Su­per­fies­ta con 300 ar­tis­tas y la lla­ma olím­pi­ca en el Obe­lis­co

Aun­que la ce­re­mo­nia inau­gu­ral co­men­zó a las 20, des­de el me­dio­día mi­les de per­so­nas es­pe­ra­ban en el cen­tro por­te­ño el show que pro­ta­go­ni­za­ron Fuer­za Bru­ta y Mo­ra Go­doy.

Perfil (Domingo) - - PORTADA - CLAU­DIO CORSALINI

La lla­ma olím­pi­ca fi­nal­men­te ilu­mi­nó la no­che por­te­ña. Por pri­me­ra vez en la his­to­ria del país, y des­pués de cin­co años de la de­sig­na­ción de Bue­nos Ai­res co­mo se­de, ayer que­da­ron for­mal­men­te inau­gu­ra­dos los ter­ce­ros Jue­gos Olímpicos de la Ju­ven­tud con una ce­re­mo­nia en la que, ade­más de los de­por­tis­tas, la des­tre­za, los efec­tos es­pe­cia­les y vi­sua­les fue­ron los pro­ta­go­nis­tas. Co­las de has­ta cin­co cua­dras se for­ma­ron en al­gu­nos de los ac­ce­sos de in­vi­ta­dos pa­ra in­gre­sar al lu­gar.

El eje prin­ci­pal de la mo­vi­da fue el Obe­lis­co, ya que se uti­li­za­ron su ca­ras pa­ra ho­me­na­jear a las dis­ci­pli­nas olím­pi­cas. Así fue co­mo se vio ba­jar des­de la pun­ta del ícono por­te­ño a los in­te­gran­tes del gru­po tea­tral Fuer­za Bru­ta re­pre­sen­tan­do los prin­ci­pa­les de­por­tes que se desa­rro­lla­rán des­de hoy y

has­ta el 18 y en los que par­ti­ci­pa­rán 4.012 atle­tas de to­do el mun­do. A es­ta per­for­man­ce se le su­mó la par­ti­ci­pa­ción de la bai­la­ri­na Mo­ra Go­doy. Al ser la pri­me­ra vez que una ce­re­mo­nia de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas se rea­li­za fue­ra de un es­ta­dio, la en­tra­da fue li­bre y gra­tui­ta, por lo que una gran can­ti­dad de pú­bli­co acom­pa­ñó su desa­rro­llo. Se­gún fuen­tes de la or­ga­ni­za­ción, unas 250 mil per­so­nas se acer­ca­ron has­ta el cen­tro por­te­ño. Ade­más de la per­for­man­ce que se lle­vó a ca­bo en el Obe­lis­co, la ce­re­mo­nia se desa­rro­lló en el es­ce­na­rio prin­ci­pal mon­ta­do so­bre la avenida Co­rrien­tes, y en cua­tro es­ce­na­rios mó­vi­les que re­co­rrie­ron ida y vuel­ta la avenida 9 de Ju­lio en­tre Co­rrien­tes y Avenida de Ma­yo. En to­tal par­ti­ci­pa­ron unas 300 per­so­nas en­tre ac­to­res, asis­ten­tes, téc­ni­cos y 8 mil vo­lun­ta­rios. Sie­te pan­ta­llas gi­gan­tes se ins­ta­la­ron en la ba­se del Obe­lis­co. Y ocho más se ins­ta­la­ron a lo lar­go de la avenida 9 de Ju­lio.

En­tre los mo­men­tos más emo­ti­vos de la ce­re­mo­nia es­tu­vo, sin du­das, la en­tra­da de los aban­de­ra­dos de los 206 paí­ses que par­ti­ci­pan de es­tos JJ.OO, en­tre los que se des­ta­có Dan­te Cit­ta­di­ni, el ar­gen­tino cam­peón mun­dial en Na­cra 15 (yach­ting). Otro mo­men­to inol­vi­da­ble fue el en­cen­di­do del pebetero, que es­tu­vo a car­go de la gim­nas­ta Ce­les­te D’Ar­cán­ge­lo, la pri­me­ra ar­gen­ti­na cla­si­fi­ca­da pa­ra es­tos JJ.OO. Lue­go de es­te en­cen­di­do sim­bó­li­co, la lla­ma vol­ve­rá a en­cen­der­se en el pebetero de la Villa Olím­pi­ca de Sol­da­ti.

La ci­ta ofi­cial pa­ra el pú­bli­co era a par­tir de las 17, pe­ro des­de el me­dio­día se vi­vió un cli­ma fes­ti­vo en la zo­na don­de se reali­zó la ce­re­mo­nia y sus al­re­de­do­res. Va­rias de­le­ga­cio­nes de de­por­tis­tas ca­mi­na­ban por el lu­gar, lo mis­mo que tu­ris­tas ex­tran­je­ros, en su ma­yo- ría fa­mi­lia­res de los atle­tas. Tam­bién mu­chas fa­mi­lias se acer­ca­ron al cen­tro de la Ciu­dad pa­ra se­guir de cer­ca la fies­ta. “Vi­ni­mos tem­prano pa­ra tra­tar de con­se­guir un lu­gar lo más cer­ca del Obe­lis­co. Tra­ji­mos to­do pa­ra pa­sar el día en fa­mi­lia. Nos gus­tan los de­por­tes y es­ta es una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra que los más chi­cos se in­tere­sen por al­gu­na dis­ci­pli­na. Es ho­ra de que de­jen un po­co los ce­lu­la­res y la tec­no­lo­gía y sal­gan al ai­re li­bre”, se­ña­ló di­ver­ti­da Lau­ra Ruiz, quien jun­to a su fa­mi­lia pa­sea­ba por el me­dio de la 9 de Ju­lio.

El je­fe de go­bierno por­te­ño, Ho­ra­cio Ro­drí­guez La­rre­ta, dio el dis­cur­so de bien­ve­ni­da. En las gra­das, el pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri, go­ber­na­do­res y mi­nis­tros; es­tu­vie­ron jun­to Tho­mas Bach, ti­tu­lar del COI, y su par lo­cal, Ge­rar­do Wert­hein.

“Ade­más de ser la pri­me­ra vez que se rea­li­za en la ca­lle, en es­ta edi­ción se ma­ni­fies­ta, tam­bién por pri­me­ra vez, la equi­dad de gé­ne­ro en­tre los de­por­tis­tas. Com­pe­ti­rán la mis­ma can­ti­dad de mu­je­res que de va­ro­nes”, des­ta­có Cie­lo Sal­vio­lo, di­rec­to­ra del Pro­gra­ma Cul­tu­ral de los Jue­gos Olímpicos por­te­ños.

FO­TOS: PA­BLO CUARTEROLO / MAR­CE­LO SILVESTRO / MAR­CE­LO ABALLAY

ILU­MI­NA­DOS. El mo­men­to cla­ve del show, con la 9 de Ju­lio col­ma­da fren­te al em­ble­ma de la Ciu­dad. Du­ran­te to­do el es­pec­tácu­lo, el pú­bli­co vi­bró con emo­ción.

La inau­gu­ra­ción arran­có con un map­ping so­bre el ícono por­te­ño, que lu­ció fi­le­tea­do. An­ge­la To­rres can­tó el himno en ce­les­te y blan­co. La ban­de­ra vo­ló en la pun­ta del Obe­lis­co. Los do­ce chi­cos res­ca­ta­dos de la cue­va en Tai­lan­dia di­je­ron pre­sen­te. LU­CES.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.