Es­ta­dos Uni­dos par­ti­ci­pa­rá de las ne­go­cia­cio­nes de paz so­bre Si­ria

El go­bierno de Er­do­gan di­jo que Was­hing­ton irá a la cum­bre de Ka­zajs­tán. Ru­sia, el otro ges­tor del en­cuen­tro, guar­dó si­len­cio.

Perfil (Sabado) - - INTERNACIONALES - 39 - AGEN­CIAS

Es­ta­dos Uni­dos par­ti­ci­pa­rá en las ne­go­cia­cio­nes so­bre el con­flic­to si­rio, in­for­mó ayer el go­bierno de Tur­quía, que jun­to a Mos­cú or­ga­ni­za es­ta reunión, pre­vis­ta el 23 de enero en Ka­zajs­tán, aun­que Ru­sia no se pro­nun­ció aún al res­pec­to. “Es­ta­dos Uni­dos de­fi­ni­ti­va­men­te de­be­ría es­tar in­vi­ta­do, y eso es lo que acor­da­mos con Ru­sia”, de­cla­ró a los pe­rio­dis­tas el mi­nis­tro tur­co de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, Me­vlut Ca­vu­so­glu, des­de Gi­ne­bra, des­pués de una con­fe­ren­cia in­ter­na­cio­nal so­bre Chi­pre.

La tre­gua en­tre el ejér­ci­to y los in­sur­gen­tes, en vi­gor des­de el 30 de di­ciem­bre, per­sis­te, de for­ma frá­gil, en la ma­yor par­te de los fren­tes. Es­te al­to el fue- go se con­si­de­ra un pre­lu­dio de las ne­go­cia­cio­nes en As­ta­na, la ca­pi­tal de Ka­zajs­tán, que em­pe­za­rán tres días des­pués de la to­ma de po­se­sión del nue­vo pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, Do­nald Trump. Or­ga­ni­za­do­res. El ce­se de las hos­ti­li­da­des, se­gui­do por las ne­go­cia­cio­nes en­tre el go­bierno de Bas­har al-As­sad y los re­bel­des, fue aus­pi­cia­do por Ru­sia, alia­da de Da­mas­co, y por Tur­quía, que apo­ya a los re­bel­des, tras la vic­to­ria del ré­gi­men en Ale­po el 22 de di­ciem­bre. La ad­mi­nis­tra­ción de Ba­rack Oba­ma fue en­ton­ces de­ja­da al mar­gen, pe­ro la de Trump se­ría in­te­gra­da a la me­sa de ne­go­cia­cio­nes.

“Ru­sia es­tá de acuer­do en que Es­ta­dos Uni­dos asis­ta a las con­ver­sa­cio­nes de paz so­bre Si­ria”, in­di­có el je­fe de la di­plo­ma­cia tur­ca.

Sin em­bar­go, lla­mó la aten­ción del go­bierno co­man­da­do por Vladimir Pu­tin, que evi­tó re­fe­rir­se a esa po­si­bi­li­dad, en mo­men­tos en que sus re­la­cio­nes con la Ca­sa Blan­ca no pa­san un buen mo­men­to. “No pue­do pro­nun­ciar­me. Por su­pues­to, so­mos fa­vo­ra­bles a una re­pre­sen­ta­ción lo más am­plia po­si­ble de to­das las par­tes. Pe­ro no pue­do res­pon­der con­cre­ta­men­te por el mo­men­to”, de­cla­ró el vo­ce­ro del Krem­lin, Di­mi­tri Pes­kov. Con­flic­to. La tre­gua co­men­zó el 30 de di­ciem­bre y tra­jo un res­pi­ro al país, aun­que en al­gu­nas zo­nas si­guen los com­ba­tes. “Ne­ce­si­ta­mos man­te­ner el ce­se del fue­go”, di­jo Cav uso­glu. “Es­to es esen­cial pa­ra las con­ver­sa­cio­nes de As­ta­na”, in­di­có.

El mi­nis­tro tur­co de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res di­jo que las in­vi­ta­cio­nes a las con­ver­sa­cio­nes se­rán en­via­das la pró­xi­ma se­ma­na y que Was­hing­ton de­be­ría es­tar pre­sen­te. “Na­die pue­de ig­no­rar el rol de Es­ta­dos Uni­dos. Y es­to es una po­si­ción de prin­ci­pios pa­ra Tur­quía”, afir­mó. “Los que han con­tri­bui­do o van a con­tri­buir de­be­rían es­tar ahí, y no só­lo pa­ra las fo­tos de fa­mi­lia”, agre­gó.

Tur­quía es un miem­bro cla­ve de la OTAN y un alia­do de Was­hing­ton en la re­gión. Pu­tin, en tan­to, bus­ca me­jo­rar las re­la­cio­nes con los Es­ta­dos Uni­dos, da­ña­das por acu­sa­cio­nes de ci­be­ra­ta­ques du­ran­te las úl­ti­mas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, tras la asun­ción de Trump. El con­flic­to en Si­ria se­rá el cam­po don­de di­ri­mi­rán sus di­fe­ren­cias.

AP

HABIL. El pre­si­den­te tur­co es alia­do de la Ca­sa Blan­ca en la OTAN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.