“El go­bierno ar­gen­tino sa­be có­mo Irán pue­de ayu­dar a es­cla­re­cer el ca­so AMIA”

El nue­vo en­car­ga­do de Ne­go­cios y, en la prác­ti­ca, em­ba­ja­dor de la re­pú­bli­ca is­lá­mi­ca en nues­tro país, es­tu­vo en la re­dac­ción de PER­FIL y, por pri­me­ra vez, con­ce­dió un re­por­ta­je a un me­dio lo­cal. Con an­te­ce­den­tes más “de ca­rre­ra” que po­lí­ti­cos, se re­fi­rió

Perfil (Sabado) - - PROTAGONISTAS - 57 - LA­LA TOUTONIAN*

“La ban­de­ra en con­tra del te­rro­ris­mo es­tá en ma­nos de Irán”, di­ce el se­ñor Moham­mad Far­had Ko­lei­ni en al­gún mo­men­to de la en­tre­vis­ta ex­clu­si­va de PER­FIL. Ko­lei­ni es el nue­vo en­car­ga­do de Ne­go­cios de la Em­ba­ja­da de Irán en nues­tro país des­de ha­ce ape­nas dos me­ses. Has­ta aho­ra no ha­bló, pe­se a que tie­ne mu­cho pa­ra de­cir: las re­la­cio­nes en­tre los dos paí­ses es­tán tran­si­das por pa­la­bras de tan­to sig­ni­fi­ca­do co­mo “me­mo­rán­dum”, “AMIA”, “Nis­man”.

Ko­lei­ni es­tá re­cién lle­ga­do al país, en el me­dio de una re­la­ción bi­la­te­ral en la que las acu­sa­cio­nes so­bre los víncu­los de la em­ba­ja­da que con­du­ce –de he­cho, su car­go es, en la prác­ti­ca, de em­ba­ja­dor– in­cu­yen acu­sa­cio­nes que la vin­cu­lan con nom­bres co­mo los de Luis D’Elía o Fer­nan­do Es­te­che.

Aun así, es­te di­plo­má­ti­co de ca­rre­ra, ex­per­to en cues­tio­nes de es­ta­te­gias geo­po­lí­ti­cas, la nue­va ca­ra de la re­pre­sen­ta­ción ira­ní en Ar­gen­ti­na, se acer­có has­ta la re­dac­ción del dia­rio y, en un cla­rí­si­mo es­pa­ñol, se re­fi­rió a los desafíos que pre­su­po­ne es­ta nue­va ges­tión. Diá­lo­go. Tras el aten­ta­do ocu­rri­do en 1994 con­tra la mu­tual de la AMIA, por el que se acu­só a ciu­da­da­nos ira­níes co­mo au­to­res ma­te­ria­les e in­te­lec­tua­les del he­cho sin pre­ce­den­tes en nues­tro país, que de­jó 85 muer­tos, las re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas con Tehe­rán que­da­ron des­de en­ton­ces re­du­ci­das a un en­car­ga­do de Ne­go­cios a car­go de la em­ba­ja­da. Su an­te­ce­sor, Ah­mad Re­za Kheir­mand, de­jó su pues­to a fi­nes de 2016 y des­de en­ton­ces Ko­lei­ni se ha ins­ta­la­do en Bue- nos Ai­res con su es­po­sa y una de sus tres hi­jas.

“En pri­mer lu­gar, de­bo de­cir que Ar­gen­ti­na es, vía el mar, nues­tro ve­cino, y a par­tir de en­fren­tar­nos a una vi­sión geo­po­lí­ti­ca más mo­der­na, en­ton­ces po­de­mos de­cir que en­tre Irán y Ar­gen­ti­na se pue­den bus­car y po­de­mos co­la­bo­rar mu­cho más que an­tes. Y yo es­toy aquí a dis­po­si­ción de las au­to­ri­da­des ar­gen­ti­nas pa­ra ver có­mo po­de­mos bus­car el fu­tu­ro y te­ner una coope­ra­ción en con­jun­to”, co­mien­za Ko­lei­ni.

—Con­si­de­ran­do los pro­ble­mas en es­te pa­sa­do in­me­dia­to en la re­la­ción ar­gen­tino-ira­ní, có­mo se pro­yec­ta una so­lu­ción de­be ser la prio­ri­dad a con­si­de­rar.

—Per­so­nal­men­te, pien­so que po­de­mos te­ner una re­la­ción con to­das las co­mu­ni­da­des que vi­ven en es­te país, ten­go mis pro-

Na­ció en Shi­raz en 1961. Es­tá ca­sa­do y tie­ne tres hi­jas, una de las cua­les vino a Bue­nos Ai­res con la fa­mi­lia.

Co­men­zó su ca­rre­ra di­plo­má­ti­ca en la Can­ci­lle­ría en 1973. Es­tu­vo en la an­ti­gua Unión So­vié­ti­ca y lue­go en La Ha­ba­na.

Du­ran­te más de diez años fue em­ba­ja­dor de Ar­me­nia. De he­cho, su hi­ja me­nor na­ció en ese país. Fue je­fe del De­par­ta­men­to de Asia del Mi­nis­te­rio de Asun­tos Ex­te­rio­res y vi­ce del Co­mi­té de Po­lí­ti­ca Ex­te­rior den­tro del Con­se­jo de Es­ta­do de Irán. pias his­to­rias per­so­na­les ya que mi ge­ne­ra­ción lle­ga al pro­fe­ta Abraham, en­ton­ces te­ne­mos una his­to­ria que po­de­mos for­mar, un diá­lo­go con to­das las co­mu­ni­da­des, con los ar­gen­ti­nos, con los ar­me­nios, los cris­tia­nos, los ju­díos. Po­de­mos bus­car un ca­mino me­jor que an­tes. Dos más dos son cua­tro.

—Con res­pec­to a la in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial, ¿hay una nue­va pos­tu­ra del go­bierno ira­ní?

—Siem­pre he­mos de­cla­ra­do es­tar en co­la­bo­ra­ción con cual­quier go­bierno que go­bier­ne es­te país. Y tan­to los que es­tu­vie­ron an­tes co­mo los ac­tua­les lo sa­ben per­fec­ta­men­te. En es­te mun­do que es­ta­mos vi­vien­do, creo que ne­ce­si­ta­mos un acer­ca­mien­to co­mún pa­ra en­fren­tar­nos al te­rro­ris­mo. Y por es­ta si­tua­ción que ha pa­sa­do (AMIA), la cual he­mos con­de­na­do fuer­te­men­te, ne­ce­si­ta­mos más coope­ra­ción, más en­ten­di­mien­to en­tre Irán y Ar­gen­ti­na, y tam­bién la par­ti­ci­pa­ción de los paí­ses europeos, que sa­ben có­mo es­tá lu­chan­do Irán en con­tra del te­rro­ris­mo, y en Me­dio Orien­te, la ban­de­ra en con­tra del te­rro­ris­mo es­tá en ma­nos de Irán, so­bre to­do en Me­dio Orien­te. Es­te diá­lo­go se pue­de am­pliar.

—¿Có­mo pien­san co­la­bo­rar con la Jus­ti­cia ar­gen­ti­na?

—El Go­bierno ar­gen­tino es­tá al tan­to. Me­mo­rán­dum. Una de las co­sas que des­con­cier­tan al fla­man­te re­pre­sen­tan­te de Irán es que en Ar­gen­ti­na se afir­me que su país no ra­ti­fi­có el po­lé­mi­co me­mo­ran­dum acor­da­do por Tehe­rán con el go­bierno de Cris­ti­na Kirch­ner, que crea­ba una co­mi­sión in­ter­na­cio­nal pa­ra juz­gar a los acu­sa­dos por la cau­sa AMIA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.