DE­NUN­CIA PE­NAL EN NE­WELL’S

Perfil (Sabado) - - DEPORTES -

Ni uno, ni dos. Luis Ad­vín­cu­la, el de­fen­sor de la se­lec­ción pe­rua­na que el año pa­sa­do ju­gó en Ne­wel l’s, fi r mó con el club ro­sa­rino tres con­tra­tos, lo que ori­gi­nó una de­nun­cia pe­nal y otra por frau­de con­tra los ex di­rec­ti­vos Jor­ge Ri­cob­be­lli (vi­ce pri­me­ro) y Pa­blo Mo­ro­sano (se­cre­ta­rio).

Por es­tar ba­jo una coad­mi­nis­tra­ción ju­di­cial, Ne­well’s es muy es­tric­to con la fir­ma de los víncu­los la­bo­ra­les. Sin em­bar­go, con Ad­vín­cu­la pa­só to­do lo con­tra­rio: el juez Fa­biá n Bel l i zia , qu ien con­tro­la el Or­gano Fi­du­cia­rio que in­ter­vie­ne en el con­cur­so pre­ven­ti­vo de la ins­ti­tu­ción, en­con­tró irre­gu­la­ri­da­des que lo lle­va­ron a ele­var una de­nun­cia pe­nal por “frau­de pro­ce­sal”, y otra en la Jus­ti­cia Fe­de­ral pa­ra que in­ves­ti­gue po­si­bles de­li­tos en ma­te­ria pe­nal eco­nó­mi­ca con­tra la an­te­rior ges­tión le­pro­sa. Aun­que Ri­cob­be­lli y Mo­ro­sano pre­sen­ta­ron una de­cla­ra­ción ju­ra­da an­te el juez en la que se afir­ma­ba que el de­fen­sor ha­bía fir­ma­do só­lo un con­tra­to (de 225 mil dó­la­res por 12 me­ses, más tres cuo­tas ex­tras), la de­nun­cia se ori­gi­nó por­que el pe­ruano te­nía otra par­te de sus in­gre­sos en ne­gro: un con­tra­to por “re­co­no­ci­mien­to a la tra­yec­to­ria”, y otro de “pres­ta­ción de ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les”. Ad­vín­cu­la, que se fue del club en di­ciem­bre, man­dó una in­ti­ma­ción pa­ra que le pa­guen esa par­te, que el juez Be­lli­zia nun­ca ha­bía au­to­ri­za­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.