Acu­san a un ex fis­cal por an­ti­ci­par alla­na­mien­tos y apre­tar a po­li­cías

Be­ni­to Pont fue impu­tado en una cau­sa que in­ves­ti­ga una red de tra­ta de per­so­nas que cap­ta­ba y ex­plo­ta­ba a me­no­res en Pa­so de los Li­bres. Un ex so­cio y ami­go se­ría el lí­der.

Perfil (Domingo) - - POLICIALES - LEO­NAR­DO NIE­VA

El ex fis­cal fe­de­ral Be­ni­to Pont era un hom­bre que go­za­ba de muy bue­na sa­lud en Pa­so de los Li­bres. Res­pe­ta­do, po­de­ro­so e in­flu­yen­te. Así fue du­ran­te mu­chos años. No de­be ser fá­cil de­nun­ciar a un hom­bre con tan­to pe­so en la Jus­ti­cia. Y con tan­tos con­tac­tos. Tan­to po­der te­nía Pont que re­cién en el año 2015 una mu­jer se ani­mó a des­en­mas­ca­rar­lo, aun­que por te­mor a su­frir al­gún ti­po de re­pre­sa­lia pre­fi­rió que su nom­bre que­da­ra en re­ser­va.

El da­to que sir­vió co­mo pun­ta­pié pa­ra la aper­tu­ra de una cau­sa ju­di­cial con­tra una red de tra­ta de per­so­nas que cap­ta­ba y ex­plo­ta­ba a me­no­res en dis­tin­tos pros­tí­bu­los de la zo­na lle­gó por la Lí­nea 145 del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia y De­re­chos Hu­ma­nos de la Na­ción. La de­nun­cian­te anó­ni­ma manejaba in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da: re­ve­ló que ha­bía chi­cas de 15 años tra­ba­jan­do en el lu­gar y que los en­car­ga­dos de ma­ne­jar­lo se en­te­ra­ban con an­ti­ci­pa­ción de los alla­na­mien­tos que a me­nu­do rea­li­za­ba la Po­li­cía. Tam­bién sa­bía quién era la per­so­na que los es­ta­ba pro­te­gien­do: el fis­cal fe­de­ral de Pa­so de los Li­bres.

Aco­rra­la­do, Pont re­nun­ció a su car­go. Se­gún des­cri­ben los tes­ti­gos, el ex fis­cal era un ti­po pre­po­ten­te, au­to­ri­ta­rio. Emilio Len­ci­na, je­fe de la Uni­dad de In­ves­ti­ga­cio­nes de la Uni­dad Re­gio­nal 4 de la Po­li­cía de Se­gu­ri­dad Ae­ro­por­tua­ria (PSA), re­la­tó el 6 de ma­yo pa­sa­do un vio­len­to epi­so­dio que su­frió uno de sus ofi­cia­les. “Che, me aga­rró Be­ni­to Pont, me en­ce­rró en su ofi­ci­na y me pe­gó una apre­ta­da bár­ba­ra. Y me di­jo: ‘De­ci­le a Velázquez que se de­je de jo­der con la cau­sa de Aguirre, que es ami­go mío. Mé­tan­se us­te­des con los avion­ci­tos en el ae­ro­puer­to’”, fue la ame­na­za cla­ra que re­ci­bió, se­gún cons­ta en la cau­sa ju­di­cial. Ami­gos y so­cios. Ricardo Aguirre es un ex so­cio co­mer­cial e ín­ti­mo ami­go de Pont. Pa­ra los fis­ca­les de la Pro­cu­ra­du­ría de Tra­ta y Ex­plo­ta­ción de Per­so­nas (Pro­tex) Mar­ce­lo Co­lom­bo y Ale­jan­dra Mán­gano, jun­to a Mi­riam Be­ní­tez, de la Fis­ca­lía Fe­de­ral de Pa­so de los Li­bres, y Carlos Schae­fer, fis­cal fe­de­ral de Cá­ma­ra de Co­rrien­tes, se­ría el lí­der de la or­ga­ni­za­ción.

En el pe­di­do de pro­ce­sa­mien­to con­tra el ex fun­cio­na­rio ju­di­cial y otros 17 impu­tados en­ten­die­ron que “Aguirre ase­gu­ró su im­pu­ni­dad an­te la jus­ti­cia fe­de­ral de Pa­so de los Li­bres a par­tir de su in­fluen­cia con Pont y José Ma­ría Vie­ro, quien te­nía au­to­ri­dad en la ciu­dad en vir­tud de su al­to ran­go en la Gen­dar­me­ría –co­man­dan­te ma­yor re­ti­ra­do – e in­fluen­cia po­lí­ti­ca en ra­zón de los des­ti­nos de gran re­le­van­cia en los que tra­ba­jó, co­mo la Di­rec­ción de In­te­li­gen­cia de esa fuer­za o la ca­sa de go­bierno na­cio­nal co­mo cus­to­dio pre­si­den­cial”.

“Me aga­rró Pont y me di­jo: ‘Dé­jen­se de jo­der con esa cau­sa’”, con­tó un miem­bro de la PSA

Vie­ro es otro per­so­na­je cen­tral en la cau­sa; no só­lo por tra­tar­se de un efec­ti­vo de al­to ran­go sino por­que es cuñado de Pont. Ro­sa­na Ro­drí­guez fue se­ña­la­da co­mo una de las mu­je­res que ad­mi­nis­tra­ba uno de los pros­tí­bu­los. Ella tam­bién te­nía víncu­los con per­so­na­jes in­flu­yen­tes: es­tá ca­sa­da con Pe­dro Sánchez, ex miem­bro de Gen­dar­me­ría Na­cio­nal, co­no­ci­do co­mo “el Co­man­dan­te”.

Pa­ra los in­ves­ti­ga­do­res, Pont, Aguirre, Vie­ro, Sánchez y Ro­drí­guez for­ma­ban “par­te de una or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal des­ti­na­da a la cap­ta­ción, tras­la­do y aco­gi­mien­to de un nú­me­ro in­de­ter­mi­na­do de mu­je­res con fi­nes de ex­plo­ta­ción se­xual”.

De acuer­do con el pe­di­do de pro­ce­sa­mien­to, al que tu­vo ac­ce­so PER­FIL, Pont “pres­tó una co­la­bo­ra­ción en la tra­ta y ex­plo­ta­ción de al menos do­ce mu­je­res iden­ti­fi­ca­das en la cau­sa, des­de una fe­cha in­cier­ta, aun­que pue­de afir­mar­se que de ma­ne­ra inin­te­rrum­pi­da y en las mis­mas con­di­cio­nes al menos des­de el 17 de ju­nio de 2010 has­ta el 10 de enero del año 2016 en el ca­so de Ro­xi y el ho­tel Mo­men­tos”.

Los fis­ca­les des­ta­ca­ron que “de­be re­pro­chár­se­le no ha­ber­se ex­cu­sa­do de in­ter­ve­nir en al menos cin­co ex­pe­dien­tes” e “im­pu­tár­se­le ha­ber­se ex­cu­sa­do me­dian­te un dic­ta­men ca­ren­te de la fun­da­men­ta­ción exi­gi­da por la nor­ma­ti­va vi­gen­te”.

Ade­más, en­ten­die­ron que re­tar­dó “de­li­be­ra­da­men­te las in­ves­ti­ga­cio­nes ba­jo su ins­truc­ción que tu­vie­ron por ob­je­to los pros­tí­bu­los ex­plo­ta­dos por es­ta or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal pe­se a las prue­bas que apre­mia­ban la adop­ción de me­di­das de cor­te ju­ris­dic­cio­nal ur­gen­tes”.

GENDARMERIA NA­CIO­NAL AR­GEN­TI­NA

PO­DER. El ex fis­cal, que re­nun­ció el año pa­sa­do cuan­do co­men­zó a ser in­ves­ti­ga­do, en un ope­ra­ti­vo nar­co de 2014, jun­to a Ser­gio Berni y la jue­za fe­de­ral Ma­bel Bor­da.

CEDOC PER­FIL

CUñADO. José Vie­ro –otro impu­tado–, gen­dar­me y fa­mi­liar de Pont.

FOTOS: EL LI­TO­RAL

OPE­RA­TI­VOS. El ho­tel Mo­men­tos, pro­pie­dad del cuñado del fis­cal, fue alla­na­do, al igual que la con­ce­sio­na­ria de Aguirre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.