La tec­no­lo­gía 5G lle­ga­rá al país y a la re­gión re­cién pa­ra 2022

La co­ne­xión se­rá ocho ve­ces más ve­loz que la ac­tual y per­mi­ti­rá ba­jar­se una pe­lí­cu­la HD en dos se­gun­dos. las pri­me­ras prue­bas.

Perfil (Domingo) - - CIENCIA - EN­RI­QUE GARABETYAN

“Em­pe­cé a to­mar cuan­do mu­rió mi ma­ri­do. Cuan­do yo veía que ya me ba­ja­ba un po­qui­to el áni­mo, ahí to­ma­ba pa­ra es­tar bien por los chi­cos, por­que ellos no tie­nen por qué aguan­tar ver­me con ca­ra lar­ga”.

“To­mé por­que te­nía exá­me­nes y se me ha­bía jun­ta­do to­do en el úl­ti­mo año de la se­cun­da­ria. Y me lo da­ba mi ma­má an­tes de que me duer­ma”.

“En las mu­je­res es más por un te­ma de prac­ti­ci­dad: ‘Bueno, me voy a dor­mir, me to­mo la pas­ti­lla, chau has­ta ma­ña­na. Co­mo quien to­ma un va­so de agua”.

“Ten­go un ami­go mío que el pa­pá es mé­di­co y se los sa­ca a él y se los pa­sa a otro ami­go que es el que los usa”.

“To­ma­ba pa­ra es­tar en una fies­ta. Las pri­me­ras eran clo­na­ze­pam, Al­plax, to­das de dis­tin­tos co­lo­res. El pri­mer día me to­mé co­mo diez. Des­pués no me acuer­do qué pa­so”. Ex­traí­do de “Con­su­mo de Psi­co­fár­ma­cos y gé­ne­ro en CABA”. 2010 Mien­tras en Ar­gen­ti­na am­plios seg­men­tos de la po­bla­ción to­da­vía no ac­ce­den a la tec­no­lo­gía de co­mu­ni­ca­cio­nes 4G –de he­cho, por aho­ra no más del 60% de los smartp­ho­nes del mer­ca­do son com­pa­ti­bles con esa nor­ma– las “tel­cos” ya es­tán ana­li­zan­do los por­me­no­res de la si­guien­te ge­ne­ra­ción. Eso ex­pli­ca que, es­ta se­ma­na, Te­le­fó­ni­ca y Ericc­son inau­gu­ra­ron un la­bo­ra­to­rio pa­ra ha­cer prue­bas lo­ca­les des­de don­de rea­li­za­ron la pri­me­ra de­mo en vi­vo pa­ra mos­trar có­mo se­rá el fu­tu­ro ba­jo la si­gla 5G.

De to­dos mo­dos, se­gún los pro­pios pro­vee­do­res, pa­ra pro­bar las bon­da­des ope­ra­ti­vas de es­ta tec­no­lo­gía ha­brá que es­pe­rar. “Por aho­ra son en­sa­yos que ha­ce­mos va­rios paí­ses de la re­gión”, le ex­pli­có a PER­FIL Dia­na Moya, di­rec­to­ra del Con­su­mer Lab en Erics­son, una de las gran­des com­pa­ñías que apues­tan a ven­der es­tas so­lu­cio­nes. Y agre­gó: “Los pri­me­ros ser­vi­cios co­mer­cia­les se con­cre­ta­rán a par­tir de 2020 y el des­plie­gue real en la re­gión se­rá len­to, ya que nues­tras pre­vi­sio­nes in­di­can que re­cién des­de 2022 al­re­de­dor del 2% de los usua­rios mó­vi­les de Amé­ri­ca La­ti­na po­drán ac­ce­der a 5G”.

Sin em­bar­go, una vez ins­ta­la­da la tec­no­lo­gía el cre­ci­mien­to se ha­rá en for­ma ace­le­ra­da: se­gún un fla­man­te es­tu­dio pu­bli­ca­do por la con­sul­to­ra GSMA In­te­lli­gen­ce “só­lo tres años más tar­de prác­ti­ca­men­te el 50% de los usua­rios de ce­lu­la­res de la re­gión ya ten­drán a su al­can­ce una red del ti­po 5G”.

El ob­je­ti­vo cen­tral de es­ta nue­va op­ción tech no se­rá dar­le más ve­lo­ci­dad de ac­ce­so a ca­da usua­rio, sino co­nec­tar a in­ter­net mi­llo­nes de sen­so­res y má­qui­nas. Pa­ra el con­sul­tor En­ri­que Ca­rrier, “con el 5G la in­dus­tria de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes es­tá fren­te a un es­ce­na­rio di­fe­ren­te a los pre­vios. Por­que aho­ra el ob­je­ti­vo ya no es co­nec­tar per­so­nas sino ob­je­tos, mul­ti­pli­can­do ex­po­nen­cial­men­te en­ton­ces los dis­po­si­ti­vos a unir”. Se­gún Ca­rrier, la adop­ción de 5G lle­va­rá más tiempo que el re­que­ri­do en su mo­men­to por el 3G o el 4G. “La pre­gun­ta no es si su­ce­de­rá sino cuán­do o cuán rá­pi­do”.

De to­dos mo­dos, los usua­rios tam­bién se ve­rán fa­vo­re­ci­dos con la nue­va op­ción. Por ejem­plo, en la re­cien­te de­mo 5G, los téc­ni­cos ex­pli­ca­ron que lo­gra­ron al­can­zar ve­lo­ci- da­des de trans­mi­sión ré­cord, de más de 22 gi­ga­bits por se­gun­do. Eso se tra­du­ce en que ob­tu­vie­ron una co­ne­xión cua­tro mil ve­ces más ve­loz que el pro­me­dio de un ac­ce­so ho­ga­re­ño, que hoy ron­da los 5 me­ga­bits por se­gun­do.

A esa ve­lo­ci­dad ba­jar­se una pe­lí­cu­la HD to­ma­ría no más de dos se­gun­dos y ob­te­ner un pa­que­te de 300 can­cio­nes en for­ma­to MP3 ape­nas un se­gun­do. Sin em­bar­go, el pro­pio Adrian Di Meo, res­pon­sa­ble de tec­no­lo­gía en Te­le­fó­ni­ca, le acla­ró a PER­FIL que “esa ve­lo­ci­dad má­xi­ma es teó­ri­ca y no sig­ni­fi­ca que sea la que real­men­te dis­pon­gan en sus equi­pos los usua­rios fi­na­les”.

Pa­ra es­te ex­per­to, un usua­rio “es­tán­dar” de tec­no­lo­gía 5G po­drá ac­ce­der des­de su smartp­ho­ne a in­ter­net a una ve­lo­ci­dad sos­te­ni­da de en­tre 30 y 40 Mbps”. Eso es ocho ve­ces más ve­loz que una co­ne­xión ho­ga­re­ña ac­tual.

DE­MO. Por pri­me­ra vez se reali­zó una prue­ba de 5G en el país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.