Sin he­ge­mo­nía po­lí­ti­ca, lle­gan nue­vos vien­tos pa­ra la eco­no­mía

Se­gún ana­lis­tas, la ex­pec­ta­ti­va de un re­cam­bio en 2015 alen­ta­rá in­ver­sio­nes. El gol­pe de las ur­nas obli­ga­rá al Go­bierno a no di­la­tar más un ‘ser­vi­ce’ pa­ra el mo­de­lo.

Perfil (Lunes) - - EDICION ESPECIAL - JAI­RO STRACCIA

La de­rro­ta del kirch­ne­ris­mo ayer en los prin­ci­pa­les dis­tri­tos de todo el país es una ma­la no­ti­cia po­lí­ti­ca pa­ra la ad­mi­nis­tra­ción de Cris­ti­na Kirch­ner, pe­ro al mis­mo tiem­po pue­de con­ver­tir­se en una ines­pe­ra­da in­yec­ción aními­ca pa­ra la eco­no­mía de ca­ra a la tran­si­ción ha­cia 2015, se­gún opi­na­ron di­ver­sos eco­no­mis­tas con­sul­ta­dos por PER­FIL.

El triun­fo de la opo­si­ción ya en las pri­ma­rias ha­bía desata­do lo que en el mer­ca­do de ca­pi­ta­les se vi­vió co­mo una ce­le­bra­ción de que den­tro de dos años ha­brá un re­cam­bio po­lí­ti­co en la Casa Ro­sa­da. En los úl­ti­mos tres me­ses, sal­ta­ron la Bol­sa y los bo­nos, y em­pe­za­ron a llo­ver pe­di­dos de in­for­mes de fon­dos de in­ver­sión so­bre em­pre­sas que apa­re­cen “ba­ra­tas” en el con­tex­to re­gio­nal. El re­sul­ta­do de ayer, acen­túa esa ten­den­cia.

“La gen­te pre­vé un cam­bio de ai­re de ten­den­cia y pue­de an­ti­ci­par­se a ese nue­vo cam­bio”, ex­pli­ca Or­lan­do Fe­rre­res, del es­tu­dio ho­mó­ni­mo. Se­gún su eva­lua­ción, hoy las em­pre­sas ar­gen­ti­nas va­len la mi­tad de fir­mas si­mi­la­res de Bra­sil. Son una ten­ta­ción pa­ra in­ver­so­res que es­tán al ace­cho, es­pe­ran­do con­fir­mar que fi­gu­ras más pro es­ta­blish­ment, co­mo Da­niel Scioli o Ser­gio Mas­sa, pue­den lle­gar a la Casa Ro­sa­da y alen­tar un “cam­bio en el cli­ma de ne­go­cios”.

“Creo que la vi­sión que exis­te ac­tual­men­te de re­cam­bio po­lí­ti­co ter­mi­na ayu­dan­do al Go­bierno”, coin­ci­de Ca­mi­lo Tis­cor­nia. “Una cla­ra mues­tra de es­to es lo que su­ce­de en el mer­ca­do de ca­pi­ta­les en don­de los ac­ti­vos es­tán cre­cien­to por la ex­pec­ta­ti­va que se abrió tras las PA­SO”, apun­tó. Es­to pue­de te­ner un efec­to en el me­diano pla­zo, se­gún opi­nó el ana­lis­ta Eduar­do Levy Ye­ya­ti du­ran­te el úl­ti­mo 49 º Co­lo­quio de IDEA en Mar del Pla­ta. Pue­de ge­ne­rar un in­gre­so de di­vi­sas que ase­gu­ren un pi­so “no tan ba­jo de re­ser­vas” pa­ra 2015. La Ar­gen­ti­na tie­ne por de­lan­te ven­ci­mien­tos de deu­da en dó­la­res por el equi­va­len­te a la mi­tad del stock de US$ 34.000 millones que tie­ne hoy el Ban­co Cen­tral, re­cuer­da Ma­ri­na Dal Poggetto, del Es­tu­dio Bein.

Más allá de que ha­ya un “efec­to fin de ci­clo” que ga­ti­lle un in­gre­so de di­vi­sas, la de- rro­ta ofi­cia­lis­ta tam­bién pue­de ser po­si­ti­va pa­ra la eco­no­mía por­que “obli­ga­rá” al Go­bierno a to­mar de­ci­sio­nes que el mo­de­lo es­tá es­pe­ran­do. Di­ce Fe­rre­res: “Mu­cha gen­te del 54% que ha­bía vo­ta­do a CFK se sien­te de­sen­can­ta­da; hay que ha­cer co­rrec­cio­nes por la

ex­pec­ta­ti­va que ha­bía, y hay que ha­cer­las por­que el ni­vel de re­ser­vas no da pa­ra se­guir a 2015”. Des­de el Plan Fe­nix, Abraham Gak, ra­ti­fi­ca que “el Go­bierno no se que­da­rá de bra­zos cru­za­dos”, y que se ocu­pa­rá de la in­fla­ción y bus­ca­rá otro mo­de­lo in­dus­trial, aun­que des­cree del “dis­cur­so del fin de ci­clo”. Más pe­si­mis­ta, Luis Pal­ma Ca­né, de la con­sul­to­ra Fi­ma­des, opi­na que “el Go­bierno va a pro­fun­di­zar el mo­de­lo”, y preanun­cia una “eco­no­mía anémi­ca”.

Con todo, el “efec­to elec­to­ral” po­dría di­luir­se por una cues­tión de fon­do: la Presidenta es­tá en re­po­so mé­di­co y na­die de­fi­ne cuál de las re­ce­tas que hay en el Go­bierno es la que hay que adop­tar. Y van des­de pro­fun­di­zar el ce­po has­ta ha­cer­le un lif­ting fi­nan­cie­ro al kirch­ne­ris­mo pa­ra que le pres­ten dó­la­res.

MO­DE­RA­DO I. Los sec­to­res em­pre­sa­rios ce­le­bran la irrup­ción de Mas­sa co­mo un lí­mi­te a las po­lí­ti­cas

LEO MIRVOIS

MO­DE­RA­DO II. Scioli es vis­to co­mo la “con­ti­nui­dad con cam­bio”.

SER­GIO PIE­MON­TE

re­gu­la­do­ras de la ac­ti­vi­dad pri­va­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.