Echan a 58 je­fes bo­nae­ren­ses Son co­mi­sa­rios que no pre­sen­ta­ron de­cla­ra­ción de bie­nes

Se ne­ga­ron a pre­sen­tar su de­cla­ra­ción ju­ra­da de bie­nes, una obli­ga­ción que al­can­zó a 6.341

Perfil (Sabado) - - PORTADA - EZE­QUIEL SPILLMAN

Lo de­ci­dió el Mi­nis­te­rio de Se­gu­ri­dad al cum­plir­se un año de la exi­gen­cia de la go­ber­na­do­ra Vidal, que al­can­za­ba a cer­ca de 6 mil po­li­cías pro­vin­cia­les. Los efec­ti­vos se­rán ce­san­tea­dos de la fuer­za.

Los in­for­ma­ron. Lue­go los in­ti­ma­ron. Des­pués tu­vie­ron cin­co días de sus­pen­sión. Pe­ro no fue su­fi­cien­te. El go­bierno bo­nae­ren­se de Ma­ría Eu­ge­nia Vidal de­ci­dió echar a 58 po­li­cías que ocu­pan car­gos je­rár­qui­cos en la Bo­nae­ren­se por no pre­sen­tar su de­cla­ra­ción ju­ra­da de bie­nes. Es la ma­yor can­ti­dad de ce­san­tea­dos, de una so­la vez, des­de que asu­mió Cam­bie­mos en la Pro­vin­cia.

Ade­más, se tra­ta de una exi­gen­cia obli­ga­to­ria pa­ra to­dos los fun­cio­na­rios pro­vin­cia­les tras el De­cre­to 116 que fir­mó la go­ber­na­do­ra en abril. A raíz de eso, se fue am­plian­do el pla­zo pa­ra que to­dos los co­mi­sa­rios y sub­co­mi­sa­rios co­men­za­ran a rea­li­zar sus pre­sen­ta­cio­nes. Sin em­bar­go, el Mi­nis­te­rio de Se­gu­ri­dad bo­nae­ren­se que en­ca­be­za Cris­tian Ri­ton­do de­tec­tó 58 ca­sos en los que no se pre­sen­tó nin­gu­na do­cu­men­ta­ción vin­cu­la­da al pa­tri­mo­nio a enero.

La nó­mi­na de po­li­cías que de­ja­rán de for­mar par­te de la fuer­za se com­po­ne de:

- 1 co­mi­sa­rio ma­yor;

- 3 co­mi­sa­rios ins­pec­to­res;

- 14 co­mi­sa­rios;

- 37 sub­co­mi­sa­rios;

- 2 ofi­cia­les prin­ci­pa­les y 1 ins­pec­tor.

Se­gún fuen­tes ofi­cia­les, la gran ma­yo­ría se desem­pe­ña en el Co­nur­bano, La Pla­ta y Quil­mes.

Ade­más de ello, fue­ron de­nun­cia­dos en la Uni­dad de In­ves­ti­ga­cio­nes Fi­nan­cie­ras (UIF) y an­te la Pro­cu­ra­du­ría de Cri­mi­na­li­dad Eco­nó­mi­ca y La­va­do de Ac­ti­vos (Pro­ce­lac), pa­ra que pue­dan co­te­jar si hay de­nun­cias so­bre ellos.

La de­ci­sión, que se man­tu­vo en es­tric­ta re­ser­va, se to­mó en los úl­ti­mos días tras una se­rie de reunio­nes en las que par­ti­ci­pa­ron Vidal, Ri­ton­do, el je­fe de Ga­bi­ne­te Fe­de­ri­co Sal­vai, y el je­fe de Asun­tos In­ter­nos, el abo­ga­do Gui­ller­mo Be­rra. En la úl­ti­ma, una reunión de se­gui­mien­to de ges­tión, aún res­ta­ban 129 po­li­cías de los que no cons­ta­ba trá­mi­te al­guno. Por ello, to­dos ellos fue­ron sus­pen­di­dos cin­co días en sus fun­cio­nes con el co­rres­pon­dien­te des­cuen­to en su sa­la­rio. Fue en sep­tiem­bre, lue­go de las in­ti­ma­cio­nes y las nu­me­ro­sas ad­ver­ten­cias que reali­zó el Mi­nis­te­rio de Se­gu­ri­dad.

“¿No pre­sen­ta­ron na­da to­da­vía? Hay que sa­car­los en­ton­ces”, les di­jo Vidal. Ri­ton­do res­pon­dió que fal­ta­ba un úl­ti­mo trá­mi­te: ave­ri­guar si, ade­más de Asun­tos In­ter­nos, ha­bían rea­li­za­do al­gu­na pre­sen­ta­ción en la Es­cri­ba­nía de la Pro­vin­cia. Efec­ti­va­men­te al­gu­nos lo ha­bían he­cho. De allí que la ci­fra fi­nal al­can­zó a 58 po­li­cías. Los otros 71 se-

rán san­cio­na­dos por una fal­ta gra­ve: es­ta­ban obli­ga­dos a pre­sen­tar sus DDJJ en Asun­tos In­ter­nos tam­bién.

An­te­ce­den­tes. En es­te con­tex­to, Be­rra, un hom­bre de má­xi­ma con­fian­za de Vidal con quien tra­ba­ja des­de 2008, cuan­do fue su di­rec­tor de Le­gal y Téc­ni­ca en el en­ton­ces Mi­nis­te­rio de Desa­rro­llo So­cial por­te­ño, ya ve­nía acu­mu­lan­do in­for­ma­ción so­bre los sumarios ad­mi­nis­tra­ti­vos pa­ra po­der exo­ne­rar a quie­nes no pre­sen­ten sus in­for­mes y que no ha­ya nin­gún res­qui­cio le­gal pa­ra que in­ten­ten re­gre­sar a la fuer­za me­dian­te un am­pa­ro y al­gún juez “per­mi­si­vo”.

En es­te mar­co, tan­to el mi­nis­tro co­mo los fun­cio­na­rios de Se­gu­ri­dad, los vi­ce­mi­nis­tros Ma­tías Ran­zi­ni (quien ma­ne­ja el diá­lo­go con los in­ten­den­tes) o Ti­to Ven­tu­ra Ba­rrei­ro (quien tie­ne a su car­go las po­li­cías lo­ca­les) sue­len ev ita r la pa la­bra “pur­ga”. Ase­gu­ran que las pur­gas que se rea­li­za­ron en el pa­sa­do no fun­cio­na­ron y que, en to­do ca­so, son re­es­truc­tu­ra­cio­nes pa­ra sa­near la fuer­za. “No hay que en­viar un men­sa­je, acá no hay ca­za de bru­jas, hay ca­sos pun­tua­les y con­cre­tos”, ase­gu­ra Ri­ton­do.

La re­for­ma de la Po­li­cía Bo­nae­ren­se fue uno de los te­mas más de­li­ca­dos que en­ca­ró Vidal no bien lle­gó a La Pla­ta. Por ello to­mó tres de­ci­sio­nes cla­ves:

Obli­gar a pre­sen­tar las de­cla­ra­cio­nes ju­ra­das des­de el ran­go de sub­co­mi­sa­rio en ade­lan­te. Un re­qui­si­to iné­di­to pa­ra la fuer­za.

Rear­mar el es­que­ma de De­par­ta­men­ta­les pa­ra achi­car­las y re­di­se­ñar su fun­cio­na­mien­to. La fra­se ge­né­ri­ca en Se­gu­ri­dad era: “Hay más ca­ci­ques que in­dios”. In­clu­so ha­bía co­mi­sa­rios con fun­cio­nes du­pli­ca­das, o va­rios su­pe­rio­res pa­ra un mis­mo je­fe de ca­lle.

El pa­se a ma­nos de un ci­vil del je­fe de Asun­tos In­ter­nos y de la ad­mi­nis­tra­ción (Ig­na­cio Gre­co). Es de­cir, el ma­ne­jo de los adi­cio­na­les (ho­ras Po­lad), las com­pras y las plan­tas ve­ri­fi­ca­do­ras de vehícu­los, don­de se de­tec­ta­ron di­ver­sas irre­gu­la­ri­da­des.

“No hay una ca­za de bru­jas, hay ca­sos pun­tua­les y con­cre­tos”, di­jo Ri­ton­do

SEÑALADOS. El go­bierno de Ma­ría Eu­ge­nia Vidal de­nun­ció a los efec­ti­vos an­te la Uni­dad de In­ves­ti­ga­cio­nes Fi­nan­cie­ras (UIF) y la Pro­cu­ra­du­ría de Cri­mi­na­li­dad Eco­nó­mi­ca.

FOTOS: CEDOC PER­FIL

CONDUCCION. En­tre los cam­bios se ubi­có a un ci­vil en Asun­tos In­ter­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.