El pa­go de deu­das le ga­na al con­su­mo en los cré­di­tos ar­gen­ta

Perfil (Domingo) - - ECONOMIA - FRANCISCO BUENO

El Go­bierno mues­tra los 605.871 cré­di­tos Ar­gen­ta que se en­tre­ga­ron a tra­vés de la An­ses co­mo una for­ma de pe­lear con­tra la caí­da de con­su­mo en los sec­to­res de in­gre­sos más ba­jos pe­ro, se­gún ana­lis­tas, se uti­li­zan pa­ra pa­gar ser­vi­cios o deu­das.

Los cré­di­tos Ar­gen­ta son de has­ta $ 60 mil y es­tán dis­po­ni­bles pa­ra los ti­tu­la­res de Asig­na­ción Uni­ver­sal por Hi­jo (AUH), de pen­sio­nes no con­tri­bu­ti­vas o de una pen­sión uni­ver­sal pa­ra el adul­to ma­yor.

Has­ta aho­ra, el 70% f ue otor­ga­do a ti­tu­la­res de la AU H. Sin em­ba rgo, es­tos prés­ta­mos, que tie­nen un to­pe de 24% pa­ra ta­sas de in­te­rés, se des­ti­na­ron al pa­go de deu­das in­for­ma­les y a gas­tos es­pe­cí­fi­cos pa­ra po­der pa­liar los gas­tos de fin de mes.

“En las pri­me­ras se­ma­nas se ano­ta­ron cer­ca de 500 mil per­so­nas, pe­ro el mon­to pro­me­dio fue de $ 7 mil, y eso no al­can­za a com­pen­sar las deu­das”, ex­pli­ca Da­niel Arro­yo, ex­per­to en po­lí­ti­cas so­cia­les y re­fe­ren­te del Fren­te Re­no­va­dor. Se­gún Arro­yo, una par­te im­por­tan­te de los fon­dos re­ci­bi­dos por los sec­to­res de me­nor in­gre­so, quie­nes se en­cuen­tran so­bre­en­deu­da­dos, fue a pa­gar deu­das an­te­rio­res con fi­nan­cie­ras ba­rria­les y pres­ta­mis­tas que te­nían ta­sas de in­te­rés cer­ca­nas al 100% anual, no al con­su­mo di­rec­to.

Es­tos sec­to­res, agre­ga, se en­cuen­tran res­trin­gi­dos por los au­men­tos pre­vios de pre­cios en ali­men­tos y la caí­da

“las ta­sas de­be­rían ser sub­si­dia­das pa­ra ser más efec­ti­vas”, se­gún Po­lino

en el mer­ca­do de tra­ba­jos pa­ra­le­los o chan­gas co­mo con­se­cuen­cia de la to­da­vía ba­ja ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca.

El Go­bierno va por la po­si­ti­va. Emilio Ba­sa­vil­ba­so, ti­tu­lar de An­ses, pu­so én­fa­sis en el efec­to con­su­mo vía Twit­ter con el ca­so de Ye­si­ca y An­gel. Con un Ar­gen­ta y aho­rros com­pra­rán “un au­ti­to pa­ra la fa­mi­lia”.

Héc­tor Po­lino, el ti­tu­lar de Con­su­mi­do­res Li­bres, con­si­de­ra que has­ta que se so­lu­cio­ne la cues­tión in­fla­cio­na­ria, “los cré­di­tos son una go­ta de agua en un océano de ne­ce­si­da­des” y que las ta­sas de­be­rían ser ba­jas, sub­si­dia­das por el Go­bierno pa­ra ser más efec­ti­vas en el fren­te con­su­mo.

El 30% res­tan­te de los Ar­gen­ta fue­ron da­dos a ti­tu­la­res de pen­sio­nes no con­tri­bu­ti­vas y pa­ra adul­tos ma­yo­res, que es­tán en una si­tua­ción si­mi­lar fren­te a las prio­ri­da­des so­bre sus nue­vos fon­dos. Gas­tos bá­si­cos. “En ge­ne­ral el con­su­mo de ju­bi­la­dos y pen­sio­na­dos vie­ne plan­cha­do, so­bre to­do pa­ra los que es­tán co­bran­do la mí­ni­ma”, di­fe­ren­cia Eduar­do Se­mino, de­fen­sor de la Ter­ce­ra Edad. El abo­ga­do co­men­ta que el pa­go de en­tre $ 6.400 y $ 7.246 de la ju­bi­la­ción mí­ni­ma no al­can­za cuan­do se to­ma en cuen­ta que la ca­nas­ta mí­ni­ma de un ju­bi­la­do es cer­ca­na a los $ 16 mil en­tre gas­tos de vi­vien­da, me­di­ca­men­tos y transporte. Por lo tan­to, va­rios de los ju­bi­la­dos no lle­gan a pa­gar los ser­vi­cios o ex­pen­sas y los cré­di­tos irían a cum­plir esas deu­das pen­dien­tes.

AN­SES

FON­DOS. Ba­sa­vil­ba­so ase­gu­ra que va a con­su­mo; los be­ne­fi­cia­rios di­cen que pa­gan ser­vi­cios y deu­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.