Si­li­con Va­lley ba­ta­lla contra los pre­jui­cios de ti­po ‘in­cons­cien­te’

Perfil (Domingo) - - ECONOMIA - P.V.

Lauren Jack­man tie­ne un car­go ori­gi­nal en una em­pre­sa tec­no­ló­gi­ca de Si­li­con Va­lley: es CEO de prác­ti­cas de in­clu­sión. Es doc­to­ra en Psi­co­lo­gía de la Uni­ver­si­dad de Stan­ford y tra­ba­ja para Me­da­llia en Ca­li­for­nia. Su tra­ba­jo se cen­tra en erra­di­car la dis­cri­mi­na­ción, los ses­gos arrai­ga­dos en­tre los tra­ba­ja­do­res y me­jo­rar las opor­tu­ni­da­des den­tro de la em­pre­sa.

El pro­me­dio de par­ti­ci­pa­ción de mu­je­res en las em­pre­sas del co­ra­zón techie glo­bal es del 30%. “Estamos un po­co por en­ci­ma de eso”, ase­gu­ra Jack­man, aun­que re­co­no­ce que en in­ge­nie­ría to­da­vía do­mi­nan los hom­bres. En los car­gos téc­ni­cos, el pro­me­dio fe­me­nino es del 12%.

“Hay un ses­go en fa­vor de los hom­bres”, di­ce Jack­man y da un ejem­plo so­bre uno de los ejer­ci­cios que se ha­cen en la em­pre­sa. Se pre­sen­tan dos cu­rri­cu­lums igua­les, sin di­fe­ren­cias des­de el di­se­ño, mis­ma ca­li­fi­ca­ción para el em­pleo. Uno es de un hombre y el otro de una mu­jer. Y los par­ti­ci­pan­tes eli­gen al hombre. Al mar­car­lo y me­dir­lo, se pue­de tra­ba­jar so­bre él.

“La di­ver­si­dad ha­ce que los equi­pos sean más in­te­li­gen­tes por­que hay fun­cio- nes dis­tin­tas, to­man me­jo­res de­ci­sio­nes y re­suel­ven los pro­ble­mas de for­ma más efec­ti­vas”, ex­pli­ca Jack­man, que vi­si­tó Bue­nos Ai­res para dar los cur­sos contra los pre­jui­cios y re­unir­se con re­pre­sen­tan­tes de otras or­ga­ni­za­cio­nes de tec­no­lo­gía que tra­ba­jan con las mu­je­res para me­jo­rar la in­clu­sión.

“En mu­chos ca­sos, las du­das so­bre igual­dad e in­clu­sión es­tu­vie­ron vin­cu­la­das a los in­gre­sos y nos di­mos cuen­ta de que no sa­bía­mos si ha­bía una bre­cha de gé­ne­ro en ese ca­so. Hi­ci­mos las ave­ri­gua­cio­nes y por suer­te nos di­mos cuen­ta de que no ha­bía di­fe­ren­cias”, ase­gu­ra. De la mis­ma for­ma, se cum­plen las li­cen­cias de tra­ba­jo, que tie­nen en los Es­ta­dos Uni­dos me­jo­res con­di­cio­nes que en la A rgen­ti­na en el ca­so de pa­ter­ni­dad, a la vez que ge­ne­ran otros be­ne­fi­cios para el cui­da­do que per­mi­tan una ma­yor par­ti­ci­pa­ción de las mu­je­res en el mun­do la­bo­ral.

El pa­raí­so para las em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas no es­ca­pa a la mi­so­gi­nia. El ejem­plo re­cien­te más re­so­nan­te fue el de Goo­gle, don­de uno de sus in­ge­nie­ros desa­rro­lló un ma­ni­fies­to de diez pá­gi­nas contra la igual­dad de gé­ne­ros. “Des­pués de ese ca­so abri­mos gru­pos para ha­blar del te­ma y dis­cu­tir­lo”, ex­pli­ca Jack­man so­bre có­mo se abor­dan esas cues­tio­nes en el día a día.

en la me­ca ci­ber­né­ti­ca, el 30% son mu­je­res pe­ro la ci­fra ba­ja a 12% en téc­ni­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.