Vio­len­cia, de­mo­cra­cia y la cues­tión ma­pu­che

Perfil (Domingo) - - EL OBSERVADOR - JAI­ME DU­RAN BARBA*

La ma­yo­ría de los ar­gen­ti­nos quie­ren evi­tar que se re­pi­ta el cli­ma vio­len­to que se vi­vió en los años 70, pe­ro las pa­sio­nes y ma­ni­pu­la­cio­nes al­re­de­dor de la muer­te de San­tia­go Mal­do­na­do ame­na­zan re­ins­ta­lar­lo.

El ca­so Mal­do­na­do pro­du­jo una ex­plo­sión de pa­sio­nes y ma­ni­pu­la­cio­nes que ocul­ta­ron un pro­ble­ma gra­ve: la de­ma­go­gia y la no­ve­le­ría de al­gu­nos es­ti­mu­la la re­ins­ta­la­ción de la vio­len­cia en nues­tra so­cie­dad.

Mu­chos de los que vi­vi­mos la ex­pe­rien­cia de los 70 y la ma­yo­ría de los ar­gen­ti­nos que­re­mos evi­tar que se re­pi­ta esa fu­nes­ta ex­pe­rien­cia. Qui­sié­ra­mos que el país se desa­rro­lle, uni­do, de­mo­crá­ti­co.

Otros es­tán for­man­do un gru­po ar­ma­do mi­le­na­ris­ta, pa­re­ci­do al movimiento de An­to­nio Con­sel­hei­ro en Ca­nu­dos, en 1897. Rea­li­zan des­de ha­ce años aten­ta­dos, in­cen­dian, ame­dren­tan, que­man la ban­de­ra ar­gen­ti­na, pre­ten­den des­mem­brar el país. Sus di­ri­gen­tes pre­ten­den im­plan­tar una so­cie­dad se­me­jan­te a la de los pue­blos no con­tac­ta­dos con la ci­vi­li­za­ción que ha­bi­tan en la Ama­zo­nia. Se­gu­ra­men­te son bue­nas per­so­nas, se han so­cia­li­za­do en tri­bus ur­ba­nas de flo­gers, aman la na­tu­ra­le­za, pe­ro lo que ha­cen so­lo pue­de ba­ñar en san­gre al país.

El te­ma es de­ma­sia­do im­por­tan­te. La se­ma­na pa­sa­da es­cri­bi­mos un ar­tícu­lo si­tuan­do el pro­ble­ma en el mo­men­to ac­tual (http://www.per­fil.com/ co­lum­nis­tas/el-mu­ro-de-ber­lin-se-ca­yo-hoy-se-ne­ce­si­tao­tra-po­li­ti­ca.phtml), se­gui­mos hoy re­fle­xio­nan­do acer­ca de los ma­pu­ches y la vio­len­cia y con­ti­nua­re­mos con otra no­ta mi­nu­cio­sa acer­ca del ca­so Mal­do­na­do. Tra­ba­ja­mos con da­tos ob­je­ti­vos, ob­te­ni­dos de la pren­sa es­cri­ta y de los pro­gra­mas de Jor­ge La­na­ta y Nicolás Wi­ñaz­ki de­di­ca­dos al te­ma. Pa­ra quie­nes quie­ran pro­fun­di­zar en es­ta in­for­ma­ción, pue­den con­sul­tar­los en Per­fil.com. El ca­so Ai­go. En mar­zo de 2012 fue ase­si­na­do a ba­la­zos el sar­gen­to ma­pu­che de la po­li­cía de Neu­quén Jo­sé Eduar­do Ai­go, cuan­do se acer­có a una ca­mio­ne­ta en la que es­ta­ban Juan Mar­co Fer­nán­dez, hi­jo del in­ten­den­te de San Mar­tín de los An­des, mi­li­tan­te del Fren­te pa­ra la Vic­to­ria, y los chi­le­nos Ale­xis Cor­tés To­rres y Jor­ge Salazar Opor­to, pró­fu­gos de la Jus­ti­cia, acu­sa­dos de te­rro­ris­mo. El Fren­te Pa­trió­ti­co Ma­nuel Ro­drí­guez (FPMR) y el Movimiento de Iz­quier­da Re­vo­lu­cio­na­ria (MIR) asu­mie­ron la “res­pon­sa­bi­li­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.