El Go­bierno avan­za en un plan ali­men­ta­rio

La ini­cia­ti­va, pa­ra 2018, es par­te de las úl­ti­mas con­ce­sio­nes del ofi­cia­lis­mo a los mo­vi­mien­tos so­cia­les. In­clui­ría ma­yor va­rie­dad de ali­men­tos y ma­pa de zo­nas con ca­sos de malnu­tri­ción.

Perfil (Sabado) - - POLITICA - AN­DRES FIDANZA

El Go­bierno está cer­ca de lle­gar a otro pun­to de acuer­do con las or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les. Después de al­gu­nas fric­cio­nes y una reunión can­ce­la­da a úl­ti­mo mo­men­to, el ma­cris­mo em­pe­zó a mos­trar su ca­ra más ama­ble ha­cia los gru­pos piqueteros. La se­ma­na pa­sa­da ce­dió an­te los re­cla­mos res­pec­to a la apli­ca­ción de la Ley de Emer­gen­cia So­cial, y por es­tos días avan­za en una ne­go­cia­ción pa­ra desa­rro­llar un Plan de Se­gu­ri­dad Alimentaria.

En ca­so de ce­rrar la le­tra fi­na (las me­sas de diá­lo­go aún no em­pe­za­ron for­mal­men­te), el pro­gra­ma se desa­rro­lla­ría a par­tir de 2018. Pre­via­men­te, el ofi­cia­lis­mo en­sa­ya­ría una prueba pi­lo­to en al­gún mu­ni­ci­pio del co­n­ur­bano bo­nae­ren­se.

Se­gún el plan­teo ma­cris­ta, la ini­cia­ti­va de­be­ría in­cluir: una ma­yor va­rie­dad de ali­men­tos pa­ra me­ren­de­ros y co­me­do­res (ver­du­ras y fru­tas); un ma­pa con de­ta­lles de las zo­nas con si­tua­cio­nes de malnu­tri­ción; y has­ta la di­fu­sión de cla­ses de co­ci­na. El ti­ro­neo en­tre las or­gas y el Go­bierno pa­sa, una vez más, por el pre­su­pues­to y el ni­vel de vi­si­bi­li­dad que se le pre­ten­de dar al nue­vo plan.

La ministra de Desa­rro­llo So­cial, Ca­ro­li­na Stanley, ya ha­bi­li­tó una ron­da de en­cuen­tros en­tre fun­cio­na­rios y di­ri­gen­tes so­cia­les. An­tes, des­car­tó dos po­si­bi­li­da­des: que se san­cio­ne co­mo una ley es­pe­cí­fi­ca (lo que le da­ría ma­yor en­ti­dad) y que ha­ga fo­co en el pro­ble­ma del ham­bre. Los ope­ra­do­res de la ministra con­tra­ofer­ta­ron ha­cer én­fa­sis en los ca­sos de malnu­tri­ción. El cam­bio de eje per­mi­te una pre­sen­ta­ción pú­bli­ca me­nos dra­má­ti­ca del te­ma.

Así, al desechar la vía le­gis­la­ti­va, que­da­ron ca­si sin chan­ces al­gu­nos pro­yec­tos. Por ejem­plo, la “Ley de Emer­gen­cia So­cial Alimentaria”, idea­da por el blo­que de Dipu­tados del Movimiento Evi­ta, cer­cano a la Con­fe­de­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res de la Eco­no­mía Po­pu­lar (CTEP). El co­lec­ti­vo Ba­rrios de Pie, bra­zo te­rri­to­rial de Li­bres del Sur, tam­bién pre­ten­día que se vo­ta­ra en el Con­gre­so. Por es­tas ho­ras, los mi­li­tan­tes de Ba­rrios es­tán de­fi­nien­do los de­ta­lles de su pro­pio plan: su ob­je­ti­vo es que el Es­ta­do, con la ayu­da de las or­ga­ni­za­cio­nes y la Iglesia, de­tec­te y asista a me­no­res de 16 años malnu­tri­dos. Stanley ya de­sig­nó a su sub­se­cre­ta­ria de Po­lí­ti­cas Ali­men­ta­rias, Ana Vol­pa­to, pa­ra es­tar a car­go del nue­vo pro­gra­ma. En los pró­xi­mos días, el vi­ce­mi­nis­tro de Desa­rro­llo, Car­los Pe­dri­ni, se re­uni­rá con los re­pre­sen­tan­tes de las or­ga­ni­za­cio­nes pa­ra con­ti­nuar con las ne­go­cia­cio­nes.

A la fe­cha, Desa­rro­llo So­cial in­vier­te unos 300 mi­llo­nes de pe­sos por mes en los me­ren­de­ros de to­do el país. Y pa­ga a los co­me­do­res ca­si 13 pe­sos por ca­da me­nú, a cam­bio de los tic­kets de com­pras y el lis­ta­do de los be­ne­fi­cia­rios. Si bien el plan ali­men­ta­rio no ten­drá ran­go de ley, tal co­mo que­rían los di­ri­gen­tes so­cia­les, cer­ca de Stanley pro­me­ten una suba sen­si­ble de re­cur­sos pa­ra 2018.

De con­cre­tar­se, Desa­rro­llo So­cial se con­so­li­da­rá co­mo uno de los mi­nis­te­rios más po­de­ro­sos y be­ne­fi­cia­dos. Ac­tual­men­te, re­pre­sen­ta el ter­cer pre­su­pues­to de la Na­ción. Y en 2017 au­men­tó un 27%, sin con­tar el plus ga­na­do (30 mil mi­llo­nes de pe­sos, des­de 2017 a 2019) a par­tir de la Ley de Emer­gen­cia So­cial.

CEDOC PER­FIL

RE­CLA­MOS. Ba­rrios de Pie de­li­nea su pro­pio pro­yec­to. La ministra Stanley ya tra­ba­ja en el asun­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.