IN­TER­NA­CIO­NAL. AROMA A PU­RA LO­CU­RA.

Ken­zo se unió al ex­cén­tri­co y ta­len­to­so Spi­ke Jon­ze pa­ra lan­zar su nue­vo per­fu­me.

Perfil (Domingo) - Luz - - SUMARIO - GOMEZ DOSSENA -FER­NAN­DO

La mai­son siem­pre se ca­rac­te­ri­zó por los co­lo­res vi­vos, la ale­gría y por su ím­pe­tu en rom­per con los cá­no­nes es­ta­ble­ci­dos. Y es­ta vez es­tu­vo más cla­ro que nun­ca des­de el prin­ci­pio: la idea de Ca­rol Lim y Hum­ber­to Leon (Di­rec­to­res Crea­ti­vos de Ken­zo) fue sa­lir­se del mol­de y ce­le­brar la ori­gi­na­li­dad, la di­ver­si­dad y la ex­pre­sión al má­xi­mo. Ver el mun­do con ojos cu­rio­sos y de la for­ma que ca­da mu­jer lo desee. La ex­cu­sa pa­ra desa­rro­llas es­tá ins­pi­ra­ción fue el lan­za­mien­to mun­dial de la nue­va fra­gan­cia fe­me­ni­na Ken­zo World. Y pa­ra se­me­jan­te pre­sen­ta­ción

de­ci­die­ron crear un pro­duc­to bien sin­gu­lar con un pac­ka­ging atra­pan­te y un spot pu­bli­ci­ta­rio más que sor­pren­den­te. El fras­co es sú­per co­lo­ri­do y tie­ne for­ma de ojo. “Es uno de los íco­nos de mo­da más co­no­ci­dos de la fir­ma y de­ci­di­mos que tras­cien­da al uni­ver­so del per­fu­me. A tra­vés del ojo po­de­mos ver el mun­do, el pro­pio de ca­da uno”, co­men­ta Lim. Lue­go de te­ner en mano el ju­go (una fra­gan­cia con bou­quet de flo­res, fru­tos ro­jos de jaz­mín de Egip­to y Am­bro­xan, un de­ri­va­do quí­mi­co que fun­cio­na ca­si co­mo un es­fu­ma­dor del aroma de las flo­res) y la crea­ción del fras­co (de cau­cho ne­gro, oro rosa y opa­li­na) si­guie­ron con el cor­to­me­tra­je. Un día la du­pla de crea­do­res es­ta­ba desa­yu­nan­do en Pa­rís con el di­rec­tor de ci­ne Spi­ke Jon­ze (ga­na­dor de un Os­car y Glo­bo de oro y crea­dor de la pe­lí­cu­la ¿Quién quie­re ser John Mal­ko­vich?). En un mo­men­to el es­ta­dou­ni­den­se se en­te­ró de que es­ta­ban tra­ba­jan­do en el lan­za­mien­to de una nue­va fra­gan­cia y se ofre­ció pa­ra rea­li­zar el co­mer­cial. Y así fue... Jon­ze co­men­zó con la bús­que­da de una pro­ta­go­nis­tas que se­pa bai­lar y ten­ga la elegancia e irre­ve­ren­cia de una ver­da­de­ra chi­ca Ken­zo. Mar­ga­ret Qually (mo­de­lo, ac­triz, ex bai­la­ri­na y pro­ta­go­nis­ta de la se­rie de The Leftlo­vers e hi­ja de la ac­triz Andy McDowell) fue la ele­gi­da. El staff se com­ple­tó con el her­mano de Spi­ke her­mano, Sam Spie­gel, que se en­car­gó de la mú­si­ca, un ver­da­de­ro himno tri­bal, y el co­reó­gra­fo Ryan Hef­fing­ton (del vi­deo Chan­de­lier de Sia) quien pen­só los mo­vi­mien­tos del sin­gu­lar bai­le. ¿El re­sul­ta­do fi­nal? El alo­ca­do, pe­ro mul­ti­pre­mia­do spot lla­ma­do My Mu­tant brain (Mi ce­re­bro mu­tan­te) en el cual es­ta mu­jer con un ves­ti­do ver­de (crea­do es­pe­cial­men­te pa­ra la oca­sión) bai­la con de­sen­freno du­ran­te lar­go ra­to y ter­mi­na tras­pa­san­do un enor­me ojo by Ken­zo. El co­mer­cial ga­nó 8 Leo­nes en el úl­ti­mo fes­ti­val de Can­nes. Pa­ra cul­mi­nar el tán­dem de crea­do­res cuen­ta qué es pa­ra ellos la mu­jer Ken­zo y por qué es­ta fra­gan­cia la iden­ti­fi­ca más que nun­ca en cuer­po y al­ma: “Es una mu­jer que es­tá anclada en el pre­sen­te. No es una nos­tál­gi­ca. Adora el mo­vi­mien­to, la ve­lo­ci­dad, la ma­ne­ra en que las co­sas se mue­ven, cam­bian y cho­can en­tre sí. Nun­ca se abu­rre, siem­pre mues­tra en­tu­sias­mo. Es di­fe­ren­te”, afir­ma Hum­ber­to León.

“LA TÍ­PI­CA MU­JER DE LA MAR­CA ES­TÁ ANCLADA EN EL PRE­SEN­TE. NO ES UNA NOS­TÁL­GI­CA. ADORA EL MO­VI­MIEN­TO, LA VE­LO­CI­DAD, LA MA­NE­RA EN QUE LAS CO­SAS SE MUE­VEN, CAM­BIAN Y CHO­CAN EN­TRE SÍ. NUN­CA SE ABU­RRE, SIEM­PRE MUES­TRA EN­TU­SIAS­MO. ES DI­FE­REN­TE”.

PU­RA ADRE­NA­LI­NA. La ac­triz Mar­ga­ret Qualley bai­la ca­si po­seí­da has­ta tras­pa­sar el icó­ni­co ojo de la fir­ma ba­jo las ór­de­nes del co­reo­grá­fo del vi­deo Chan­de­lier de Sia.

KEN­ZO WORLD La par­ti­cu­la­ri­dad de ca­da uni­ver­so per­so­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.