­ta a di­ver­tir tam­bién, es li­via­na, en­tre­te­ni­da, mo­der­na, no pre­ten­de gran­des ma­ni­fies­tos, ni gi­ros me­ta­fó­ri­cos des­co­llan­tes, con ali­via­nar un po­co las preo­cu­pa­cio­nes co­ti­dia­nas de mis lec­to­res, ha­cer­los reír y sen­tir­se iden­ti­fi­ca­dos, me al­can­za. Tam­bién soy una apa­sio­na­da de la lec­tu­ra, mis re­cur­sos pa­ra es­cri­bir sa­len na­tu­ral­men­te y sin pen­sar­lo tam­bién de allí. Sien­to enor­me ad­mi­ra­ción por Isa­bel Allen­de, a quién tu­ve el ho­nor de co­no­cer. Con La ca­sa de los es­pí­ri­tus des­cu­brí mi pa­sión por la lec­tu­ra. -¿Cuál es tu apor­te prin­ci­pal al gé­ne­ro? -No elu­do las es­ce­nas se­xua­les, es­car­bo en ellas por­que creo que hay mu­cho pa­ra ras­car acer­ca de lo que se pre­gun­tan en el fon­do mis li­bros, quié­nes so­mos y qué que­re­mos ser, cuá­les son nues­tros sue­ños, nues­tros mie­dos y co­mo ser más ple­nos y fe­li­ces. El se­xo es una fa­ce­ta más nues­tra iden­ti­dad y en las no­ve­las ro­mán­ti­cas más clá­si­cas pa­re­cie­ran po­ner un ve­lo cuan­do se van a la ca­ma y mos­trar las co­sas al día si­guien­te. Creo que es vi­tal pa­ra to­das las per­so­nas y por en­de pa­ra mis per­so­na­jes, y que di­ce mu­cho de la his­to­ria, de sus con­flic­tos y de ellos mis­mos. -¿Por­qué se di­ce que tu li­te­ra­tu­ra es 360º? -Bueno, qui­zás sea por­que ten­go sec­cio­nes en­te­ras del blog por ejem­plo a iti­ne­ra­rios y de­ta­lles geo­grá­fi­cos que tie­nen que ver con los res­tau­ran­tes y ba­res que apa­re­cen en las no­ve­las. -En tu ca­so el li­bro di­gi­tal, las re­des y otras pla­ta­for­mas web acom­pa­ñan al li­bro...no lo ma­tan... -Por su­pues­to que no, soy una au­to­ra na­ci­da en las re­des, pe­ro el li­bro de pa­pel, ese olor­ci­to a nue­vo, sus páginas pa­ra sub­ra­yar y el lle­var­lo de via­je, po­ner­lo en la bi­blio­te­ca y esas co­sas es pa­ra mí irrem­pla­za­ble. No le ha lle­ga­do la ho­ra.

“ME INS­PI­RAN MIS PRO­PIAS AMI­GAS, TRA­TO DE PLAS­MAR LOS TE­MAS SO­BRE LOS QUE ES­TA­MOS HA­BLAN­DO TO­DO EL TIEM­PO. MI ES­CRI­TU­RA APUN­TA A DI­VER­TIR TAM­BIÉN, ES LI­VIA­NA, EN­TRE­TE­NI­DA, MO­DER­NA, NO PRE­TEN­DE GRAN­DES MA­NI­FIES­TOS, NI GI­ROS ME­TA­FÓ­RI­COS DES­CO­LLAN­TES”.

FE­NÓ­MENO WEB. Su blog y re­des so­cia­les, to­das ba­jo el nom­bre de @be­taco­que­ta, fue­ron el an­cla­je y dis­pa­ra­dor pa­ra que la au­to­ra es­pa­ño­la sea un fe­nó­meno más allá de las li­bre­rías. Hoy en día, ade­más de ven­der sus li­bros vía web, ofre­ce en su pá­gi­na beauty tips, su­ge­ren­cias pa­ra via­jar y has­ta skins y fon­dos de pan­ta­lla con frases de sus pu­bli­ca­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.