En Ca­li­for­nia sue­ñan con una ‘ola azul’

Perfil (Domingo) - - INTERNACIONALES - AU­RE­LIO TO­MáS*

En el call cen­ter del Par­ti­do De­mó­cra­ta del con­da­do de San Fer­nan­do, cer­ca de Los An­ge­les, una vein­te­na de vo­lun­ta­rios se tur­nan pa­ra ha­cer lla­ma­das y en­viar men­sa­jes de tex­to. En las pa­re­des mu­chos afi­ches ha­cen re­fe­ren­cia a la “ola azul”. Es la con­sig­na que mo­vi­li­za a los ac­ti­vis­tas que bus­can nuevos vo­tos pa­ra con­se­guir que los de­mó­cra­tas, iden­ti­fi­ca­dos con ese co­lor, ob­ten­gan la ma­yo­ría de las ban­cas de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes de los Es­ta­dos Uni­dos.

“Pa­ra con­se­guir el con­trol del Con­gre­so to­dos los ca­mi­nos con­du­cen a Ca­li­for­nia, por­que te­ne­mos el ma­yor nú­me­ro de ban­cas re­pu­bli­ca­nas en ries­go”, ex­pli­ca Ke­vin de Leon, se­na­dor es­ta­dual y candidato al Se­na­do fe­de­ral. “Hay mu­chos más es­ca­ños a mano en es­te es­ta­do que los que hay en otros es­ta­dos”, agre­ga. Co­lo­res. Se­gún el aná­li­sis rea­li­za­do por USC Dorn­si­fe, una en­cues­ta per­ma­nen­te de la Uni­ver­si­dad del Sur de Ca­li­for­nia jun­to a Los An­ge­les Ti­mes, el vo­to ge­né­ri­co –sin re­fe­ren­cia a los can­di­da­tos en la con­sul­ta– ha­cia el Par­ti­do De­mó­cra­ta al­can­za hoy el 57% fren­te al 40% de los re­pu­bli­ca­nos. Sin em­bar­go, los vo­tos que más cuen­tan son los que es­tán en dis­tri­tos que po­drían cam­biar de co­lor y la ma­yo­ría de asien­tos re­pu­bli­ca­nos en ries­go es­tán en Ca­li­for­nia.

“En la elec­ción de 2016 hu­bo 24 re­pu­bli­ca­nos elec­tos en dis­tri­tos don­de ga­nó Hi­llary, seis es­tán en Ca­li­for­nia y cua­tro de ellos en el con­da­do de Oran­ge del sur de Ca­li­for­nia”, ex­pli­ca An­dre Mou­chard, ana­lis­ta po­lí­ti­co del Oran­ge County Re­gis­ter. Es­te dis­tri­to fue his­tó­ri­ca­men­te re­pu­bli­cano y ha­bía muy po­ca in­ver­sión en pu­bli­ci­dad po­lí­ti­ca. Aho­ra ca­da anun­cio que hay en la te­le­vi­sión es so­bre la elec­ción.

Los de­mó­cra­tas de­ben al­zar­se con 23 lu­ga­res más pa­ra al­can­zar la ma­yo­ría y los ana­lis­tas de am­bos par­ti­dos coin­ci­den en que seis dis­tri­tos de Ca­li­for­nia se­rán cla­ves. Por eso los ac­ti­vis­tas tra­ba­jan por ca­da vo­to. “Usa­mos los tex­tos pa­ra lle­gar a los mi­llen­nials”, cuen­ta Ma­ri­ro­se Oc­chio, una de las vo­lun­ta­rias que ayu­da en la cam­pa­ña de­mó­cra­ta. Co­mo mu­chos otros, su mi­li­tan­cia tie­ne una ra­zón muy pun­tual: “El día de la elec­ción de 2016, de­ci­dí que te­nía que ha­cer al­go”. Re­cha­zo. El re­cha­zo a Trump apa­re­ce co­mo el prin­ci­pal im­pul­sor de los que tra­ba­jan en pos de una ola azul. “Es­ta es la pri­me­ra opor­tu­ni­dad que tie­nen los vo­tan­tes de de­cir qué pien­san so­bre lo que ocu­rrió en 2016, y los elec­to­res con los que he ha­bla­do me di­cen que vo­ta­rán pa­ra de­fen­der sus va­lo­res”, ex­pli­ca Ch­risty Smith, can­di­da­ta a la asam­blea es­ta­dual por el dis­tri­to 38, uno de los bas­tio­nes re­pu­bli­ca­nos cla­ves pa­ra una even­tual ma­yo­ría de­mó­cra­ta en la Cá­ma­ra ba­ja fe­de­ral.

En el cen­tro del dis­cur­so de cam­pa­ña de los de­mó­cra­tas de Ca­li­for­nia es­tá la fi­gu­ra de Do­nald Trump. Es­te es tal vez el úni­co pun­to en el que coin­ci­den con el pre­si­den­te que bus­ca ocu­par el cen­tro de la es­ce­na con un fuer­te dis­cur­so an­ti­in­mi­gran­te y per­ma­nen­tes re­fe­ren­cias a la Ca­ra­va­na de la Es­pe­ran­za.

“Trump es el ele­fan­te en el cuarto de vo­ta­ción, es­tá ha­cien­do to­do lo po­si­ble por es­tar en el cen­tro de la es­ce­na”, ex­pli­ca Ro­bert Sh­rum, his­tó­ri­co con­sul­tor de­mó­cra­ta y pro­fe­sor de USC. Y agre­ga: “Es­tá ape­lan­do a su ba­se más du­ra, con un dis­cur­so so­bre la in­mi­gra­ción y sin re­fe­ren­cias a la eco­no­mía, mien­tras que los de­mó­cra­tas es­tán po­nien­do el acen­to en la asis­ten­cia mé­di­ca y la equi­dad eco­nó­mi­ca”.

En Ca­li­for­nia, el dis­cur­so de Trump no pa­re­ce el que me­jor se ajus­ta a la ne­ce­si­dad de los can­di­da­tos lo­ca­les. En el con­da­do de Los An­ge­les, des­ta­ca el je­fe lo­cal de los re­pu­bli­ca­nos, Shawn Steel: “Lle­va­mos a la le­gis­la­tu­ra a ocho dipu­tados de ori­gen asiá­ti­co y en los cua­tro asien­tos más dispu­tados de es­ta elec­ción pa­ra la Cá­ma­ra hay tres can­di­da­tas mu­je­res, una de ellas asiá­ti­ca, mien­tras los de­mó­cra­tas pre­sen­tan a cua­tro hom­bres blan­cos”.

Steel con­fir­ma igual­men­te su ad­he­sión a Trump. Al re­fe­rir­se a la ca­ra­va­na de in­mi­gran­tes que par­tió de Hon­du­ras ha­bla de una “hor­da que quie­re sal­tar­se la fi­la” y la de­fi­ne co­mo un “pe­li­gro exis­ten­cial”. Pe­ro lue­go acla­ra: “Es­ta­mos a fa­vor de la in­mi­gra­ción, pe­ro de la in­mi­gra­ción le­gal”. Co­mo tan­tos otros re­pu­bli­ca­nos, tra­ba­jó en con­tra de la can­di­da­tu­ra del mag­na­te: “Apo­yé a los otros 16 can­di­da­tos, has­ta que no que­dó nin­guno”.

Pe­ro le re­co­no­ce un mé­ri­to: “Trump jun­tó a la cla­se tra­ba- ja­do­ra con la cla­se me­dia re­pu­bli­ca­na”. Re­co­no­ce tam­bién el ries­go de per­der la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, pe­ro no du­da en que Trump se­rá re­elec­to, con o sin “ola azul”. “Los de­mó­cra­tas no tie­nen a na­die pa­ra ha­cer­le fren­te”, in­sis­te es­pe­ran­za­do. Al­go de ra­zón tie­ne. En los úl­ti­mos días, el ex pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma mul­ti­pli­có sus apa­ri­cio­nes pú­bli­cas, y en los me­dios apa­re­ce co­mo la con­tra­fi­gu­ra de Trump en una elec­ción fuer­te­men­te po­la­ri­za­da en­tre los se­gui­do­res del pre­si­den­te y sus de­trac­to­res. *Des­de Los An­ge­les.

FO­TOS: AP Y CE­DOC PER­FIL

CALL CEN­TER. Vo­lun­ta­rios lla­man a mo­vi­li­zar­se pa­ra vo­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.